Viajes guiados
ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS PÁGINA DE INICIO 

 

Guía de la iglesia de Abajas, Burgos

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICOIntroducción

Abajas es un pueblecito burgalés del partido judicial de Briviesca, al oeste de la histórica comarca de La Bureba, muy cerca ya de Los Altos y Valle del Valdivielso. Se encuentra a la respetable altura de 846 metros sobre el nivel del mar. Cuenta en la actualidad con sólo 28 habitantes.

La primera cita documental de esta localidad data del año de 1068 y desde entonces aparece con varios nombres que nos marcan la evolución de su toponimia. El primer nombre con que aparece es el de Avalgas y más tarde: Abalias y Abaias.

Guía de la iglesia de Abajas, Burgos

Esta población burgalesa de Abajas puede presumir de tener un importante monumento del románico rural burgalés. Nos referimos a la iglesia parroquial de Santa María la Mayor.

Arco interior ciego

Arquitectura

Uno de los aspectos más importantes de la arquitectura de la iglesia de Santa María la Mayor de Abajas es que está construida con sillares de una piedra toba muy porosa de tono rojizo que ofrece una superficie singularmente rugosa. En origen, es imaginable que las capas de enfoscado cubriesen eso poros y dejaran las superficies murales lisas.

Se trata del habitual templo concejil de servicio religioso a una parroquia de fieles, por lo que tiene una sola nave que remata en una cabecera con presbiterio rectangular más estrecho y un ábside semicircular aún más angosto. A los pies del templo se levanta una potente torre campanario.

La iglesia de Abajas, Burgos desde el oste

Hay que decir que el templo románico se conserva bastante bien. Lo que sucede es que a lo largo de la historia se le han añadido a los costados meridional y septentrional hasta un total de cinco dependencias que hacen que, al exterior, sólo se aprecie el ábside a primera vista. Su fecha de construcción probablemente será de finales del siglo XII.

Canecillo del ábside

Exterior

Cabecera

La cabecera de la iglesia de Abajas tampoco se libró de los aditamentos de capillas y estancias, habiéndose tapado el muro presbiterial norte y también el paño septentrional del ábside. Por este motivo, la mejor manera de contemplar esta cabecera románica es desde el sur, donde observamos que tiene el presbiterio recto unido a ábside de planta semicircular.

Precioso ábside de la iglesia de Abajas

El tambor absidal está articulado verticalmente mediante dos columnas entregas que formas tres paños verticales con un arco de tipo ventanal en cada uno (el norte está tapado). Ninguno de ellos posee columnitas sino que los arcos trasdosados por chambranas de billetes cobijan tímpanos donde se esculpieron motivos geométricos.

En el ventanal central -único que tiene aspillera de iluminación- este motivo es una red de rombos.

Tímpano del ventanal absidal decorado con una rede de rombos paralelos

En el arco absidal sur y en el del muro meridional del presbiterio, los tímpanos tiene tres semicírculos ubicados en disposición triangular, excavados en la piedra. Este motivo lo vemos también en otras iglesias burgalesas cercanas como Castil de Lences, Hermosilla, Escóbados de Abajo y Ahedo del Butrón.

Tímpano del arco sur de la cabecera

Los capiteles de las dos grandes columnas absidales son vegetales. El de la norte lleva un fruto de flor de aro entre grandes hojas que posiblemente intentan imitar los acantos romanos.

Iglesia de Abajas: una de las columnas del ábside

La corona de canecillos se conserva bien. Son estrechos, predominando las formas geométricas sinuosas que trazan formas cóncavo-convexas similares a letras "S" y otros motivos relacionados. También hay cabezas humanas y de animales.

Canecillos del presbiterio

Portada

La portada, cubierta en la actualidad por un porche moderno, es junto con el ábside ya descrito, la estructura de mayor calidad e interés de todo el edificio.

Puerta románica de la iglesia de Abajas, Burgos

De proporciones bastante verticales, esta puerta tiene una singularidad estructural notable, la de contar con un alfiz formado por cenefas ajedrezadas. Esa manera de adornar puertas medievales cristianas con este mudejarismo lo vemos más al sur y en fechas mucho más tardías. O es una originalidad del taller o fruto de una recomposición posterior.

Canecillo del tajaroz de la puerta con un hombre matando a un león

Inmediatamente encima del citado alfiz, hay un tejaroz sostenido por un total de seis canecillos. Entre ellos destacamos uno con una arpía, otro con Sansón o David desquijarando un león y, sobre todo, uno muy curioso en que un hombre parece colocar su pie izquierdo sobre el lateral de su cabeza.

Curioso canecillo del tejaroz

La puerta propiamente dicha tiene tres arquivoltas. La interna es ajedrezada, la intermedia lleva todo un conjunto de relieves figurados muy interesantes del que luego nos ocuparemos. La exterior lleva un bocel y por fuera hay una chambrana de motivos vegetales.

Dos de los capiteles de la puerta románica

Las columnas de apoyo son cuatro y sus capiteles, menos uno que es vegetal, abordan la temática tan querida por la escultura de tradición silense de animales fantásticos del bestiario románico:

  • Dragón y arpía
  • Pareja de arpías
  • Pareja de grifos

Iglesia de Abajas: arpías en una de las columnas de la portada

La arquivolta historiada tiene el interés de que se ha conservado en muy buen estado de conservación a pesar de que los escultores trabajaron la piedra también a trépano ahuecando sus superficies. Afortunadamente casi todos sus relieves están en la actualidad como cuando fueron creados hace 850 años.

Dovela de la arquivolta esculpida con dos dragones

De izquierda a derecha, siguiendo el movimiento de las manecillas del reloj, tenemos en primer lugar un conjunto de plantas de delicado trazo que por el trépano usado tiene sus hojas separadas de la base de las dovelas.

A continuación observamos a un hombre clavando una espada en la boca de un dragón. Podría tratarse del arcángel San Miguel pero no se le aprecian las alas.

Un hombre clava la espada en la boca de un dragón

Luego hay un espinario, iconografía clásica que tiene fuertes ecos en la escultura románica.

Espinario

A su derecha, en tres pequeñas dovelas, incluyendo la clave, hay animales como un grifo, una arpía y otro animal que sólo aparece parcialmente representado y que parece un ave.

Dovela de la puerta

Más a la derecha tenemos lo que parecen dos cabras con un árbol en el medio.
Va seguido de un águila que aparece capturando un cuadrúpedo y, a continuación, dos dragones o basiliscos entrecruzando sus cuellos.

Un águila atrapando a su presa

Esta puerta también tiene tímpano festoneado por once lóbulos y en el centro una columnita con una peana o ménsula. A ambos lados de la citada columna se aprecian unas manchas más claras que seguramente corresponderían a alguna representación hoy perdida.

Portada de la iglesia de Abajas

La escultura de esta puerta es la manifestación más notable de la iglesia de Abajas, que se relaciona con los templos también burgaleses de Soto de Bureba, Hermosilla, Castil de Lences, etc. Fue realizado, por tanto, por un taller que se ha de vincular con aquellas corrientes de escultura tardorrománica que derivan más o menos directamente del claustro de Silos.

Arpía

Interior

La iglesia de Abajas es un templo completamente abovedado. Su única nave se cubre con medio cañón y arcos fajones doblados. Caen sobre responsiones que tienen la particularidad de ser de doble pilastra y una semicolumna que se queda sin recibir ningún tipo de peso.

Bóveda de medio cañón de la nave de la iglesia de Abajas

Probablemente se pensó en hacer los fajones más potentes de lo que al final fueron o este anómalo suceso pueda deberse a una posterior reconstrucción.

La nave se engarza a la cabecera mediante un arco triunfal apuntado sobre dos columnas. La nave del presbiterio lleva bóveda de medio cañón apuntado y la del ábside bóveda de horno también con apuntamiento.

Capitel interior con una pareja de leones rudamente esculpidos

En cuanto a la escultura de las columnas interiores, hay que de decir que en los capiteles hay representados también animales, pero es indudable que las manos que los ejecutaron fueron distintas que las que se ocuparon de la puerta, pues las cestas interiores están labradas de manera mucho menos cualificada.

Caitel interior de aves

Aquí tenemos leones, arpías y aves. Estos animales se encuentran pintados de colores azul claro, amarillo y rojo. Es obvio que esta no es la policromía original pero sirve para recordarnos que los interiores de las iglesias de la época estaban pintados.

Interior de la iglesia de Abajas: capitel con parejas de arpías


Libros,Seminarios y
Viajes de Arteguias
Cursos y seminarios presenciales Arteguias
Arteguias Seminarios por Internet
Viajes guiados
Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

 

Aviso Legal