VERSIÓN CLÁSICA  

 

Guía monumental (arte e historia) de Fermoselle, Zamora

Fermoselle  
Zamora
Sáyago
1.300
640

Introducción a la guía de arte (monumentos y rutas) de Fermoselle, Zamora.

Vista de Fermoselle desde la ruinas de su castilloEn el extremo suroccidental de la provincia de Zamora, de cuya capital dista aproximadamente 65 kilómetros, la Villa de Fermoselle se ubica en un estratégico y dominante emplazamiento muy cerca de la confluencia de los ríos Duero y Tormes, quedando apenas a 5 kilómetros de los límites con Portugal.

Población de eminente carácter fronterizo, Fermoselle ha sabido conservar notablemente su esencia monumental hasta el punto de ser justa acreedora a la declaración de Conjunto Histórico Artístico con que fue distinguida; lo que unido a su situación como balcón privilegiado sobre los Arribes del Duero y del Tormes, convierten a la villa en una de las más turísticas y más atractivas de la provincia de Zamora.

Los Arribes del DueroSe despliega la población sobre una airosa elevación coronada por lo que queda de su castillo, quedando el caserío perfectamente integrado y casi mimetizado con el entorno de peñascos graníticos que la circundan. Esa posición dominante y las soberbias vistas que desde el propio casco urbano pueden admirarse tanto de Los Arribes del Duero como de la vecina Portugal, la han hecho merecedora del apelativo de "El Balcón del Duero".

Apuntes históricos

Vistas de la campiña de Fermoselle desde su castilloDiversos hallazgos en la zona permiten identificar en lo que hoy es Fermoselle un primer enclave de origen castreño o prerromano posteriormente romanizado. Otros testimonios tanto documentales como arqueológicos han hecho que ciertos autores identifiquen la actual villa con la romana "Ocella", "Ocila" u "Ocellun Duri"; enclave estratégico comunicado con Zamora por medio de una calzada de la que han sido reconocidos algunos vestigios.

Parte norte de la puerta occidental de la iglesia de FermoselleYa en época medieval, Fermoselle junto a otras localidades del entorno sayagués aparece citada en 1165 dentro de la dote entregada por Fernando II de León a Urraca de Portugal con motivo de su boda. Sin embargo, pocos años después el matrimonio quedó anulado por el Papa al ser los contrayentes primos segundos y no haber obtenido la imprescindible dispensa, tras lo cual, la princesa Urraca eligió Fermoselle como lugar de retiro.

En 1205 el hijo de Fernando II y la repudiada Urraca, convertido ya en el rey Alfonso IX de León, cedió las tierras de Fermoselle al Obispado de Zamora, constituyéndose en torno a la villa un pequeño señorío que, poco después, en el año 1221, sería beneficiado con la extensión de la Carta-Fuero de Fermoselle, privilegio confirmado posteriormente por Fernando III el Santo en 1234 y por Alfonso X el Sabio en 1255.

Edificio del Ayuntamiento de FermoselleSiglos después, en la decimosexta centuria Fermoselle jugaría un papel importante en la Guerra de las Comunidades, acogiendo tras la derrota en Villalar al Arzobispo Acuña. Por este motivo, una vez capturado el comunero, la villa fue castigada con la destrucción de su castillo y las murallas.

Patrimonio monumental de Fermoselle

Lo primero que llama la atención al visitante es el típicamente medieval entramado urbano que Fermoselle ha sabido conservar, acomodándose el caserío a la granítica ladera coronada en su punto más alto por su hoy ruinoso castillo.

Sus callejas, estrechas y empinadas, trepan por la ladera hasta acabar desembocando en el punto neurálgico de la misma: la Plaza Mayor, donde se ubican su Ayuntamiento y la iglesia parroquial.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción: fachada oesteLa iglesia parroquial, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción y declarada recientemente Bien de Interés Cultural (año 2013), es una recia construcción originaria del siglo XIII pero que, a lo largo de su historia, ha sufrido numerosas reformas y ampliaciones.

Bonita puerta oesteDe su primitiva obra románico-tardía han subsistido sus dos portadas principales: la occidental, sobre finas columnas rematadas con capiteles vegetales avolutados, despliega tres arquivoltas apuntadas y molduradas con rosetas.

Puerta meridional románicaLa meridional, más interesante aún, queda cobijada por un pórtico posterior, presentando también tres arquivoltas abrazadas por una graciosa chambrana en la que se disponen 17 cabecitas humanas.

El resto de la fábrica es resultado de sucesivas campañas constructivas de los siglos XVI y XVIII, llamando la atención su airosa torre campanario de 5 cuerpos que destaca por encima del caserío, así como el atrio y los abovedamientos de su nave.

Castillo de Doña Urraca

Solar del arruinado y desaparecido castilloEl sistema defensivo medieval de Fermoselle se componía de un recinto amurallado del que apenas ha quedado vestigio alguno más allá de la llamada Puerta del Villar (también conocida como "El Arco"); y de su castillo, denominado "de Doña Urraca" por ser lugar de retiro elegido por la princesa portuguesa tras ser anulado su matrimonio con el rey Fernando II de León.

Se erigía la fortaleza sobre un espolón granítico que aflora en la parte más elevada y dominante del caserío, aunque lamentablemente a día de hoy apenas han sobrevivido unos menguados vestigios de su torre del homenaje, de los cubos de la muralla y parte de los lienzos meridionales.

Otra imagen de los Arribes del DueroTras quedar arruinado por diversos avatares históricos (Guerra de las Comunidades, conflictos fronterizos con Portugal), en el año 1822 la Diputación de Zamora dio permiso para que tanto sus restos como los de la muralla fueran reaprovechados para la construcción de viviendas de la localidad.

Iglesia de San Juan, FermoselleEn la actualidad, el principal atractivo del solar sobre el que se asentó el Castillo de Doña Urraca son las magníficas vistas de los Arribes del Duero que desde él se contemplan.

Por lo demás, conserva Fermoselle otros edificios religiosos de menor entidad, como la reformadísima iglesia de San Juan, el antiguo convento de San Francisco convertido hoy en Centro de Interpretación del Parque de los Arribes del Duero, y varias ermitas entre las que destacan el Santuario de Nuestra Señora de la Bandera, la ermita de Santa Colomba, la Soledad, Santa Cruz o la de San Albín o la Merced, de origen antiquísimo.

 

(Autor del texto del artículo de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias