PÁGINA DE INICIO 

 

Monasterio de Leyre

Esculturas de las arquivoltas de Porta Speciosa. Monasterio de LeyreEl de Leyre es un monasterio milenario que llegó a ser uno de los más importantes de la España reconquistada y corazón espiritual del Reino de Pamplona.

Se sabe que existía un monasterio en el siglo IX que fue destruido por los musulmanes. Luego, a comienzos del XI fue reconstruido y se sabe de una primer consagración de la iglesia a mediados de ese siglo. Las obras debieron proseguir hasta el siglo XII. Más tarde, en el siglo XIV sufrió una abrupta ampliación gótica de las naves por los monjes cistercienses que lo habitaron a partir del XIII.
Tímpano de la Porta Speciosa. Monasterio de LeyreTras la eliminación de las naves románicas y su sustitución por las góticas, de estilo románico perdura básicamente la enorme cabecera triabsidal -que incluye la cripta- y la puerta occidental.

De la primera campaña románica de Leyre data su cabecera, de altísimos ábsides que engloban, en su parte baja, la cripta.

Aunque no hay concesiones escultóricas en ella (carece de ventanas decoradas o de columnas) es magnífica su fábrica, realizada con grandísimos sillares de color cálido perfectamente aparejados.

Detalle de la cripta de la iglesia del Monasterio de LeyreLa cripta es uno de los más sugestivos lugares de del románico español. Sus bóvedas de medio cañón se refuerzan con arcos fajones de arco de medio punto muy peraltados que, a su vez, son soportados por columnas de corto fuste y grandes capiteles.

La portada occidental, denominada Porta Speciosa ya es del siglo XII, aunque debió sufrir una importante intervención posteriormente y se sumaron esculturas de otros lugares de la iglesia, al estilo de la Puerta de las Platerías de Santiago.

Monasterio de LeyreEsto hace que la riqueza escultórica de la porta Speciosa del Monasterio de Leyre se verdaderamente espectacular.

La portada tiene cinco arquivoltas de medio punto que rodean un tímpano esculpido soportado por una columna parteluz. Este tímpano llevaba siete estatuas, de las que se reconocen a Cristo, María, San Pedro y San Juan y algunos apóstoles.

Todas las arquivoltas están decoradas figurativamente así como las enjutas y el friso superior..

Aunque se ha estimado la intervención de tres talleres distintos como protagonistas de esta magna puerta del Monasterio de Leyre, (incluyendo el taller del Maestro Esteban) en toda ella se aprecia manos expertas que esparcen por todo el conjunto infinidad de esculturas de exquisita finura.

El visitante puede perderse entre tanta riqueza por lo que es recomendable una ojeada detenida y aislando los elementos escultóricos uno a uno, que por la recombinación posterior citada no tienen necesariamente que tener que ligazón con las tallas próximas.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias