PÁGINA DE INICIO 

 

Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Mudéjar Toledano en Talavera de la Reina e Illescas. 8 de febrero de 2020

El paTras el ya habitual receso motivado por las condiciones climáticas propias y las pocas horas de luz que brindan las jornadas invernales, el pasado sábado día 8 de febrero tuvo lugar el esperadísimo primer Viaje Guiado ARTEGUIAS del año 2020, titulado "Ruta por el Mudéjar Toledano en Talavera de la Reina e Illescas"

Se trata de una ruta cuyo protagonismo se centra en dos localidades muy conocidas y que todos nosotros hemos pasado tantas veces junto a ellas, pero no siempre hemos tenido ocasión de entrar y visitar a fondo sus no pocos atractivos monumentales, los cuales, supusieron una grata sorpresa para nuestros acompañantes.

Tal y como estaba fijado, salimos de Madrid a las 8:30 de la mañana para, tras un corto viaje de poco más de una hora y la consabida parada técnica en ruta, llegar a nuestro primer destino: la ciudad de Talavera de la Reina.

En Talavera, concretamente en la Plaza del Pan, antiguo foro de la Talavera romana nos esperaba Mayte, gestora de Turismo de la ciudad y que nos acompañó por buena parte de nuestro recorrido, empezando por la propia colegiata, en la cual, además de admirar su arquitectura y su claustro, tuvimos ocasión de subir por una escalera habilitada para tal fin y contemplar de cerca su magnífico rosetón desde una perspectiva poco habitual.

Desde la colegiata llegamos a la antigua parroquia del Salvador, convertida hoy en punto de encuentro para visitantes y un templo que nos ha dado en los últimos años varias sorpresas agradables en forma de descubrimientos artísticos y arqueológicos, como por ejemplo sus pinturas murales absidiales, hoy presentadas con ayuda de un didáctico "videomapping"

Desde El Salvador continuamos por las calles talaveranas hasta llegar a la iglesia de Santiago el Nuevo, una de las mejor conservadas del mudéjar toledano en Talavera de la Reina.

Todo el perímetro de la iglesia se mantiene prácticamente en su estado original, con su curiosa cabecera plana, su precios fachada de los pies y las dos portadas. Además, el encanto del interior hizo las delicias de todos los asistentes.

Si por algo es mundialmente conocida Talavera de la Reina es por su cerámica, recientemente declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, así que no podíamos marcharnos de la ciudad sin conocer un poco más sobre este recurso, para lo cual, pasando antes por las murallas de su alcázar, nos dirigimos al Museo Ruiz de Luna, habilitado en un antiguo convento.

En el Museo tuvimos ocasión de recrearnos con la belleza de la cerámica talaverana, tanto con el encanto y la elegancia de piezas cotidianas, como paneles decorativos mucho más ambiciosos y de gran valor artístico.

Para finalizar la mañana y ya de camino al restaurante hicimos una breve parada para conocer la última de las iglesias mudéjares talaveranas, que no era otra que la de Santiago el Viejo, cariñosamente conocida entre los talaveranos como "Santiaguito".

Tras la comida en un afamado mesón de la ciudad y tras hacer acopio de productos cerámicos en los comercios aledaños quien así lo deseó, regresamos al autobús para despedirnos de Talavera visitando otro de sus monumentos emblemáticos: La Basílica de Nuestra Señora del Prado, patrona de la ciudad y que atesora también interesantes elementos como varios paneles cerámicos de gran valor.

Desde Talavera de la Reina y ya ganándole kilómetros a nuestro viaje de regreso, desembarcamos en la otra localidad protagonista de nuestra ruta: la hoy modernísima y cada vez más populosa Illescas.

En Illescas visitamos en primer lugar la torre campanario de su iglesia parroquial, una de las mejores del mudéjar toledano y popularmente conocida por su esbeltez como "La Giralda de la Sagra". Posteriormente accedimos a su interior para admirar varias piezas artísticas de relevancia allí custodiadas.

Como digno colofón a nuestra ruta y pese a salirse de la temática principal de la jornada que era el arte mudéjar, no podíamos abandonar Illescas sin visitar las obras que han puesto en el mapa a esta localidad toledana para cualquier amante del arte:

Nos referimos a cinco obras del universalmente conocido pintor barroco Domenikos Theotokopoulos "El Greco" albergados y expuestos en el antiguo Hospital de Nuestra Señora de la Caridad, y que nos fueron magistralmente explicados por su responsable, la historiadora del arte y académica toledana Rebeca Esteban.

Desde Illescas, en apenas media hora de trayecto regresamos a Madrid despidiéndonos hasta próximas visitas. Recordamos que, dado el interés suscitado y el éxito de convocatoria, esta misma ruta la repetimos este sábado 15 de febrero, quedando aún plazas disponibles.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias