PÁGINA DE INICIO 

 

Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Mejores portadas románicas de Burgos, 1 y 2 de junio de 2019

Durante el primer fin de semana de junio tuvo lugar la primera edición del Viaje Guiado ARTEGUIAS "Ruta por las Mejores Portadas del Románico Burgalés", un itinerario temático que nos llevó a recorrer buena parte del centro y norte de la provincia burgalesa al encuentro de algunas de las más interesantes portadas de estilo románico de su territorio.

Portada de la iglesia de Abajas, Burgos

Tal y como estaba previsto y con un calor de justicia más propio de julio y agosto que nos acompañaría durante todo el fin de semana, el autobús partió puntual el sábado desde la Plaza de Castilla para, tras la parada técnica de rigor en Aranda de Duero, llegar a la primera de las portadas románicas a visitar: la de Madrigal del Monte.

Primera visita del viaje: iglesia de Madrigal del Monte

La iglesia de San Miguel Arcángel de Madrigal del Monte es una construcción tardogótica que supo conservar la portada original de su primitiva parroquia románica y, dada su cómoda accesibilidad desde la autovía A-2, constituyó una más que idónea toma de contacto con las maravillosas portadas burgalesas.

Desde Madrigal del Monte y tras circunvalar la capital burgalesa, nos adentramos en el Valle de Santibáñez, una de esas tan inesperadas como maravillosas sorpresas que oculta la provincia burgalesa y que poco a poco, gracias en especial a la incansable labor de su alcaldesa, trata de abrirse un más que merecido hueco entre las rutas turísticas de la provincia. Atractivos monumentales, como pudimos comprobar, no le faltan.

Friso románico en Santibáñez Zarzaguda

Fue precisamente su alcaldesa María del Amor junto a su hijo Eloy quienes ejercieron de inmejorables anfitriones con nosotros, facilitándonos en todo momento la visita tanto a la iglesia de Santibáñez-Zarzaguda como a la de la cercana Miñón de Santibáñez.

Relieves románico de una antigua portada

En Santibáñez-Zarzaguda quedamos maravillados ante la parroquia de San Nicolás de Bari, templo de dimensiones casi catedralicias que, si bien no conserva una portada al uso, sí pueden admirarse en su interior varios fragmentos escultóricos de la que pudo ser la riquísima portada de una primitiva parroquia o los restos procedentes de algún cenobio cercano.

Tras reponer fuerzas en un restaurante del propio Santibáñez-Zarzaguda, recorrimos los escasos kilómetros que separan de Miñón para visitar su iglesia de San Pedro, fotogénica como ella sola en medio de una verde ladera sobre el caserío.

EN la iglesia de Miñón de Santibáñez

Pese a ampliaciones posteriores, se enorgullece de conservar una de las puertas románicas más interesantes de Burgos, dotada de relieves zoomorfos, músicos y escenas sociocostumbristas que hicieron las delicias de los visitantes.

Disfrutando de la peculair puerta de esta iglesia

A continuación tomamos rumbo noreste para, tras una necesaria parada técnica en Cernégula, acercarnos a la población de Escóbados de Abajo para visitar su ermita de Nuestra Señora de la Oliva, también muy fotogénica al emplazarse exenta coronando una de las laderas que flanquean la población.

Espectacular canecillo en la Ermita de Nuestra Señora de la Oliva de Escóbados de Abajo

Tanto al exterior como al interior e la ermita fuimos comentando tanto capiteles como canecillos, centrándonos además de en su iconografía, en su grado de parentesco con los talleres silenses, un estudio que fuimos repitiendo en la práctica totalidad de templos visitados.

Como más que digno colofón a la jornada de tarde, adentrándonos ya en tierras burebanas camino de nuestro hotel de Briviesca tuvimos la ocasión de visitar la localidad de Lences de Bureba a la que se entra por un pintoresco puente medieval donde realizamos una de nuestras fotos de grupo.

Foto de grupo en el puente medieval de Lences

La iglesia de Santa Eugenia de Lences, otra construcción profundamente reformada en época tardogótica, conservó en parte su magnífica portada románica, dándose la curiosidad de que, en su proceso de desmontaje y readaptación a su nuevo espacio, sus arquivoltas quedaron algo achatadas y con numerosos desajuestes.

A pesar de estar muy maltratada, la puerta de la iglesia de Lences sigue siendo magnífica

Dentro del horario previsto llegamos a nuestro hotel de Briviesca para, tras asignar habitaciones y asearnos tras la calurosa jornada, proceder a cenar y descansar.

La jornada de domingo estaba llamado a ser el día fuerte del fin de semana, y no defraudó. Nuestra primera visita fue la iglesia parroquial de Santa María la Mayor de Abajas, conservada esta vez sí casi íntegra y en cuya portada son patentes los retazos de los talleres silenses.

Domingo por la mañana: visita a la iglesia de Abajas

Desde Abajas y tras una parada técnica de nuevo en Cernégula (una de las pocas poblaciones con área de servicio en muchísimos kilómetros a la redonda), nos adentramos en el precioso valle de Sedano que además lucía aún su colorido más primaveral para visitar una de sus joyas: la iglesia de San Pedro y San Pablo de Gredilla.

Visitando la preciosa iglesia de Gredilla de Sedano

Además de buena parte de su fábrica original, conserva esta iglesia una de las portadas románicas más admiradas de todo el románico burgalés, con su arquivolta polilobulada y con un elegante tímpano con la escena de la Anunciación flanqueada por los santos titulares de la iglesia como protagonistas, todo ello labrada por manos de maestros de clara raigambre silense.

Tras la comida en un restaurante del cercano Valle de Valdivielso, iniciamos nuestra aproximación a Madrid no sin antes visitar la iglesia de La Asunción de Nuestra Señora de Ahedo del Butrón, precioso pueblecito encaramado en uno de los lugares más aislados de la provincia.

Una de las mejores portadas visitadas fue la de Ahedo de Butrón

La portada de Ahedo del Butrón es, para la mayoría de los estudiosos, una de las más sobresalientes no solo de Burgos, sino de todo el románico castellano. La maestría de su tímpano y de sus capiteles denotan un grado de parentesco cercanísimo al segundo taller de Silos, pudiendo haber intervenido incluso las manos del propio taller.

Foto de grupo ante la fachada meridional de la iglesia de Moradillo de Sedano

Desde Ahedo, continuamos en dirección sur para llegar, no sin algunas dificultades dada la estrechez de su carretera a la que fue más que sobresaliente guinda del pastel: la iglesia de San Esteban de Moradillo de Sedano, cuya iglesia, conservada en bastante buen estado a excepción de la zona de cabecera que fue reformada en siglos posteriores, conserva la que quizás es la mejor portada del románico burgalés tanto plástica como iconográficamente.

Portada de la iglesia de Moradillo de Sedano

Desde Moradillo retornamos a la carretera general para dirigirnos a Madrid no sin antes hacer la última parada técnica del viaje en un moderno área de servicio de Sotopalacios donde, además de tomar un refrigerio para mitigar el calor, quien así lo deseó pudo hacer acopio de productos típicos como la afamada morcilla burgalesa para llevar a casa.

Muchísimas gracias a todos por acompañaros en este viaje y hasta una próxima ocasión.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias