PÁGINA DE INICIO 

 

Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Arquitecrura Románica en Valle del Besaya, 9 y 10 de junio de 2018

Durante el fin de semana del sábado 9 y domingo 10 de junio tuvo lugar un nuevo Viaje Guiado de ARTEGUIAS que nos llevó a conocer el Románico de los valles cántabros del Besaya e Iguña en el que, además, por cercanía tuvimos también la ocasión de disfrutar de algunos monumentos emblemáticos de la más sureña comarca del Campoo de Suso.

Como estaba previsto, el autobús salió de la Glorieta de Cristo Rey realizando las paradas preceptivas intercaladas a las pertinentes explicaciones introductorias durante el viaje, en el cual, tuvimos también la fortuna de admirar una Tierra de Campos exuberantemente verde debido a las copiosas lluvias que han caído durante las últimas semanas alargando así los efectos de la primavera.

La primera visita fue para la pequeña iglesia prerrománica de Santa Leocadi de Helguera

Directamente a comer llegamos a la populosa localidad de Los Corrales de Buelna, óptimo punto de partida geográfico para iniciar nuestro recorrido temático, el cual tuvo como comienzo la iglesia de Santa Leocadia de Helguera, levantada a las mismas orillas del río Besaya.

Este templo constituyó la única excepción al románico del itinerario, ya que se trata de una iglesia mozárabe contemporánea a la de Lebeña que ya conocimos en un viaje anterior por la Liébana, y que nos sirvió para mostrar como serían esos edificios de culto anteriores a la eclosión del románico a través de la principal vía de comunicación desde tiempos remotos entre Cantabria y la Meseta.

La segunda iglesia fue la de Yermo, joya del románico de Cantabria

Desde Helguera, continuamos aguas abajo del río Besaya hasta llegar a uno de los monumentos más esperados del fin de semana, que no era otra que la iglesia de Santa María de Yermo, sin lugar a dudas, una de las joyas más interesantes del románico cántabro.

Explicaciones de la preciosa portada

En Yermo iniciamos la visita comentando la interesante iconografía de capiteles y canecillos absidiales para, a continuación, centrarnos en su portada sur, dotada de tímpano tanto al interior como al exterior y una inscripción. Por supuesto, no podíamos dejar de explayarnos también en los capiteles de su interior.

Iglesia de Yermo

Tras una breve parada técnica para reponer fuerzas, continuamos nuestro recorrido esta vez en dirección sur con el fin de visitar, ya en tierras más elevadas, la iglesia de San Andrés de Rioseco, situada coronando una encantadora aldeíta en la que el tiempo parece haberse detenido literalmente.

Capitel del arco triunfal: iglesia de Rioseco

Pese a no gozar de la fama de otros templos del fin de semana, la pequeña iglesia de Rioseco causó sensación entre nuestros viajeros por sus reducidas dimensiones, por su airosidad, por conservarse prácticamente libre de aditamentos posteriores y por su especial fotogenia que para nada eclipsó la lluvia con la que fuimos recibidos.

En el interior de la iglesia de Villacantid

Después, en apenas un cuarto de hora desde Rioseco llegamos a nuestro hotel de Reinosa para, tras el reparto de habitaciones, disfrutar de la cena antes de retirarnos a descansar.

La mañana del domingo amaneció notablemente cubierta, sin embargo y por fortuna, la lluvia quiso aguantar nuestras visitas matinales, permitiéndonos disfrutar además de una luz especialmente evocadora que aumentaba aún si cabe la belleza de los paisajes campurrianos que recorrimos.

Y es que pese a no encontrarse en el curso del Besaya, protagonista principal de nuestro viaje, por cercanía con el hotel no podíamos dejar pasar la oportunidad de visitar la iglesia de Santa María la Mayor de Villacantid, desacralizada y convertida en un modesto centro de interpretación del románico de la zona.

Iglesia de Villacantid

Tras el didáctico vídeo que nos fue proyectado en su interior, continuamos la explicación por su singular exterior, en el que llama poderosamente la atención esa puerta principal trasladada en una reforma tardía al lado oriental del tempo y formando un extraño binomio con su ábside semicircular.

El grupo posando ante la iglesia de Villacantid

Desde Villacantid y aún en tierras campurrianas ascendimos hasta el vecino Castillo de Argüeso, una de las escasísimas manifestaciones de fortalezas militares medievales en suelo cántabro, donde predominan las casas fuertes torreadas o no de carácter más solariego.

Llegada al espectacular castillo de Argüeso

En el castillo de Argüeso además de disfrutar de sus inigualables visitas, contamos con la explicación de su guía oficial María José, que nos relató al detalle cada uno de los muchos avatares históricos acaecidos entre los muros de la fortificación.

En el castillo de Argüeso

Para culminar la jornada matinal del domingo, descendimos de nuevo al curso del Besaya para visitar la iglesia de los Santos Facundo y Primitivo de Silió, heredera de un antiguo monasterio en el que lo primero que llama la atención son las dimensiones de su cabecera, que viene a romper de nuevo tantos falsos tópicos establecidos en torno al románico.

Iglesia de Silió

En el exterior de la propia cabecera de Silió pudimos disfrutar de un rico repertorio escultórico en capiteles y canecillos antes de acceder a su interior, dotado de una arquería ciega que recorre todo el perímetro absidial aunque sus capiteles se encuentran algo más deteriorados.

Interior de la iglesia de Silió

Tras una típicamente cántabra comida en un mesón de Reinosa a base de cocido montañés y cachopo, antes de iniciar nuestro camino de regreso a Madrid hicimos una parada en Fontibre, donde tradicionalmente ha sido situado el nacimiento del río Ebro y cuyas fuentes, quizás por aquello de dar aún más misterio al encantador lugar, nos recibieron con un copioso chaparrón que para nada deslució la visita.

En la Fuentona de Fontibre

Ya desde Fontibre, esta vez, sí, iniciamos nuestro regreso hacia Madrid con sus paradas técnicas pertinentes para llegar dentro del horario previsto a nuestro destino.
Muchas gracias a todos por acompañarnos en un nuevo viaje de ARTEGUIAS y hasta la próxima.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias