PÁGINA DE INICIO 

 

Portada románica de Santa María de Eguiarte (Navarra)

Portada de Eguiarte, NavarraLa iglesia de Santa María de Eguiarte no es de las más conocidas, precisamente, del rico contexto románico navarro a pesar de ser de un enorme interés para cualquier estudiosos de la escultura medieval.

Del templo románico, tras las reformas seculares, tenemos la portada del muro meridional, que está cubierta por un gran porche pero accesible perfectamente desde el exterior, por lo que el visitante no tendrá ningún problema en localizarla y estudiarla.

Arquitectónicamente, esta portadita de Eguiarte no es nada especial. Se trata de una construcción de modesto tamaño y de articulación bastante sencilla, constituida por tres arquivoltas de medio punto con anchos baquetones y guardapolvos de escocia. Ninguna decoración historiada, geométrica o vegetal interrumpe la lisura de las superficies.

Por tanto, el interés máximo se centra en los capiteles de las columnas y los relieves de las jambas interiores.

AnunciaciónEn el lado izquierdo según el observador, aparecen la Anunciación, la Adoración de los Magos, un bajorrelieve geométrico que parece tener implicaciones solares y un Agnus Dei, representado como un cordero sujetando una cruz con su pata. Todos estos motivos lanzan mensajes positivos y de esperanza.

En el lado opuesto, los dos capiteles muestran animales demoniacos como arpías y dragones plenamente silenses, más un centauro sagitario y un crismón.

Nos podemos cuestionar si el sagitario que lanza su flecha en dirección a los monstruos se emplea aquí como representación del triunfo sobre el mal. Es posible y quizás por ello, junto al sagitario, aparece el crismón trinitario.

Es evidente el parecido estilístico e iconográfico entre las escenas del Ciclo de la Natividad de Eguiarte y San Miguel de Estella, a pocos kilómetros de distancia.

Relación con Estella y Silos

Capiteles de Eguiarte (Navarra) y Silos (Burgos)No es ninguna novedad la relación que existe entre la escultura de Estella y Silos y que para algunos autores tendría como intermediación otros templos "intermedios" como Armentia.

Lo que si es admirable es que esta modesta iglesita tenga tallas y decoraciones de tanta calidad y además tan relacionadas no sólo con Estella sino casi más directamente con el monasterio burgalés de Silos.

Tal extremo se comprueba en la pareja de monstruos de uno de los capiteles que son muy similares a los de uno de los capiteles del claustro bajo de Silos (VER IMÁGEN LATERAL).

Es una prueba más de la itinerancia de talleres que tanto sigue despistando y confundiendo a los analistas del románico, puesto que es normal que una misma manera de tallas y expresar plásticamente unos motivos pueden aparecer a cientos de kilómetros de distancia. El caso de Eguiarte es un buen ejemplo de ello.

La flor de aro y el taller silense

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICOOtra de las claras relaciones de esta portada con el taller silense es el motivo vegetal que decora los ábacos de los capitales, que se impostan y anillan el arimez. Se trata de la llamada flor aro o Arum Italicum.

Esta flor gramínea mediterránea, que tiene sus frutos arracimados y posee grandes hojas lanceoladas, es tallada por el segundo taller de Silos gracias a su plasticidad (las hojas se esculpen con las nervaduras muy carnosas y éstas o los tallos envuelven los frutos en círculo o trazando formas acorazonadas, etc.).

Además de en el propio claustro silense, en el románico meridional de Segovia, influido por Silos, son numerosas las iglesias cuya decoración vegetal se basa en esta flor de aro.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias