VERSIÓN CLÁSICA  

 

Guía del Arte Mudéjar en la provincia de Cáceres

Portada gótico mudéjar del Monasterio de Guadalupe. CáceresLa escasez de publicaciones sobre el patrimonio monumental de Extremadura puede ser una de las causas del desconocimiento general que existe sobre el mudéjar en estas tierras.

Se suele asociar el arte mudéjar con otras zonas como ciertas áreas castellanoleonesas, la mitad meridional de Aragón, los alrededores de Toledo y parte de Andalucía.

Sin embargo, Cáceres y Badajoz cuentan con importantes representaciones de arquitectura mudéjar. Especialmente, es el sur de Badajoz donde numéricamente, el patrimonio mudéjar descolla por su importancia.

No obstante, en Cáceres, perteneciente al largo periodo que va del siglo XIII al XVI se conserva buenas muestres de este peculiar arte. Un arte, el mudéjar, que a lo largo de 400 años evoluciona, y no sólo porque se ve influido por el discurrir artístico del arte cristiano: románico, gótico y renacentista, sino también por la propia evolución del arte musulmán.

Nos ocuparemos aquí de la iglesia de La Asunción de Galisteo, el Monasterio de Guadalupe, La Ermita de Nuestra Señora de Salor de Torrequemada y el Palacio de los Duques de Alba o Sotofermoso de Abadía.

Galisteo

Galisteo es una de las poblaciones más interesantes de la Vía de la Plata en Cáceres. Se encuentra en el norte de la provincia, no muy alejada de Plasencia.

Ábside románico mudéjar de la iglesia de La Asunción de Galisteo, junto a PlasenciaAdemás de la muralla almohade, nuestra atención se centra aquí en la iglesia parroquial de La Asunción. Este templo conserva la cabecera de ladrillo perteneciente al antiguo edificio mudéjar del siglo XIII de tradición románica. Aunque en ocasiones se ha querido ver relación de esta cabecera con el mudéjar toledano, más bien habría que asociarla a mudéjar salmantino, por sus estructuración mural de tipo castellanoleonés.

Tiene planta semicircular. Sobre un zócalo de mampostería, se sitúa un piso de arcos doblados de medio punto y por encima otro de arcos sencillos. La decoración de la cornisa es a base de ladrillos en esquinillas.

Palacio de los Duques de Alba o Palacio de Sotofermoso de Abadía

En la población de Abadía, en el Valle del Ambroz al norte de Cáceres, se encuentra el Palacio de los Duques de Alba. Inicialmente el edificio perteneció a un monasterio pero se convirtió en palacio de los Alba desde 1369.

Patio del Palacio de los Duques de Alba o Palacio de Sotofermoso de AbadíaEste palacio es conocido porque tuvo una de los mejores jardines renacentistas de España, a la moda italiana del siglo XVI.

A nosotros nos interesa más el patio cuadrado central, formado por dos pisos de arquerías de cinco arcos por lado y piso. El piso bajo es mudéjar de inicios del siglo XV. Se articula mediante columnas o pilares ochavados que soportan grandes y elegantes arcos túmidos de ladrillo encuadrados por alfiz. El superior es ya del siglo XVI, renacentista con arcos escarzanos, decorados con escudos de la Casa de Alba.

Ermita de Nuestra Señora del Salor de Torrequemada

Torrequemada es una población situada a 18 Km. al sureste de la ciudad de Cáceres.

A sólo 2 Km. de Torrequemada está la muy interesante Ermita de Nuestra Señora del Salor.

Se trata, en origen, de un edificio mudéjar primitivo de finales del siglo XIII o comienzos del XIV, relacionado con una fundación templaria (Cofradía de Nuestra Señora del Salor)

Su exterior es enormemente sobrio y no demasiado atractivo, por su fábrica de mampostería y ladrillo. Sólo una portada de dos arquivoltas apuntadas anima el conjunto

Sin embargo, el valor de la Ermita de Nuestra Señora del Salor se centra en el interior. Aunque la cabecera data de una reconstrucción del siglo XVII, el cuerpo del templo es el original, de tres naves, siendo de mayor altura la central. Los arcos estructurales son apuntados de ladrillo, apoyados sobre pilares graníticos.

Además de la estructura arquitectónica de la ermita, son destacables las diferentes pinturas murales halladas y que datan del siglo XIV, las más antiguas, y del XVI las modernas.

Monasterio de Guadalupe

Templete gótico mudéjar del Monasterio de GuadalupeEl Monasterio de Guadalupe es una de las obras cumbres del gótico mudéjar no sólo en Extremadura sino de toda España.

Tras la batalla del Salado, Alfonso XI ordena la construcción de una fortaleza con una iglesia adosada. La iglesia debió construirse a finales del siglo XIV y debió estar terminada en los primeros años del siglo XV. Cuando Los jerónimos se hacen cargo del monasterio en 1389 comienzan importantes obras de reforma como la fastuosa fachada meridional que sirve de entrada al templo, la construcción del claustro mudéjar incluyendo su célebre templete.

Fachada mudéjar del Monasterio de GuadalupeLa citada fachada tiene puertas de arcos apuntados superados por tímpanos, marcos rectangulares y un gran rosetón, todo con tracerías flamígeras muy mudejarizadas.

El claustro de Guadalupe es de espectaculares dimensiones y formado por un cuadrilátero de tramos formados por dos pisos formados por arcos apuntados de herradura sobre pilares ochavados.

En el centro se erigió un originalísimo templete en el cual se funde armoniosamente las formas góticas e islámicas formando una especie de pirámide de gabletes de exquisito aspecto.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias