Arteguias Seminarios por Internet
Cursos y seminarios presenciales Arteguias
Viajes guiados
ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS PÁGINA DE INICIO 

 

Guía de la iglesia de San Saturnino de Artajona, Navarra

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICOIntroducción

La iglesia de San Saturnino es el monumento más importante de la villa de Artajona y junto con su muralla o cerco forman una estampa medieval de lo más bello que podemos hallar en la Comunidad Foral de Navarra.

El origen de la fundación de la actual iglesia de San Saturnino o San Cernín hay que relacionarlo con la intención de reyes y eclesiásticos hispanos de renovar la organización eclesiástica local para acomodarla a la Reforma Gregoriana.

La iglesia de San Saturnino desde el caserío de Artajona

En este contexto, a finales del siglo XI llegaron a los reinos hispanos numerosos clérigos procedentes de Francia. Uno de ellos fue Pedro de Roda que se convertirá en obispo de Pamplona. Era un hombre experimentado cuyo curriculum estaba vinculado a importantes santuarios del sur de Francia. Había sido formado en Sainte-Foy de Conques y monje de Saint-Pons de Thomières. Además asistió a la ceremonia de consagración de la basílica de Saint-Sernin de Toulouse de 1096.

Iglesia de San Saturnino de Artajona, Navarra

Por consejo del rey Sancho Ramírez, Pedro de Roda donó en el año 1084 una pequeña iglesia consagrada a San Juan a los canónigos de Saint Sernin de Toulouse. Al mando de la misma quedaba un prior que se encargaba -entre otros fines- de recaudar diezmos. Es ésta la razón por la que el monumento del que se ocupa este artículo estuvo siempre vinculado a la política, sociedad y arte de la capital de Occitania.

Vista de la villa desde lo alto de la iglesia de San Saturnino

Pronto, la antigua iglesia de San Juan de Artajona pasó a llamarse de San Sernín, San Cernín, San Cerní o San Saturnino.

Fachada meridional y campanario

San Saturnino de Artajona ha sido una de las iglesias navarras que mayor número de estudios académicos ha provocado. Se han ocupado de ella -entre otros- Pedro de Madrazo, Tomás Biurrun, Torres Balbás, Jimeno Jurío, Mª Carmen Lacarra o Javier Martínez Aguirre.

Iglesia de San Saturnino de Artajona, Navarra: tramos de los pies

Las conclusiones a las que llegan estos diferentes autores son diversas en lo relativo a la cronología y etapas constructivas del edificio. Siguiendo uno de los estudios monográficos más modernos, el de Martínez Aguirre, la actual iglesia gótica de San Saturnino de Artajona comenzaría a ser construida donde había una anterior románica entre 1260 y 1280 para ser finalizada en el siglo XIV, siendo lo más tardío la edificación del campanario.

El templo había llegado en un estado de abandono deplorable al siglo XXI pero, para nuestra alegría, no hace muchos años gozó de una completa restauración que ha permitido extraer casi toda la belleza que este edificio ofrecía a sus visitantes desde la Baja Edad Media.

Rosetón

Su estilo es gótico "a la francesa" pero no el que estamos acostumbrados a ver en las grandes catedrales del norte del país vecino (Isla de Francia), sino un gótico propio del Mediodía francés, donde sin renunciar a la altura, los maestros constructores se preocupaban menos de la desmaterialización de los muros mediante vidrieras, por lo que las superficies de vanos no son tan generosas como en el norte. Es más que probable que los talleres que se ocuparon de la obra fueran originarios de la Francia meridional.

Muro meridional con los ventanales y los arranques de las bóvedas

Interior

Aunque el aspecto espigado del templo observado cuando se contempla desde fuera ya anuncia la verticalidad del edificio, es en el momento de entrar a su interior cuando verdaderamente apreciamos la altura de la nave, mucho mayor que la cabecera que es de modestas dimensiones.

Interior de la nave

En efecto, es una iglesia de una sola nave de cinco tramos, cubierta por bóveda de crucería cuatripartita engarzada a un ábside más bajo y estrecho de forma poligonal (cinco lados). Los arcos perpiaños y cruceros de la nave surgen de pilares fasciculados con cinco finas semicolumnas en cada uno.

Muro norte

Por desgracia, los furores neoclasicistas del siglo XVIII destruyeron los capiteles de estos apoyos a excepción de los que se encontraban cubiertos por la sillería y el coro. También se salvaron varias claves de bóveda.

Los capiteles que han llegado hasta nosotros inciden en temática vegetal y zoomorfa con especial predilección por los dragones que interactúan entre sí.

Capiteles figurados con dragones

El ábside, que es poligonal tanto por el interior como por el exterior, se cubre también con bóveda de crucería. En los apoyos quedan relieves escultóricos interesantes.

Pero lo más importante es que hasta 1944 se encontraban in situ pinturas murales góticas en el interior de la cabecera que en ese año fueron trasladadas al Museo de Navarra donde se exponen actualmente, aunque en fragmentos diferenciados y en salas distintas. El principal muestra la parte inferior del cuerpo de Cristo con la cruz que muestra las llagas de los pies y a su lado dos ángeles con los instrumentos de la Pasión.

Pinturas del ábside de San Saturnino en el Museo de Navarra

Procedente del paño nordeste del ábside también se expone en el citado museo un fragmento de pinturas que muestra a un grupo de personajes nimbados y sedentes en actitud de orar y que corresponde a un grupo de bienaventurados en el Juicio Final. Estas pinturas debieron ser creadas entre los años 1270 y 1280.

Otro fragmento de pinturas murales de San Saturnino

En los laterales de la cabecera, un maestro llamado Roque pintó ya en el siglo XIV -sin conexión con las pinturas anteriores- un programa referido a la vida de San Saturnino y San Exuperio. También fueron arrancadas en 1944 y reinstaladas en el Museo de Navarra.

Exterior

La cabecera

La cabecera poligonal tiene uno de los lados tapado por el campanario adosado tardíamente. No obstante, se puede ver el resto de paños entre contrafuertes en los vértices y algunos ventanales distintos entre sí, alguno de tradición románica.

Cabecera y campanario

Las puertas

La puerta norte está reconstruida en la restauración pero supo recuperar parte de los relieves que anteriormente se encontraban en otros lugares de la iglesia. Sus arquivoltas son apuntadas y tiene un total de doce columnas con seis capiteles originales con el protagonismo de dragones.

San Saturnino de Artajona: puerta norte

Los relieves de la arquivolta exterior y la chambrana inciden básicamente en la representación de cabezas humanas con distinta gesticulación. Una de ellas es negroide.

Cabezas esculpidas en una de las arquivoltas

Mucho más célebre es la portada de la fachada occidental que se encuentra enmarcada por un gran rosetón y dos arquerías ciegas a los lados de seis arcos apuntados con intradós trilobulado y rematados por gabletes, que probablemente estarían pensados para albergar esculturas de los apóstoles.

San Saturnino: fachada occidental

La citada puerta se encuentra en bastante buen estado de conservación. Sus arquivoltas apuntadas están ornadas con motivos geométricos y vegetales menos una donde se encastraron figuras de cabezas humanas rodeadas de todo tipo de hojarasca vegetal.

Portada occidental de la Iglesia de San Saturnino de Artajona

Lo más relevante es el conjunto formado por el tímpano y el dintel. Se cuenta en ellos que una mujer es exorcizada por San Saturnino y sale de su cabeza un demonio con forma de dragón. A los lados, dos reyes genuflexos y un escudo. Éstos se han identificado de forma diversa. Lo habitual es encontrar referencias donde se indica que se trata de la representación de los monarcas de Navarra en el momento de ser esculpida la puerta.

Tímpano de la portada principal

Otra hipótesis es que se trate del gobernador romano -y esposa- de Toulouse durante la vida de San Saturnino. Javier Martínez Aguirre apunta que los más antiguos textos hagiográficos sobre San Saturnino no le vinculan a ningún exorcismo. Sin embargo, con el tiempo la vida de nuestro santo fue poco a poco contaminándose con milagros realizados por San Potito terminando condensándose en el texto conocido en los ámbitos académicos como "Pasión interpolada" del santo. En efecto, el milagro más importante de San Potito fue expulsar a un demonio del cuerpo de la hija del emperador Antonino Pío. La "Pasión Interpolada" cuenta que tras el exorcismo, Antonino acusó al santo de emplear la magia y le ordenó realizar un sacrificio a los dioses paganos, a lo que el mártir se negó, lo que causó su ejecución.

Exorcismo

Dicha ejecución es la que se representa en el dintel: la orden de adorar al ídolo, la paliza que recibe el santo arrojado al suelo, la muerte acaecida al haber sido atado a un toro al galope y, por último, su entierro.

Martirio de San Saturnino en el dintel

Torre campanario

El ya mencionado campanario se edificó tardíamente en el siglo XIV tapando uno de los paños del ábside con su correspondiente ventanal, quedando sus ejes descentrados con respecto a los de la iglesia. Es austero, contando sólo con un cuerpo de campanas, el superior, abierto por dos troneras de arco apuntado en cada cara.

Torre campanario

Esta torre no tenía entrada desde el nivel del suelo porque su función era también defensiva y, además, sirvió de cárcel.

Cubiertas y pasos de ronda

Uno de los alicientes mayores de la visita a la iglesia de San Saturnino de Artajona es la subida a las cubiertas de la nave rodeada por pasos de ronda al haberse elevado los muros laterales más que el nivel del abovedamiento.

Además, la propia cubierta está construida por lajas de piedra que descansan sobre los plementos de la bóveda de crucería, adoptando una forma sinuosa que permite conducir las aguas de lluvia al exterior mediante gárgolas y canales de piedra a un aljibe que hay bajo el pavimento del último cuerpo de la iglesia.

Sobrecubiertas de lajas de arenisca en forma de cono para evacuar las aguas de lluvia


Libros,Seminarios y
Viajes de Arteguias
Cursos y seminarios presenciales Arteguias
Arteguias Seminarios por Internet
Viajes guiados
Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

 

Aviso Legal