PÁGINA DE INICIO 

 

Guía monumental (arte e historia) de Santa Gadea del Cid, Burgos

Santa Gadea del Cid  
Burgos
Comarca del Ebro
150
506

Historia

Santa Gadea del Cid es una pequeña población, localizada al noreste de la provincia de Burgos, cerca de Miranda del Ebro. Su condición fronteriza entre los antiguos reinos de Castilla, Navarra y Álava motivaron que en la Edad Media fuese un importante cruce de caminos, como atestiguan los numerosos monumentos que fueron declarados conjunto histórico-artístico en 1973. Aunque Santa Gadea esté bautizada con el sobrenombre del héroe castellano, en realidad éste se añadió en el siglo XIX en homenaje al Cid Campeador que, sin embargo, en vida nunca estuvo relacionado con este pueblo.

Ermita de las Eras, Santa Gadea del Cid, Burgos

Historia

Las primeras noticias de Santa Gadea del Cid datan de principios del siglo XI. En los documentos se indica una localidad llamada Término, cuya denominación hace referencia, seguramente, a su situación de frontera. El primitivo núcleo urbano, hoy desaparecido, debía situarse en el entorno de la ermita de nuestra Señora de las Eras.

La Ermita de las Eras, Santa Gadea del Cid, desde el suroeste

Pero entre la segunda mitad del siglo XII y la primera del XIII la localidad se destruyó, y la reconstrucción se hizo en el emplazamiento actual, y pasando a denominarse Santa Gadea. En esta época se desarrolló una tímida actividad comercial, basada en ferias y mercados que, junto a la artesanía y la agricultura, hicieron que la localidad alcanzase cierto grado de prosperidad económica.

Típica plaza porticada castellana de Santa Gadea del Cid

Estructura urbana

La localidad tiene una estructura urbana netamente medieval. Se configura en torno a una arteria principal, en torno a la cuál se abren el resto de calles. Predominan las casas de mampostería y de ladrillo, aunque pueden verse también algunas viviendas del siglo XVI, realizadas con sillares de buena labra.

La iglesia parroquial de San Pedro se abre a la plaza porticada

Destaca la plaza de la Iglesia, rodeada por casas con soportales creados mediante vigas de madera, y en donde se ubicaba un hospital dedicado a la beneficencia. En el costado occidental se encuentra la Plaza Mayor, en donde se sitúa el Ayuntamiento, que es un edificio de mediados del siglo XIX. También hay que llamar la atención sobre los dos cruceros conservados de los tres que llegaron a existir en las entradas de la villa.

Santa Gadea del Cid es un típico y bien conservado pueblo castellano

El castillo

La antigua fortificación se sitúa al sur del pueblo. Tan sólo se conserva la torre del homenaje y algunos restos del muro. Desde principios del siglo XI existía en este enclave un edificio defensivo, necesario debido a la condición fronteriza con la que nació la localidad. Pero a finales del siglo XV Pedro López Manríquez, adelantado mayor de Castilla, debió reedificar la estructura, y de esta época datan los restos conservados.

Castillo de Santa GAdea del Cid

El castillo se extendía de forma alargada en sentido norte-sur, aprovechando las escarpadas laderas del montículo sobre el que se eleva. En el frente septentrional se pueden ver un lienzo con dos grandes torreones huecos, y sin apenas vanos. También se ha conservado un pequeño aljibe abovedado en el frente oriental. Pero lo más significativo es la torre del homenaje. Es una construcción de planta cuadrangular, realizada en mampostería y que, al igual que el muro que se ha conservado, apenas tiene ventanas. Su acceso se sitúa en el primer piso, por una puerta con arco de medio punto.

Las murallas y las puertas de Encima de la Villa y de las Eras

Se cree que la muralla que rodeaban el pueblo, y que tan sólo se han conservado de forma parcial integrada en algunas casas, rodeaba e integraba también al castillo. Al igual que éste, fueron construidas a finales del siglo XV.

Puerta de Encima. Santa Gadea del Cid, Burgos

También se han conservado dos de las tres puertas con las que contaron estas murallas. La de Encima de la Villa es una estructura de planta cuadrangular, de tres alturas, y rematada con almenas. En la parte inferior hay un arco apuntado en el lado exterior, que esconde una bóveda de cañón y un arco de medio punto que se abre al interior del pueblo.

La Puerta de Encima de la muralla vista desde el interior de la villa

En el primer piso hay ventanas saeteras, y en la segunda altura pueden verse unas ventanas un poco más anchas. Esta puerta sirvió como antigua cárcel de la villa.

Puerta de la antigua cárcel embutida en la Puerta de Encima de la Villa

La otra puerta, conocida como arco de las Eras, es más sencilla. Es una construcción realizada en mampostería, con un arco apuntado en la parte inferior y una pequeña ventana saetera en el primer piso.

Ermita de las Eras

Es una pequeña ermita románica, de dimensiones modestas, construida con sillar y sillarejo, que debió ser levantada en la segunda mitad del siglo XII.

Ermita de las Eras

Tiene una única nave, cubierta con bóveda de cañón, y dividida en tres tramos. Se remata con un ábside semicircular. Se accede al interior por medio de dos portadas, situadas en el flanco meridional y septentrional del tramo central de la nave.

La ermita de las Eras fue el primitivo templo parroquial de Santa Gadea del Cid en el Medievo

La que se sitúa en el norte está estructurada en torno a un arco de medio punto rodeado por una arquivolta y una chambrana. La portada sur tiene una decoración más rica. Se encuentra situada en un realce de la fachada, y se abre por medio de un arco polilobulado de medio punto, con dos arquivoltas, que descansan sobre jambas rematadas con una imposta.

Ermita de las Eras: puerta meridional

Iglesia de San Pedro

Esta iglesia se asienta sobre una anterior, construida en el siglo XI, que al parecer estaba consagrada a Santa Águeda. Pero nada queda de esta primitiva edificación, salvo algunos capiteles que pueden verse en el interior, y que fueron reaprovechados. El remate almenado de la torre sugiere que en un principio pudo utilizarse con una doble función de torre campanario y atalaya.

Cabecera de la iglesia parroquial de San Pedro

El edificio actual es de estética gótica. En su exterior lo más característico es su portada, formada por un arco apuntado con arquivoltas y decoración vegetal, y flanqueado por dos pilares recambiados.

Santa Gadea del Cid: iglesia parroquial gótica de San Pedro, vista desde el sur

El interior se estructura en torno a tres naves. Destaca el retablo mayor, que fue realizado entre 1539 y 1555. Se estructura en torno a tres cuerpos y tres calles, más otras dos filas en los laterales. En la calle central vemos, de abajo a arriba, el trono de san Pedro, la Coronación de la Virgen, y una Crucifixión, y en las laterales diversos pasajes de la vida de san Pedro y de la vida de Cristo.

Portada gótica de la iglesia de San Pedro

En la nave del Evangelio se abren dos capillas, construidas a mediados del siglo XVI, en donde se encuentran en la actualidad la sacristía y el museo. En este último puede verse una interesante colección de tallas de diferentes épocas, así como piezas de orfebrería y otros objetos litúrgicos.

Convento de Nuestra Señora del Espino

Este convento se sitúa al este del pueblo. Tiene un origen legendario, basado en la aparición de una Virgen junto a un árbol situado en este lugar, junto al cuál se levantó una pequeña ermita. En el siglo XIV se construyó un monasterio, que estuvo regido por la orden de San Benito, y tutelado por San Millán de la Cogolla. A raíz de la desamortización del siglo XIX fue ocupado por los padres redentoristas, que son sus ocupantes actuales, y permiten alquilar el espacio para la celebración de bodas.

Claustro del Convento de Nuestra Señora del Espino, Santa GAdea del Cid

La iglesia es de estética gótica, con una sola nave dividida en tres tramos, con crucero y un ábside poligonal, en donde puede verse la talla gótica de Nuestra Señora de la Espina. El claustro fue levantado entre finales del XV y principios del XVI, y está estructurado en torno a cuatro pandas cubiertas con bóvedas ojivales, y que se abren al patio por medio de dobles arcos apuntados. El piso superior se levantó en la Edad Moderna, cuando el convento se independizó de San Millán de la Cogolla, y abrazó una época de gran prosperidad.

Interior de la iglesia

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
Víctor López Lorente)

 


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias