PÁGINA DE INICIO 

 

Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Ruta del Espectacular Camino de Santiago en Burgos. 12 y 13 de octubre de 2019

Durante el fin de semana del 12 y 13 de octubre tuvo lugar la primera edición del Viaje Guiado ARTEGUIAS "Ruta por el Espectacular Camino de Santiago en Burgos", un itinerario que nos llevó a conocer varias localidades de la ruta jacobea por el este provincial burgalés, un territorio que debido a sus particularidades históricas y a una cierta prosperidad que gozó durante el siglo XIII, conserva un interesante ramillete de monumentales iglesias románicas y góticas rurales casi de dimensiones catedralicias.

Al oeste de Burgos hay una gran colección de edificios medievales monumentales como la de Villamorón

Debido a los cortes en el Paseo de la Castellana por motivo del desfile de las Fuerzas Armadas con motivo del Día de la Hispanidad, la salida la realizamos desde la Avenida de América, realizando la consabida parada técnica a la altura de Lerma.

Nuestra primera visita tuvo como escenario la villa de Los Balbases, la cual conserva varios testimonios de su esplendor medieval como consecuencia de que fue el lugar elegido por la Reina Berenguela para pasar sus veranos.

Primera iglesia visitada del viaje: San Esteban de Los Balbases

Iniciamos la visita por la iglesia de San Esteban, enorme y de carácter fortificado para, a continuación, desplazarnos al barrio de San Millán para disfrutar de su iglesia homónima, también de origen románica, reformada y ampliada en el gótico y que además de una portada espectacular, conserva en el interior un alfarje mudéjar que hizo las delicias de todos los viajeros.

Ante la portada gótica de la parroquia de San Millán de Los Balbases

Desde Los Balbases descendimos hasta la población de Celada del Camino para admirar su iglesia parroquial, románica ampliada durante los siglos del gótico y rodeada por un genuino atrio fortificado que ensalza aún más su fotogenia.

Iglesia de Celada del Camino

Tras una reconfortante comida en un restaurante cercano a Cabia, la tarde del sábado la dedicamos al completo a la villa de Castrojeriz, una de las más pujantes durante la época medieval en territorio burgalés cuyo auge se debió, sin duda, a constituir paso obligado en la Ruta Jacobea.

Primera visita: el Convento de San Antón

Iniciamos nuestro recorrido por Castrojeriz en las ruinas del Convento de San Antón, entre cuyos arcos que en origen comunicaban la iglesia con el hospital de peregrinos pasa la ruta jacobea regalando a peregrinos y visitantes una de las estampas más genuinas y reconocibles del Camino a Campostela.

Magníficas ruinas del interior de San Antón de Castrojeriz

Desde ahí nos encaminamos a la Colegiata de Santa María del Manzano, una construcción espectacular en dimensiones a pies del cerro del castillo y que en la actualidad se encuentra musealizada.

Foto de grupo en la fachada de la Colegiata de Castrojeriz

Ya en el centro de Castrojeriz y albergando hoy la oficina de turismo, la antigua iglesia de Santo Domingo nos sirvió a través de sus paneles interactivos para conocer la vocación jacobea de la villa.

Como colofón a nuestro recorrido por Castrojeriz, llegamos al sector más oriental de la población para visitar el antiguo monasterio de San Juan, en el que aún se conserva un elegante y fotogénico claustro gótico con resabios aún románicos.

En el claustro de San Juan de Castrojeriz

Desde Castrojeriz emprendimos dirección a nuestro hotel cercano a Burgos para repartir las habitaciones, cenar y descansar de cara a la segunda jornada cargada de sorpresas que nos esperaba.

El domingo iniciamos la ruta por la también importantísima villa de Sasamón, de orígenes antiquísimos, cabeza de una antigua sede episcopal y que conserva como principal herencia de su rico pasado la espectacular iglesia de Santa María la Real, la tercera iglesia más grande de Burgos en dimensiones y cuya puerta del crucero sur, réplica de la del Sarmental de la universal seo burgalesa, no dejó indiferente a nadie.

Domingo por la mañana: el grupo de viajeros posando delante de la puerta principal de la iglesia de Sasamón (siglo XIII)

Claustro

Tras visitar su también interesante claustro, nos acercamos con el autobús a visitar el solitario Arco de San Miguel de Mazarreros, único testimonio de una antigua iglesia (a buen seguro monumental) de una población desaparecida.

Ante el pintoresco arco de San Miguel de Mazarreros

Pocos kilómetros al sur aprovechamos a realizar nuestra parada técnica en un escenario que no podía ser más oportuno: el Castillo de Olmillos de Sasamón, convertido hoy en un elegante y fenomenalmente atendido complejo hotelero.

Castillo de Olmos de Sasamón

De nuevo en dirección norte nos acercamos a los restos de la antigua población, hoy deshabitada, de Villamorón, donde las enormes dimensiones de su iglesia llamaron la atención de todos nuestros amigos, más aún tratándose de la antigua parroquia de una aldea minúscula.

Llegada a la iglesia monumental del despoblado de Villamorón

Aprovechando su cercanía y la compañía de Don Javier Rodríguez, presidente de la Asociación Vecinal, no podíamos perder la ocasión de visitar la iglesia de Santa Eugenia de Villegas, también de origen románico, ampliada en gótico con aires de fortaleza y que conserva uno de los pocos conjuraderos de Castilla.

En el interior de la iglesia de Villegas

Tras la comida en Villadiego aún nos quedaban dos sorpresas más para acabar la ruta. En primer lugar la iglesia de Santa María de los Reyes de Grijalba, también de porte monumental, levantada a las afueras del caserío acentuando así sus dimensiones y sensación de grandeza, y magníficamente explicada por Rosa, quien además tuvo la amabilidad de deleitarnos con una breve pieza musical para así mostrarnos la sonoridad de su órgano.

Primera hora de la tarde: llegada al atrio de ls iglesia de Grijalba

Y para terminar la visita pasamos por la ermita de Nuestra Señora del Torreón de Padilla de Abajo, construcción esta vez sí totalmente románica y que puso punto y final a un fin de semana de lo más emocionante.

Explicaciones en la Ermita de Nuestra Señora del Torreón de Padilla de Abajo

A la vuelta, con sus dos paradas de rigor para la mayor comodidad de nuestros viajeros, llegamos a la Plaza de Castilla dentro del horario previsto. Muchas gracias a todos por acompañarnos.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias