PÁGINA DE INICIO 

 

Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Asturias Jacobea: 4, 5 y 6 de septiembre de 2020

El fin de semana del viernes 4 al domingo 6 de septiembre tuvo lugar el Viaje Guiado ARTEGUIAS "Ruta por la Asturias Jacobea: los Caminos de Santiago Primitivo, del Salvador y del Norte", un itinerario que nos llevó al encuentro de los monumentos medievales más interesantes que jalonan algunas de las vías de peregrinación que desde época medieval, conducían a los peregrinos al encuentro de la tumba del Apóstol en Compostela.

La jornada del viernes salimos de Madrid con el objetivo de recorrer parte del Camino del Salvador, una ruta afrontada por muchos peregrinos que, llegados a León por el ramal principal, deseaban ascender hasta Oviedo con el fin de venerar las numerosas reliquias que albergaba su catedral.

Así pues, muy cerca del mítico Puerto de Pajares, nuestra primera visita tuvo como escenario la Colegiata de Santa María de Arbás, si bien aún en territorio leonés, muy vinculada tanto en lo histórico como en lo estilístico al arte medieval asturiano.

Muy cerca de Arbás, justo en la cima del Puerto de Pajares que comunica Asturias con la Meseta, comimos en un mesón antes de descender vertiginosamente hasta tierras asturianas, donde nos esperaba la visita a la iglesia prerrománica de Santa Cristina de Lena, joya del arte ramirense asturiano declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Tras una breve parada técnica, nos adentramos brevemente en el valle del río Aller para visitar la iglesia de San Vicente de Serrapio, una auténtica gema del bastante desconocido románico rural asturiano cuyos capiteles hicieron las delicias de todos nuestros amigos.

Desde allí, nos dirigimos al hotel para, previo reparto de habitaciones, cenar y descansar de cara a la intensa pero interesantísima jornada de sábado.

Amaneció el sábado con un tiempo típicamente asturiano que en ningún caso hizo descender los ánimos de los asistentes, y es que el programa resultaba de lo más prometedor, centrado en este caso en el llamado Camino Primitivo que recorrió el rey Alfonso desde la capital en Oviedo al encuentro de la entonces recién descubierta tumba de Santiago en Compostela.

Como hito más occidental de nuestra ruta visitamos en monasterio de Santa María de Obona, enclavado en un precioso valle verde que, unido a la sensación de cierto desamparo y romanticismo que transmite, no dejó indiferente a nadie.

A continuación nos encaminamos hasta la villa de Salas, también al borde del Camino Primitivo a Santiago de Compostela.

En esta bella localidad del corazón de Asturias visitamos los interesantes restos prerrománicos musealizados procedentes de la totalmente remodelada iglesia de San Martín. Además, no dejamos pasar la ocasión de ascender hasta su torre defensiva desde cuya terraza superior se observan preciosas vistas de la localidad y del entorno.

Desde allí, pusimos rumbo norte para comer en un céntrico restaurante de Pravia y, desde allí, acceder a la iglesia de Santianes, una de las más antiguas del prerrománico asturiana muy ligada al Rey Silo, quien desde Cangas de Onís trasladó la capital del incipiente reino astur a Pravia.

Además de la iglesia tuvimos ocasión de visitar el coqueto museíto instalado junto a ella, en el que además de restos fragmentarios aparecidos durante diversas restauraciones, se conserva la interesantísima "piedra de Silo".

Y por fin, como dignísimo colofón a una jornada de lo más enriquecedora, visitamos el Monasterio de San Salvador de Cornellana, un monumento normalmente cerrado al público por su lamentable estado de conservación pero que nosotros tuvimos la ocasión de visitar de la mano de David Valiela, un joven de la localidad muy comprometido con la conservación de esta joya patrimonial que, en apenas cuatro años, celebrará el milenario de su fundación (1024-2024).

Ya el domingo la ruta tuvo como protagonista el llamado Camino del Norte, que si bien discurre por el litoral asturiano, a la altura de Oviedo y con el fin de jalonar la capital del Reino, se penetra tierra a dentro pasando por monumentos de la talla de San Pedro de Nora, en el concejo de Las Regueras.

Esta iglesia de San Pedro de Nora, pese a sus restauraciones, conserva magníficamente la esencia del prerrománico asturiano, cuyas características y personalidad tuvimos ocasión de desgranar frente a ella.

Desde San Pedro de Nora en dirección este visitamos también la iglesia de San Esteban de Sograndio, otra de las joyas de ese románico rural asturiano muy poco conocido por quedar eclipsado por su mundialmente conocido prerrománico.

Y como dignísima guinda a un fin de semana cargado de arte y naturaleza, nos acercamos tras un agradabilísimo paseo entre verdes prados hasta la pequeña pero encantadora iglesia de San Esteban de Aramil, la cual pese a sus reducidas dimensiones conserva elementos de gran interés.

Desde allí, tras la comida en un restaurante de la cercana localidad de Pola de Siero, emprendimos nuestro viaje de regreso hacia Madrid, siempre por supuesto con las paradas técnicas exigidas.

Muchas gracias a todos y todas por acompañarnos.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias