VERSIÓN CLÁSICA  

 

Arte Mudéjar en León

El nacimiento de la arquitectura mudéjar en León

Es comúnmente aceptado que la aparición del mudéjar hay que fecharla durante el siglo XII en la, por entonces, poderosa ciudad leonesa de Sahagún. Esta población del Camino de Santiago se convirtió en un fuerte centro religioso y económico en los siglos XI y XII como afirma el Códice Calixtino: "prodigio de todo tipo de bienes".

Interior de la iglesia de San Tirso, Sahagún. LeónEs posible que algunas cuadrillas de alarifes de la recién reconquistada ciudad de Toledo fueran contratadas para acelerar los diversos proyectos arquitectónicos románicos que en ese momento se desarrollaban en la ciudad leonesa.

En esas últimas décadas de la duodécima centuria, las iglesias de San Tirso, San Pedro de Dueñas, ambas de Sahagún, y Santervás de Campos, de Valladolid, pararon sus costosas fábricas de sillería románica para ser continuadas con ladrillo. Es en este momento cuando nace una decoración novedosa, todavía dubitativa pero con acusada personalidad. Había nacido un nuevo tipo de arte.

Este mudéjar, nacido en Castilla y León a partir del románico pero que adquiere identidad propia por su material y decoración, se le ha denominado de diversas maneras: "románico de ladrillo", "románico mudéjar" y "primer mudéjar castellanoleonés".

En el siglo XIII, el "invento" se consolida y extiende hacia el sur, a tierras llanas y con escasas canteras de piedra (Zamora, Salamanca, Valladolid, Ávila y Segovia) llegando a alcanzar a las provincias de Madrid y Guadalajara.

Para el éxito de su difusión en un territorio inicialmente dominado por el románico puro hay que contar con la probable existencia de población mudéjar en estas comarcas castellanoleonesas que conociera las técnicas de construcción con ladrillo.

Pero más aún, el factor decisivo es la economía y rapidez que este modo de proceder aportaba respecto al uso de la piedra de cantería. Otra razón importante que afecta a extensas comarcas castellanas, y que con frecuencia pasa desapercibida, es la escasez de buenas canteras de piedra que obligaba la edificación con ladrillos en combinación con mampostería.

Sahagún y su comarca

Sahagún es una de las más destacadas escalas del Camino de Santiago y lugar de interesante historia.

Aquí existió uno de los más poderosos cenobios de la España cristiana medieval. Originario del año 880 (Alfonso el Magno), durante los siglos fue ganando poder hasta llegar a dominar sobre más de noventa monasterios e iglesias, en época de Alfonso VI. De la última construcción románica de este monasterio (de pleno siglo XII) no quedan sino restos mínimos.

San Tirso

La iglesia de San Tirso es muy importante pues se considera que fue una de las primeras iglesias románicas españolas en que se reemplaza la piedra por el ladrillo para llegar a ser lo que se ha venido en denominar Románico-Mudéjar.

Parece que se inició su edificación en las primeras décadas del siglo XII.

Cabecera y torre mudéjar de San Tirso de Sahagún

Lo que se conserva de este periodo es la cabecera con tres ábsides y la torre que se erige sobre el transepto. La decoración de los dos ábsides laterales se invierte con respecto al ensayado en el central.

La torre es portentosa desde el punto de vista arquitectónico. Sobre un cuerpo troncopiramidal se alzan otros tres más con arquerías, teniendo los inferiores columnas pétreas como apoyos.

En el interior llama la atención que el trazado de los arcos triunfales es de herradura.

San Lorenzo

San Lorenzo es otro magnífico ejemplar del románico mudéjar, aunque ya en su fase "clásica" que se extiende por toda la Tierra de Pinares castellana. Data de comienzos del siglo XIII, como tantas construcciones de este estilo.

Iglesia mudéjar de San Lorenzo de Sahagún

De grandes dimensiones, su estructura es similar a San Tirso pero su material de construcción es plenamente de ladrillo.

La cabecera tiene tres ábsides con bellas arquerías de herradura y alfiz.

La enorme torre presenta cuatro cuerpos. El inferior tiene arcos ciegos, los dos superiores presentan cuatro vanos con arcos doblados, y el último cinco vanos rodeados de arco sencillo.

San Pedro de Dueñas, junto a Sahagún

A 5,1 km de Sahagún, se debe visitar el famoso Monasterio de San Pedro de las Dueñas, otro edificio que se comenzó en románico puro de piedra y se finalizó en ladrillo, considerándola otra de las primeras obras de estilo mudéjar de España.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias