PÁGINA DE INICIO 

 

Guía monumental (arte e historia) de Villafranca del Bierzo, León

Villafranca del Bierzo  
León
Bierzo
3.500
511

Introducción a la guía monumental e historia de Villafranca del Bierzo, León

Colegiata de VillafrancaLas altas montañas leonesas, ya en el límite con la vecina Galicia, alojan en su escarpado corazón una hermosa localidad, paso obligado de la ruta jacobea a Santiago de Compostela.

Villafranca del Bierzo enamora al visitante con la belleza del entorno, regado por las caudalosas aguas del Burbia y el Valcárcel, con su legado monumental y muy especialmente con la hospitalidad de sus gentes, acostumbradas a dar refugio al peregrino desde tiempos inmemoriales, y a reconfortar su espíritu y su cuerpo con viandas y acaso también con sus excelentes vinos, de fama reconocida dentro y fuera de las fronteras leonesas.

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICOEsta monumental localidad ubicada en pleno Camino Francés a Santiago de Compostela ha sabido conservar un espectacular patrimonio monumental.

En este artículo nos ocuparemos de la iglesia románica de Santiago con su famosa Puerta del Perdón, la iglesia de origen románico pero con diversas transformaciones de San Francisco, además de la iglesia y el colegio de San Nicolás, la espectacular colegiata de Santa María de Cluny o de Cluniaco, el Convento de La Anunciada o la iglesia románica cercana de San Juan de Fiz.

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago de Villafranca del Bierzo. Camino de Santiago de LeónDando la bienvenida al visitante que acude a Villafranca, la iglesia románica de Santiago ha cumplido desde sus orígenes, allá en el siglo XII, un importante papel dentro de la ruta jacobea, ya que aquí se expedía el perdón de los pecados para aquellos peregrinos que, por motivo de enfermedad, se encontraban incapacitados para continuar su camino hacia Compostela.

El Jubileo aquí otorgado era idéntico al que se concedía en la sagrada Catedral coruñesa de Santiago Apóstol. Probablemente por esta razón la iglesia románica de Santiago de Villafranca del Bierzo es un monumento emblemático de la ruta jacobea.

El templo, de planta rectangular y una sola nave, destaca por su austeridad general, pese a que pueden admirarse algunos detalles de gran belleza, presentes sobre todo en la conocida como Puerta del Perdón ubicada en el muro septentrional, ricamente ornamentada con motivos florales, geométricos y escenas bíblicas del Ciclo de la Natividad decorando los capiteles las arquivoltas apuntadas que conforman la portada.

También es reseñable la cabecera del templo con su tramo rectangular presbiterial unido a un ábside de planta semicircular, articulado mediante dos columnas entregas y abierto en tres hermosos ventanales tipo portada con arquivolta de baquetón y guardapolvos decorada mediante el conocido "taqueado jaqués".

Iglesia de San Francisco

Muy próximo a la iglesia de Santiago y ubicado en uno de los puntos más elevados del lugar, el templo de San Francisco es una de las muestras más ingeniosas de simbiosis artística del lugar.

Aquí se aprecian elementos claramente románicos, tanto en su estructura general como en su recia portada, si bien algunos elementos estructurales del edificio muestran trazas góticas, como el ábside, construido durante la ampliación del siglo XV. Ya en su interior se admira un fabuloso artesonado mudéjar que cubre toda la nave central con su madera policromada.

En la decoración interior se advierte influencia barroca, principalmente en el Retablo Mayor. Destacan interesantes tallas, como la de la Virgen de la Expectación, más conocida como la "Virgen de la O", o La Piedad, pieza clave de la imaginería leonesa.

A parte de su belleza formal, el templo ofrece interés porque según cuenta la tradición, fue fundado por San Francisco de Asís en su peregrinaje a Santiago.

Iglesia y Colegio de San Nicolás

Se ubica en pleno centro histórico villafranquino, en la sede de una antigua escuela jesuita del siglo XVII.

El templo embelesa los sentidos de todo aquél que lo admira con sus magníficas dimensiones y su logrado sentido de equilibrio y armonía. Inspirado en una de las construcciones clave del Renacimiento italiano, la iglesia del Gesú de Roma.

La formidable estructura alberga en su interior piezas artísticas de valor, como la imagen del Cristo de la Esperanza, patrón del lugar, o los retablos dedicados a San Vicente de Paúl o a la Milagrosa. Dentro del complejo de San Nicolás puede visitarse además un interesante museo de Ciencias Naturales.

La Alameda

San Nicolás cuenta con el privilegio de tener a su alrededor el verdor y frescura de este bello jardín romántico, diseñado en el año 1882, y considerado hoy como uno de los rincones naturales más hermosos de la ciudad.

En medio del jardín botánico, entre rosales y arbustos recortados con las formas más originales, se advierte una curiosa fuente, conocida como "La Chata", que data del siglo XVI y que fue traída aquí procedente del monasterio de Santa María de Carracedo.

La Colegiata de Santa María de Cluny

Erigida a mediados del siglo XVI por orden de Don Pedro de Toledo, virrey de Nápoles, sobre un monasterio de la orden de Cluny, y aún hoy día inacabada, la Colegiata es una muestra insigne del gótico tardío español, si bien su estructura deja entrever una fuerte influencia renacentista y barroca.

Del exterior, sobresale especialmente la grandiosa cabecera con ábside de gran altura y planta poligonal reforzado por poderosos contrafuertes escarpados y rematados por pináculos flamígeros. En cada paño se abre ventanales de dos niveles de medio punto.

Cubierta por un asombroso entramado de bóvedas -poligonales, de nervadura, de crucería, estrelladas…- y cúpulas de pizarra, la Colegiata alberga en su interior valiosos pasos de Semana Santa, como el popular Ecce Homo, el Cristo de la Misericordia o la imagen de Jesús atado a la Columna, entre otros.

Calle del Agua

Esta es sin duda la calle más popular de Villafranca, estrecha, empedrada, y repleta de referencias histórico-artísticas que captan la atención del paseante.

Calle del Agua en Villafranca del Bierzo, León

La calle del Agua parte de la Colegiata, y en su trazado, estrecho e irregular, se ve jalonada por algunas de las casonas nobiliarias de mayor abolengo del lugar. El palacio de los Marqueses de Villafranca, el palacio de Torquemada, la mansión de los Álvarez de Toledo o la Casa Morisca son algunos ejemplos de la fastuosa arquitectura que aquí puede verse, y que convierten esta calle en un auténtico museo al aire libre.

Convento de La Anunciada

La calle del Agua lleva a su paso a este convento, fundado por las monjas franciscanas a comienzos del siglo XVII sobre los restos de un antiguo hospital de peregrinos.

La estética del Renacimiento italiano impera en todo el edificio. El espacio interior, diáfano y perfectamente estructurado, alberga piezas de valor como el retablo de la escuela de Becerra, del siglo XVII. Más antiguo es el Sagrario, reliquia de la época romana. También aquí se halla el panteón con los restos mortales de los marqueses de Villafranca, junto a otras personalidades ilustres de la historia local.

Castillo

Las formas elegantes y sinuosas de este castillo delatan su inspiración en los palacios de la aristocracia francesa del Medievo.


Construido en el siglo XV, sus torres originales fueron destruidas por un incendio durante la batalla contra las tropas inglesas de Moore, en la Guerra de la Independencia. No obstante la estructura general del castillo se mantiene en buen estado, conservándose impecables sus muros de mampostería o sus inconfundibles chapiteles de pizarra.

Iglesia de San Juan de Fiz

A las afueras de Villafranca, en el camino tradicional que conduce a Corullón, esta pequeña iglesia rememora parte importante de la historia del lugar. No en vano se mantiene en pie desde el siglo XII, si bien el edificio original fue fundado casi 500 años antes por San Fructuoso de Braga.

Esta pequeña iglesia, de trazas netamente románicas, fue gestionada durante muchos años por los Hospitalarios. A día de hoy continúa despertando admiración su extrema austeridad, con apenas ornamento alguno en la portada principal, pudiendo apreciarse una cabeza humana en la clave de los arcos de entrada.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias