PÁGINA DE INICIO 

 

Iglesia románica de la Virgen del Olmo, en El Olmo (Segovia)

Introducción a la iglesia de El Olmo

Puerta de la iglesia de la Virgen del OlmoLa iglesia parroquial de la Virgen del Olmo, bien visible en el extremo oriental de la minúscula población de El Olmo, se encuentra a pocos kilómetros de Duratón y Sepúlvda.

La iglesia de El Omo tiene nave única y ábside semicircular sin columnas y solo una imposta horizontal. Se abren en él tres pequeños y toscos ventanales con arquivolta de baquetón sobre pareja de pequeñas columnas.

La portada meridional sigue el esquema de Sotillo, Castroserna y otros templos cercanos, combinando arquivolta angrelada con una flor inscrita en un círculo en cada dovela, y moldura deteriorada de boceles en zigzag. Los capiteles son vegetales, muy desgastados.

Otros elementos exteriores interesantes son el pequeño ingreso del hastial occidental y la corona de canecillos bien conservada y de fuerte expresividad iconográfica.

En el interior, la bóveda de cañón del presbiterio, está soportada por dos arcos fajones sobre dos parejas de columnas de pequeños y esquemáticos capiteles. El del lado norte parece que representa una pareja de dos ángeles que sostienen discos con rosetas inscritas de ocho pétalos. Un retablo oculta el interior del ábside.

Una decoración con encanto en el románico segoviano

Interior de la iglesiaLa puerta de esta iglesia de El Olmo tiene el encanto de reunir dos tipos de arquivoltas no demasiado frecuentes y además de forma combinada. Nos referimos a la decoración en zigzag y la polilobulada.

En Segovia, sin embargo, hay numerosas puertas que llevan baquetones zigzagueantes.

A su vez hay dos tipos bien diferenciados. Cuando dichos baquetones quebrados lo hacen resaltando sobre la superficie de la puerta, llegan hasta el suelo sustituyendo los apoyos habituales, esto es, jambas o columnas, hablamos de "Modelo de zigzag resaltado". Estas arquivoltas, que incluso pueden ser múltiples ocupando la totalidad de la portada, son más frecuentes en galerías que en ingresos. Este modelo aparece en Sotosalbos, El Arenal, San Pedro de Gaíllos y Rebollo.

La otra modalidad que denominamos "Modelo de zigzag en estrella" consiste en triple baquetón que quiebra de derecha a izquierda sin resaltar sobre la superficie, formando una arquivolta que semeja una estrella, normalmente de dieciséis puntas. Encontramos puertas que tienen en tipo de arquivolta en Cascajares, Muñoveros y en ésta de El Olmo.

Arquivoltas de la puerta de la iglesia de la Virgen del OlmoQuizá el tipo de puerta más original es la que combina esta arquivolta de modelo de zigzag en estrella, con la arquivolta inferior polilobulada. Aparece en iglesias muy próximas entre sí dentro de la comarca sepulvedana, como Castroserna de Arriba, Sotillo, El Olmo, Sequera del Fresno y Turrubuelo, aunque en los dos últimos casos muy mutiladas.

Otras portadas con arco polilobulado, pero sin la combinación con arquivoltas en zigzag, las hay en la galería porticada de Duratón, y en Torredondo, único ejemplo alejado de las tierras sepulvedanas.

Origen y simbolismo

El arco polilobulado se atribuye normalmente a la arquitectura musulmana y de ésta pasaría a la cristiana. Arcos polilobulados ya aparecen en la iglesia de San Isidoro de León.

Portada de San Pedro de la Rúa de Estella con arquivolta polilobuladaEn Segovia, la presencia del arco polilobulado, sea consecuencia de la obra de mudéjares locales, o de aportaciones foráneas, adquiere una profusión poco común en los alrededores de Sepúlveda. Los arcos polilobulados de Villacadima y Campisábalos, en Guadalajara, parecen tener origen común con las segovianas.

Fuere de este contexto del sur castellano, también aparece en Burgos (Bozoo y Santa Gadea del Cid) y con otra morfología en diversas iglesias de Navarra (Estella, Cirauqui).

Por su parte, el zigzagueado es un motivo más frecuente. No sólo en Segovia, sino en todo el románico. Es especialmente abundante en el norte de España, con una alta incidencia en Asturias. Normalmente se supone un motivo anglonormando que llegó a nuestras tierras por el Cantábrico.

Su simbolismo se asocia normalmente al poder revivificador de las aguas (el zigzagueado querría representar las ondas del agua) aunque también pudiera tener significado solar.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias