VERSIÓN CLÁSICA  

 

Historia de los Burgundios

Enlaces Relacionados





Los burgundios eran germanos orientales y, según Plinio, provendrían de la actual Pomerania, si bien, se ha señalado que es probable que sean originarios de la montañosa Bornholm danesa, dado que burgundio podría significar "habitante de la montaña". Sus contacto con Roma se inician una vez se asientan en el valle superior del Main, penetrando en el Imperio en el año 406. A diferencia de alanos, suevos y vándalos, los burgundios prefieren instalarse de manera pacífica en el Imperio, llegando a concluir Honorio - según otros autores, el usurpador Jovino - en 413, un tratado con ellos.

Según algunos autores, sería poco después, en torno al 415, cuando los burgundios se convierten al catolicismo - desde el arrianismo -, lo que no sería sino una muestra de las buenas relaciones que procuran mantener con el Imperio. Según otros autores, esta conversión habría de retrasarla al S. VI, cuando los merovingios arremeten contra ellos, en lo que podría constituir una segunda conversión como la protagonizada por los suevos, convertidos por segunda con el fin de atraerse apoyos con los que neutralizar la embestida visigoda.

Sin embargo, en 435 deciden invadir Bélgica abandonando su asentamiento fronterizo en torno a Worms y Spira, invasión que sería rechazada por Aecio. Sin embargo, el enfrentamiento es tan duro, que los burgundios ya no tienen fuerza suficiente para guarnecer la frontera de cara a los bárbaros ultrarenanos, por lo cual, serán instalados en Sapudia (Saboya) para completar el dispositivo articulado por Roma para contrarrestar a los visigodos de Toulouse.

Como en la mayor parte de los casos analizados en el presente artículo, también los burgundios implementaron el dualismo promulgando una ley propia, la Lex borgundiorum, a la par que el rey de los burgundios se presentaba, además, como patricio o magister militum para los galo-romanos.

Será, precisamente, la excepcional posición geoestratégica que ocupaban entre la Galia, Italia y Germania, el motivo por el que serán presionados desde todas las fronteras, por ostrogodos y alamanes, pero muy especialmente por los francos merovingios, que conseguirán absorver a este pueblo, haciendo desaparecer otro de los más importantes reinos bárbaros.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
Jorge Martín Quintana)


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias