Viajes guiados
ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS PÁGINA DE INICIO 

 

Guía de la iglesia de Jaraíz de la Vera, Cáceres

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICOIntroducción

Jaraíz de la Vera es una localidad situada en la conocida comarca de la Vera de Plasencia (actualmente llamada Mancomunidad Intermunicipal de la Vera), situada al nordeste de la provincia de Cáceres, a 561 metros del nivel del mar y con una población de unos 6.500 habitantes.

La visita a Jaraíz permite, además de conocer esta zona, adentrarse a poca distancia en el Valle del Jerte, ubicado a pocos kilómetros al norte. También se encuentra muy accesible, a unos 34 kilómetros por carretera, la monumental villa de Plasencia.

Columnas y arquivoltas de la puerta sur de la iglesia de Santa María de Altagracia de Jaraíz de la Vera

Jaraíz de la Vera tiene dos iglesias, la de Santa María de Altagracia y la de San Miguel Arcángel.

Desde el punto de vista histórico y monumental interesa especialmente la de Santa María de Altagracia, que es sin duda el hito patrimonial más importante y antiguo de la población.

Al igual que sucede con muchos otros edificios de Extremadura, la evolución histórica de esta iglesia no está del todo clara. Se suele afirmar que su primera edificación dataría del siglo XIII, campaña a la que pertenecería su famosa portada meridional. Siguiendo esta hipótesis, a principios del siglo XV se reconstruiría en un estilo gótico tardío pero respetando la citada puerta de características tardorrománicas.

La iglesia de Jaraíz de la Vera desde el sureste

Otra hipótesis, propuesta por Domingo Montero Aparicio, es que la iglesia actual pertenezca completamente a campañas realizadas entre los siglos XV y XVI y la citada portada sea una estructura gótica muy arcaizante como sucede en bastantes lugares de la provincia de Cáceres.

Capiteles de la puerta principal

Arquitectura

La iglesia de Santa María de Altagracia de Jaraíz de la Vera es un voluminoso templo de 34 metros de longitud por 17 de ancho. En la mayor parte de los muros se empleó sillería de piedra granítica de un color ocre, aunque hay partes de mampostería, incluso de ladrillos.

Tiene tres naves y un ábside de planta hemidecagonal. A la nave septentrional se han añadido estancias modernas. También cuenta con un campanario en la esquina nordeste de la construcción.

Exterior

En general, la iglesia de Jaraíz de la Vera es bastante austera, Su cabecera poligonal es de una absoluta sobriedad, pues sus muros son completamente lisos y no dispone de ventanales.

Exterior de la cabecera

Ésta va a ser una de las características del templo, sus escasos vanos de iluminación. Dada esta carencia, adquiere relevancia el coqueto ventanal gótico que se abre en el muro meridional, a la derecha de la portada.

Ventanal gótico de la fachada del mediodía

Adosada al norte se encuentra la torre campanario, de planta cuadrada, que presenta tres cuerpos separados por impostas. Sólo el cuerpo superior tiene huecos para las campanas, uno en cada cara.

La torre campanario es de una sobriedad casi castrense

Originalmente, el templo tenía tres puertas de acceso: al norte, al oeste y al sur. La norte se cegó cuando se añadieron las nuevas estancias mencionadas anteriormente.

Imafronte y porche de la iglesia de Santa María de Altagracia de Jaraíz de la Vera

La puerta oeste se encuentra bajo un porche de madera y tejado sostenido por dos columnas y dos ménsulas emergentes del imafronte. Tiene una estructura bastante común en la zona, como en las iglesias de San Nicolás de Plasencia (puerta norte) y la de Santa María de Trujillo (puerta sur). Sus dos arquivoltas son apuntadas con molduras de baquetón y escocias. No dispone como apoyos de columnas, sólo las jambas. Rodea las arquivoltas un alfiz.

Pequeña y senilla puerta con alfiz del imafronte de la iglesia

Encima hay un rosetón muy bonito formado por siete óculos hexalobulados.

Bonito rosetón en el hastial de la fachada oeste

Pero lo que le ha aportado notoriedad al templo es, sobre todo, su puerta meridional pues se suele considerar tardorrománica del siglo XIII. Pero incluso si fuese de una época tan avanzada como el siglo XV sería evidente una gran arcaización de la estructura arquitectónica y de la escultura que nos llevaría a pensar en una inspiración (o incluso imitación) de modelos más antiguos, como la puerta occidental de la Catedral Vieja de Plasencia.

La portada vista desde el sur

Cuenta con seis arquivoltas apuntadas de finas molduras angulosas y aboceladas. Los apoyos son las jambas y cinco pares de columnas que alternan los fustes cilíndricos con los ochavados. Entre estos fustes de dispusieron frisos verticales de grandes puntas de diamante como en la citada puerta catedralicia de Plasencia. Esta decoración también aparece en los intercolumnios de las puertas de algunas iglesias de Brihuega (Guadalajara).

La preciosa puerta medieval de la iglesia de Santa María de Jaraíz de la Vera

Los capiteles y los relieves superiores de las jambas ofrecen un repertorio de escenas que son habituales en la escultura románica:

Cabeza humana entre vegetación

  • Green Man (hombre verde).

Green Man u hombre verde tallado en uno de los capiteles

  • Cabezas humanas entre grandes hojas vegetales.
  • Dos dragones agarrados simétricamente a un rostro humano.
  • Dos leones simétricos que parecen lamer la cabeza de otro que se encuentra bajo ellos.

Capitel de la puerta donde parece que se esculpieron tres leones

  • Dos mujeres con una tinaja en el centro (podrían estar lavando sus cabellos).
  • Leones o lobos atrapando un cordero.

Capitel de la portada meridional

Como ya hemos apuntado, existe controversia sobre la datación de esta puerta. Si nos fijamos en el guardapolvos, observamos uno relieves similares a cardinas y en el vértice una moldura que convierte el arco apuntado en conopial. Si estos elementos son originales, indudablemente tendríamos que llevar su construcción a algún momento de los siglos XV - XVI porque pertenecen al gótico isabelino (flamígero castellano). Pero bien pudiera ser una moldura que se añadiera posteriormente, por lo que las dudas siguen existiendo.

Interior

Al entrar lo que apreciamos es un espacio elevado, muy amplio y casi diáfano por la anchura del edificio y porque los soportes que lo dividen en tres naves son muy delgados.

Jaraíz de la Vera: las tres naves de su iglesia

En efecto, los arcos formeros son carpaneles y se apoyan sobre delgados pilares de sección elíptica sin capiteles ni cimacios ni impostas. La cubrición superior es una techumbre de par y nudillo.

Estructura de división en tres naves de la iglesia de Jaraíz

También observamos que, además de la iluminación eléctrica, una de las principales fuentes de luz natural sigue siendo el rosetón del imafronte.

El rosetón visto desde el interior del templo

En cuanto al ábside, que como vimos tiene planta hemidecagonal, está cubierto por bóveda de crucería.

Bóveda de crucería del ábside

Montero Aparicio apunta que este ábside se construyó aprovechando uno anterior románico de planta semicircular, de ahí la ligera curvatura interior que se aprecia en sus muros absidales.

El retablo es de estilo barroco, obra del siglo XVII con abigarrada ornamentación y columnas salomónicas. Los preside un Cristo del siglo XVI y debajo la Virgen María. A sus lados los dos pilares d la Iglesia: San Pedro y San Pablo.

Retablo barroco


Libros,Seminarios y
Viajes de Arteguias
Cursos y seminarios presenciales Arteguias
Arteguias Seminarios por Internet
Viajes guiados
Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

 

Aviso Legal