PÁGINA DE INICIO 

 

Centro de Interpretación del Románico. Iglesia de Villacantid

Introducción

Villacantid es una población al oeste de Reinosa cuya iglesia sufrió importantes reconstrucciones posmedievales hasta el punto de que su puerta de ingreso -que se encontraría en el muro sur- se trasladó hasta el muro oriental de una de las nuevas naves que se construyeron, lo que provoca la inusitada estampa de poder contemplar, en el mismo plano, el ábside y la citada portada románica.

Iglesia de Villacantid, Cantabria

Este notable ábside, pequeño pero perfectamente construido, cuenta con dos dobles columnas que alcanzan el alero y un gran ventanal en el paño central.

Ábside de la iglesia de Santa MAría la MAyor de Villacantid

Son apreciables de las columnas entregas donde aparecen Sansón desquijarando el león y dos escenas que aparentemente tratana de caza y de combate guerrero. Los capiteles de las columnas del ventanal absidal abordan temas zoomorfos: leones y grifos.

Iglesia de Villacantid: capitel del ábside

En cuanto a la puerta, hay que decir que debió construirse en el muro meridional del templo románico primitivo, pero cuando se acometió el ensanche del edificio se desmontó y se volvió a construir en el muro de cierre del este de la nave sur. Al menos este apreciable elemento tardorrománico no se perdió irremisiblemente. Cuenta con arquivoltas apuntadas y una pareja de columnas.

Ventanal absidal

El interior se ha aprovechado para instalar el Centro de Interpretación del Románico desde el año 2005, lo que permite visitar este antiguo templo románico con un horario preestablecido y disfrutar de su musealización.

Interior de la cabecera de la iglesia de Santa María de Villacantid, actual sede del Centro de Interpretación del Románico

Desde el punto de vista arquitectónico e histórico podemos apreciar como la iglesia de Santa María la Mayor era en origen -probablemente de finales del siglo XII- un templo parroquial de una sola nave. Poco después, en el siglo XIII se ampliaría para hacer una pequeña nave norte con su respectivo altar.

Capitel románico del arco triunfal

Sin embargo, la intervención más radical que sufrió la iglesia de Santa María la Mayor de Villacantid se desencadenaría a comienzos del siglo XVII. En estas fechas se derribó la mayor parte del cuerpo del templo para establecer tres naves mediante grandes arcos de medio punto sobre pilares. Del mismo modo se construyó el actual campanario de los pies y lo que es más significativo y enigmático: se traslado la pequeña puertecita tardorrománica al muro oriental de cierre de la nave sur.

Puerta románica trasladada a este lugar en la reforma del siglo XVII

En el interior, además de la cuidada cabecera hay que fijarse en una serie de capiteles supervivientes. En uno de ellos encontramos grifos afrontados que se encuentran en combate con sendas anfisbenas, mientras que en otro se esculpió un combate entre dos caballeros que es frenado por la intermediación de una dama que sujeta con sus manos los corceles. Es lo que suele conocerse como Paz de Dios, o intervención de la Iglesia para pacificar conflictos bélicos. Tal iconografía no es rara en el románico y la encontramos -mucho más fina de ejecución- en la no muy lejana iglesia de Retortillo, junto a Julióbriga.

Capitel del arco triunfal de la inglesia de Villacantid

También hay otros capiteles mucho más rudos en la nave norte. Uno de ellos muestra animales con larguísimas patas de difícil identificación y una cesta vegetal.

Capitel de animales. Villacantid

Otros aspectos interesantes de la iglesia, aunque ya no pertenezcan al periodo románico son el conjunto de pinturas murales y la pila bautismal. Las primeras se reparten entre el cascaron del ábside y el muro de cierre de la capilla septentrional. Las primeras son de los siglos XVI o XVII y en ellas se representa la Asunción de la Virgen

Algo más primitivas parecen ser las de la capilla del Evangelio, de tradición gótica.

Pinturas murales de la capilla norte. Villacantid

Por su parte, la pila bautismal la encontramos a los pies de la nave norte. Parece un ejemplar bajomedival o, incluso, renacentista. Es de forma caliciforme con bolas rematando la copa y varios relieves entre los que encontramos a dos personas sosteniendo una flor de lis.

Villacantid: pila bautismal

En cuanto al Centro de Interpretación propiamente dicho, podemos visualizar en él dos vídeos de unos diez minutos de duración cada uno. El primero trata sobre el proceso constructivo de la iglesia y las reformas realizadas en él mediante técnicas de infografía 3D. Son especialmente interesantes los primeros mitades donde se explican alunas técnicas de la cantería románica.

Naves central y septentrional. Igllesia y Centro de Interpretación del románico de Villacantid, Cantabria

El segundo vídeo abarca el románico de la mitad meridional de Cantabria, en las comarcas de Campoo y Valderredible, especialmente las colegiatas de San Martín de Elines y San Pedro de Cervatos.

Centro de Interpretación del Románico de Villacantid

Además, hay numeroso paneles explicativos sobre los orígenes poblacionales de la comarca, las iglesias rupestres de la zona, los principales monumentos románicos, etc.

Centro de Interpretación del Románico de Villacantid

También podemos ver numerosas herramientas de cantería medieval para que el visitante se haga una idea de la dificultad que suponía el corte y pulido de la piedra desde la cantera hasta su definitiva ubicación en los muros así como la importancia de los albañiles en la elaboración del mortero. Se puede jugar con las dovelas de un arco de medio punto para probar su estabilidad.

Centro de Interpretación del Románico de Villacantid: instrumentos de cantería medieval

 


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias