PÁGINA DE INICIO 

 

Iglesia de Mair de Diu dera Purificacion de Bossò st

El lugar

El río Garona a su paso por BossòstCerrando la comarca, en el mismo límite de la frontera con Francia, se encuentra la localidad de Bossòst, a orillas del río Garona, capital del Baix Aran.

El principal atractivo de la localidad es la iglesia de la Asunción de la Virgen o de la Mair de Diu dera Purificacion, una de las mejor conservadas de toda la comarca del Val d'Aran, y un claro ejemplo del prototipo de iglesia románica aranesa.

Este edificio es muy interesante, porque en él puede verse la mezcla de influencias y la adaptación de modelos del románico aranés, lo que demuestra el conocimiento técnico y artístico que tenían sus constructores. En él pueden verse muchos elementos propios del románico lombardo, como por ejemplo las características franjas de arquillos ciegos de medio punto que separan los tres primeros cuerpos de la torre campanario, o las pequeñas lesenas verticales que rompen la horizontalidad de la cabecera.

Las relaciones de Cataluña con Lombardía están documentadas, pero nunca hay que ver estos rasgos como una copia fiel de los modelos italianos. De hecho el edificio es posterior al momento de plenitud del románico lombardo, ya que fue construida en la primera mitad del siglo XIII. En realidad esta influencia se encuentra sólo en los motivos decorativos, lo que demuestra que el románico aranés es capaz de adaptar e interpretar elementos foráneos, mezclándolos con rasgos propios de la arquitectura regional, como el ajedrezado jaqués de la portada, e incluso con elementos muy arcaizantes, como la iconografía del sol y la luna presente en el tímpano de la portada norte.

Exterior

La iglesia vista desde el sur, al amanecerEl edificio sigue el mismo esquema de las iglesias de toda esta zona: edificios muy horizontales, con tres naves y tres ábsides semicirculares que sobresalen al exterior, y un hastial muy marcado en el presbiterio, al comienzo de la nave.

La torre campanario

En Bossòst el campanario se sitúa junto a este hastial, sobresaliendo bastante del mismo. Esta torre tiene planta cuadrada, y cuatro cuerpos de altura, que rematan en un chapitel. Es una de las partes más antiguas del edificio, aunque el último cuerpo es un añadido posterior.

En la parte inferior, la estructura no tiene ninguna ventana. En el segundo cuerpo hay un gran vano en forma de arco de medio punto en cada uno de los lados. Por encima, en el tercer nivel, hay otros dos pequeños vanos en cada lienzo, también en forma de arcos de medio punto. En la parte superior se repite esta misma estructura.

Del exterior del templo, lo más destacado es, además del campanario, la cabecera y sus dos portadas.

La cabecera

Ábside centralLa cabecera está compuesta por tres ábsides semicirculares, en donde de nuevo se vuelve a ver la franja de arquillos ciegos en la parte superior, y pequeñas lesenas que rompen la horizontalidad, lo que denota una influencia del románico lombardo. En los tres ábsides hay pequeñas ventanas en forma de aspillera, con decoración en el extradós de los arcos, consistente en franjas con formas geométricas.

Las dos puertas

La iglesia de la Asunción de Bossòst cuenta con dos portadas de acceso, situadas en los muros laterales del edificio. La que se encuentra en el norte seguramente sea la más antigua.

Iglesia de Bossóst: puerta nortevEstá compuesta por un arco de medio punto rodeado por dos arquivoltas peraltadas y sin decoración, y otras tantas columnas, con capiteles decorados con formas toscas, que en realidad tienen una función decorativa, pues no soportan las arquivoltas, que apean sobre cuatro pilastras disimuladas por las columnas.

Dichos capiteles llevan entrelazados de distinto volumen y trazado, además de una escena con dos animales apenas identificables en plena pelea.

Sin duda lo más destacado de esta portada es el tímpano, que es la joya de la corona del edificio.

Se trata de un relieve con la representación del Pantocrátor, rodeado por un tetramorfos, enmarcado por una cenefa con el característico ajedrezado de Jaca y, en el centro de la parte inferior, un crismón, que muestra también una influencia aragonesa.

A ambos lados de la cabeza de Cristo hay una representación del sol y la luna, que hay que interpretarla como una sincretización románica asignando el valor de Cronocrátor (señor del tiempo y de los ciclos) a Cristo.

Puerta surLa portada del mediodía es un poco posterior a la que acabamos de ver en el muro norte.

Esta compuesta por un arco apuntado con tres arquivoltas, que tampoco presentan ningún alarde decorativo más allá de la característica franja de ajedrezado jaqués en la arquivolta externa.

En el tímpano hay una representación de un crismón trinitario y, en sus enjutas, unos relieves con formas circulares y dientes de sierra.

Interior

En el interior, las naves del edificio se separan por tres grandes pilastras de perímetro circular rematadas en un sencillo ábaco, que conforman los tres tramos de cada una de las naves, cubiertas con una bóveda de cañón apuntado, aunque es posible que la estructura original del edificio fuese con una estructura a dos aguas.

La cabecera se aboveda como marcan los cánones románicos: medio cañón para el tramo presbiterial y cuarto de esfera para los ábsides.

A los pies del templo se abre un coro, situado en dos niveles distintos, cuya construcción también obedece a un momento posterior.

Autores del texto del artículo:
Víctor López Lorente y David de la Garma


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias