Arteguias Seminarios por Internet
Cursos y seminarios presenciales Arteguias
Viajes guiados
ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS PÁGINA DE INICIO 

 

Guía de la Ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco, Palencia

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICOIntroducción

La ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco es uno de los muchos edificios notables que nos han quedado de la Edad Media en la comarca palentina de Tierra de Campos, fruto de la riqueza agrícola (especialmente cerealística) de esta zona llana y arcillosa de Castilla.

Otro de los alicientes de la visita a esta iglesia de Nuestra Señora de las Fuentes es la posibilidad de acercarnos a su iglesia parroquial que conserva una puerta románica (la meridional) y otra casi ya gótica (la occidental). Además, al hallarse a tan sólo unos pocos kilómetros de la línea horizontal que traza el gran Camino Francés a Santiago, casi en el mismo meridiano, se pueden visitar lugares jacobeos tan intensamente monumentales como Frómista, Villalcázar de Sirga o Carrión de los Condes.

Ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco, Palencia: canecillos con cabezas humanas

Arquitectura

La Virgen de las Fuentes es un edificio construido con sillería cortada a partir de la piedra caliza de los páramos palentinos que es de consistencia blanda y porosa, lo que dificulta su conservación y ha acelerado su deterioro.

Canecillos zoomorfos

Probablemente fue construida en dos fases distintas del siglo XIII. Gracias a su calidad arquitectónica y a su buena conservación obtuvo la consideración de Monumento Nacional (Monumento Histórico Artístico) en el año de 1963. Parte del mérito de su aparente buen estado de mantenimiento es consecuencia de la restauración de que gozó en los años setenta del siglo XX.

La ermita vista desde el nordeste

Además, al encontrase en un leve altozano de estos páramos palentinos, exento de viviendas u otros molestas edificaciones que perturben su estampa, facilita una contemplación armoniosa y elegante.

Cabecera triabsidal de la ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco

Como iremos describiendo a continuación, la ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco es un edificio de tres naves que confluyen en una cabecera también de tres ábsides, siendo rectangulares los colaterales y de planta circular el central. Un amplio transepto muy marcado en alzado pero en planta resta monotonía a su aspecto exterior.

Exterior

El costado meridional de esta iglesia, que es lo primero que podemos observar de ella cuando llegamos desde diferentes puntos del caserío de Amusco, es de una severa monumentalidad.

Ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco, Palencia

Se aprecia la diferente altura de la nave central con respecto a las laterales. También adquiere protagonismo el hastial meridional del transepto con su elegante ventanal bíforo de arquivoltas ligerísimamente apuntadas y los dos grandes contrafuertes escarpados que lo flanquean, con pináculos tardogóticos postreramente añadidos.

Transepto de la ermita de Nuestra Señora de las Fuentes, Amusco

La puerta que se abre en el costado meridional fue desmontada en la restauración citada y cambiada ligeramente de ubicación, pues primitivamente se encontraba más próxima al transepto. También se aprecia fácilmente la reposición de columnas y otras piezas de su construcción.

Pourta meridional

Bajo un tejaroz sostenido por ocho canecillos añadidos durante la mencionada restauración y flanqueado por dos contrafuertes, aparece ante nuestra vista una puerta sobria, propia de la influencia de los monasterios cistercienses que por doquier se estaban construyendo en todo el solar hispano cristiano alrededor del año 1200.

Cuenta con seis arquivoltas apuntadas, todas ellas con la misma articulación: superficies planas rematadas en finos boceles. Los capiteles de las diez columnas y de las jambas interiores muestran plantas en forma acogollada, algunas de crochets muy típicos de las arquitecturas cisterciense y gótica.

Dos de los capiteles de la puerta sur

Cabecera

La cabecera, como ya hemos explicado, tiene un ancho y voluminoso ábside central de perfil semicilíndrico unido a un tramo presbiterial Este ábside seguramente fue con el que se proyectó originalmente este templo, es decir, un edificio de una sola nave y un solo ábside. En efecto, como veremos, los otros dos ábsides fueron construidos más tarde.

Cabecera desde el sureste de la ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco, Palencia

Volviendo al ábside central se puede asegurar que es completamente románico (aunque tardío) como queda reflejado en varios aspectos del bonito ventanal que tiene en le centro entre dos columnas entregas y, en menor medida, de los dos más pequeños laterales:

  • Arquivoltas de estricto medio punto.
  • Imposta taqueada en la base del ventanal (conjugada con la del guardapolvos que es de puntas de diamante)
  • Capiteles de bolas con caperuza.

Ventanal románico en el centro del ábside principal

Las hiladas regulares de los sillares del ábside central no continúan en los ábsides laterales, por lo que sospechamos que fueron fruto de una campaña posterior. Además, los ventanales e estas capillas laterales tienen ventanales con arquivoltas ya apuntadas y, sobre todo, se verifica su mayor modernidad puesto que los temas vegetales de sus capiteles son, como en la puerta sur, de crochets.

Ventanal de uno de los ábsides laterales

Otro aspecto de interés de la Ermita de la Virgen de las Fuentes es su colección de relieves esculpidos. En efecto, toda la cabecera se ve coronada por una colección de canecillos figurados que sujetan el alero de la cornisa.

A pesar de que la falta de consistencia de la piedra calcárea de la zona ha acelerado su deterioro, muchos de ellos son todavía reconocibles.

Canecillo zoomorfo

Como es habitual en el románico, predominan las cabezas de animales, posiblemente de felinos y cánidos, algunos devorando a otros. No faltan tampoco los animales de cuerpo entero como simios. La otra categoría iconográfica que prevalece es la de cabezas humanas con aspectos y actitudes diversas.

Canecillo con un mono

Imafronte

Por su parte el imafronte o fachada occidental es muy monumental, a la par que todo el edificio. Tiene cuatro enormes contrafuertes: dos en las esquinas y los otros dos flanqueando la portada que muestra formas aún más austeras que la meridional mediante seis arquivoltas apuntadas que parten de jambas sin columnas.

Fachada principal de la iglesia de la Virgen de las Fuentes, Amusco

Bajo el tejaroz hay unos canecillos figurados con cabezas humanas, probablemente negroides.

Canecillos del tejaroz de la puerta oeste

Encima se abre un vano ajimezado rematado con un vano circular, todo rodeado de arquivoltas apuntadas, que se encarga de iluminar la nave central. A los lados también hay vanos más modestos para dar luz en las colaterales. Sobre el piñón superior aparece una espadaña de un solitario hueco de campanas.

Puerta occidental

Interior

En el interior nos encontramos que el templo está constituido por tres naves de tres tramos bastante irregulares aunque esta circunstancia no se aprecia a simple vista.

Interior de la nave central. Ermita de la Virgen de las Fuentes de Amusco

La nave central es más alta aunque no lo suficiente para abrir un cuerpo de ventanales tipo claristorio. Las bóvedas son ya de crucería cuatripartita con dos ligaduras perpendiculares (que las convierten en octopartitas) en la nave central y cuatripartitas puras en las laterales.

Bóvedas de crucería de la nave central

Los pilares que recogen los arcos formeros y perpiaños, además de los nervios cruceros, son de sección cruciforme con semicolumnas en sus frentes y columnillas acodilladas en las esquinas.

Pilares interiores con sus columnas

Los capiteles apenas están trabajados, mostrando superficies muy lisas y suaves con alguna planta o motivo geométrico y, sobre todo, esquemáticas cabecitas humanas en las esquinas.

Los capiteles interiores apenas muestran relieves con cabeza humanas

En época medieval se construyeron tres capillas que se abren a la nave norte.

En cuanto al conjunto de piezas de arte mueble podemos encontrar en el interior un altar con ocho columnas con capiteles vegetales que proceden de un ventanal románico de la iglesia parroquial de San Pedro. También hay una Virgen (Trono de Sabiduría) y un Cristo, ambos góticos, y una Santa Ana triple.

En la nave del Evangelio hay dos sepulcros góticos de la familia Herrera.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias
Cursos y seminarios presenciales Arteguias
Arteguias Seminarios por Internet
Viajes guiados
Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

 

Aviso Legal