PÁGINA DE INICIO 

 

Guía de la iglesia del antiguo Monasterio de San Salvador de Vilar de Donas, Lugo

Introducción histórica

La iglesia de San Salvador de Vilar de Donas se encuentra en el concello de Palas de Rei, municipio lucense cercano ya a la provincia de A Coruña. Lugar jacobeo de renombre pues el Camino Francés a Santiago de Compostela lo atraviesa de lado a lado (apareciendo en el célebre Códice Calixtino)

Iglesia del antiguo Monasterio de San Salvador de Vilar de Donas

Palas de Rei cuenta con un denso bagaje histórico. Todas las culturas y civilizaciones que han tenido importancia en España han pasado por aquí. Tal es el caso de la civilización castrense (existe una veintena de castros en municipio, y que han aportado valiosas piezas como el torques de plata de San Xusto, del Museo de Lugo).

Vilar de Donas: capitel románico interior

También se establecieron aquí romanos (puente de Ferreira), suevos (fue sede obispal durante el reinado suevo) y visigodos.

La breve dominación árabe no dejó demasiadas huellas en este territorio porque desde muy pronto pasó a pertenecer a la recién nacida Monarquía Asturiana. Los siglos medievales legaron una gran riqueza monumental, existiendo numerosas iglesias románicas -de las que sobresale especialmente San Salvador de Vilar de Donas- y el castillo de Pambre.

Cabecera de la iglesia  románica del antiguo Monasterio de San Salvador de Vilar de Donas

La iglesia de San Salvador de Vilar de Donas en la actualidad

La iglesia de Vilar de donas es un templo de origen monástico, lo que justifica su magnífica calidad arquitectónica en el contexto del románico gallego. La familia Arias de Monterroso fundó un monasterio familiar femenino, de aquí el nombre de "donas". Fue donado a la Orden de Santiago en 1184. Supuestamente fueron los caballeros santiaguistas quienes man-daron construir el edificio románico que hoy vemos, que por su calidad fue declarado monumento nacional en 1931.

La iglesia de San Salvador de Vilar de Donas, vista desde el sur

Los santiaguistas emplearon Vilar de Donas como lugar de enterramiento general de los caballeros de la orden muertos en Galicia, lo que ha permitido conservar en el interior de la iglesia numerosos sepulcros y laudas de diferentes fechas.

Numerosas lápidas y monumentos funerarios de los caballeros de la Orden de Santiago

Tras la desamortización de Mendizábal en la cuarta década del siglo XIX, pasó, como en tantos otros casos, a servir de Iglesia parroquial del caserío.

Capitel interior

Exterior

La iglesia es románica tardía (terminada en 1224) tiene una longitud de 22 metros y 16 de anchura. Su planta es de cruz latina de una sola nave y largo crucero, mientras que la cabecera es triabsidal. Se trata de una planta no demasiado común en Galicia. Es probable que se proyectaran tres naves para hacerlas coincidir con sus respectivos tres ábsides pero que se simplificara el trazado por razones desconocidas, incluyendo siempre la posibilidad de exigencias económicas.

Antiguo cartel que señaliza la Iglesia románica de Vilar de Donas

Cabecera

Los tres ábsides de la cabecera son un portento de monumentalidad y buena fábrica, con grandes y perfectamente tallados sillares de granito. Los ventanales son estrechos y alarga-dos lo que conduce a una impresión visual de gran verticalidad. Los canecillos y capiteles no muestran temas figurados.

Cabecera de la iglesia de San Salvador de Vilar de Donas

La fachada oeste es muy hermosa destacando la esbelta portada, prodigio y paradigma del virtuosismo en que incurre en ocasiones al tardorrománico gallego influenciado por las obras mateanas de Santiago. Muestra cinco arquivoltas ligeramente apuntadas y muy decoradas con motivos geométricos (zigzagueados), plantas de distintos tipos y carnosos florones. Un detalle curioso es el capitel que cuelga de la clave de la arquivolta interior a modo de pinjan-te.

Preciosa portada oeste

El tejaroz de sostiene gracias a una serie de arquillos semicirculares que se apoyan sobre ménsulas a modo de canecillos, siguiendo modelos zamoranos y orensanos.

Detalle de las arquivoltas muy trabajadas

Los capiteles de la portada principal ofrecen elementos vegetales, seres teriomorfos como una pareja de dragones en el lado norte y otra de arpías encapuchadas en el flanco sur. También existe seres humanos (o ángeles), algunos de los cuales parece que portan filacterias.

Capiteles de la portada de Vilar de Donas

Merece mención especial los herrajes que unen las maderas de la puerta, contemporáneos a la construcción de la iglesia, que están muy vinculados a los de la puerta norte de la catedral de Lugo, lo que permite suponer que ambos pueden ser obra de un mismo autor.

Herrajes románicos de la citada puerta

Delante de esta puerta existió un pórtico o nártex que se conserva parcialmente y que se constituye mediante pilares con semicolumnas adosadas en dos de sus frentes y que soportan arcos ligeramente ojivales.

Pórtico o nártex de la iglesia de San Salvador de Vilar de Donas

Interior

Está cubierta con madera la nave del brazo mayor, mientras que el brazo del crucero lo hace con bóveda de cañón y el transepto con bóveda de aristas con nervios. La cabecera constituida por un ábside central y dos absidiolos a los que se accede mediante arco de me-dio punto sobre pilastras con columnas adosadas, se cubre al modo tradicional: medio cañón para el presbiterio y horno para los ábsides.

Aspecto interior

Al parecer trabajaron tres maestros, el primero de los cuales hizo la capilla mayor, el ábside derecho y parte del izquierdo; el segundo el resto del crucero y el tercero que remata la nave.
Muy interesante es el baldaquino de piedra, con cuatro columnas, arcos conopiales cubierto por tejado de cuatro vertientes lleva relieves de San Pedro y San Pablo.

Pinturas

Capítulo aparte merecen sus pinturas murales góticas del siglo XV que se hallan en el interior del ábside central y que han sido recientemente restauradas.

Pinturas góticas de la iglesia de Vilar de Donas

Están hechas al temple predominando los tonos rojos, negros y amarillos. Al parecer son obra de varios artistas. Las escenas más hermosas son las de la Anunciación y Cristo en Majestad.

Escena de la Anunciación

Por último debemos reseñar el retablo de granito que perteneció al altar mayor, que lleva en el centro un cáliz y a ambos lados el Descendimiento y la Consagración. Tampoco hay que obviar la ya citada colección de tumbas y elementos sepulcrales de caballeros santiaguistas.

Sepulcro de un caballero santiaguista

 

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
Víctor López Lorente)


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias