Viajes guiados
ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS PÁGINA DE INICIO 

 

Guía de la iglesia de Santa María de Almocóvar de Alcántara, Cáceres

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICOIntroducción

Alcántara es una localidad situada en el extremo occidental de la provincia de Cáceres, (Extremadura). Se sitúa en la comarca homónima de Alcántara, a escasos metros de la frontera con Portugal.

El conjunto del caserío se encuentra construido sobre un monte que domina el río Tajo que circula encajonado bajo él a una altura de unos 291 metros sobre el nivel del mar.

En la actualidad, Alcántara no llega a los 1.400 habitantes censados pero es un lugar relevante de la provincia cacereña por su importante historia y su muy relevante patrimonio monumental.

Iglesia de Santa María de Almocóvar, Alcántara: detalle de la puerta occidental

En el año 2022, Alcántara fue declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de sitio histórico.

Relieve conmemorativo de San Pedro de Alcántara

En la zona se han hallado restos de origen prehistórico y también de los pueblos prerromanos que habitaron esta zona: vettones y lusitanos.

Durante la dominación romana, la región perteneció a la Hispania Ulterior y más tarde a la provincia de Lusitania. Este lugar fue el elegido para la construcción de un gigantesco puente que salvara el río Tajo y comunicara el sur de la provincia mediante calzadas con otras poblaciones lusitanas importantes como Bracara Augusta.

Puente romano de Alcántara

Al parecer, a este primitivo lugar junto al puente romano los visigodos le dieron el nombre de "Oliva" u "Oliba". Más adelante, cuando los musulmanes penetraron en el Reino Hispanovisigodo fue rebautizado como Al Qantarat que significa literalmente "El Puente", nombre con el que se le siguió conociendo a lo largo de los siglos hasta la actualidad.

Durante los primeros siglos de dominación árabe, Alcántara pasó a pertenecer primero al Emirato y más tarde al Califato de Córdoba. Cuando a comienzos del siglo XI, dicho califato desaparece y se forman pequeños reinos independientes, Alcántara pasó a formar parte de esta red de taifas.

En el año 1166, Fernando II, rey de León, va a realizar una campaña que finalizará con la conquista de la población, pero no duró mucho, pues unos años después, en 1174 fue recuperada por los almohades, señores de Al-Andalus.

Puerta románica oeste de la iglesia de Santa María de Almocóvar, Alcántara

En el año 1213, tras la debacle almohade en la batalla de las Navas de Tolosa, Alcántara fue definitivamente reconquistada por el monarca leonés Alfonso IX, entregándosela a la Orden Militar de Calatrava.

Alcántara fue durante siglos la sede de la orden militar homónima

Dicha orden, cuya cabeza se encontraba a mucha distancia, en las tierras de la actual provincia de Ciudad Real, decidió cedérsela a la Orden de San Julián de Pereiro. Cuando sus caballeros decidieron desplazarse a la localidad extremeña cambió su nombre definitivamente por "Orden Militar de Alcántara". Los freires de esta orden se acogieron a la Regla de San Benito con los ajustes del Císter, como lo estaba la Orden de Calatrava.

Caballero de la Orden Militar de Alcántara

La villa de Alcántara también es célebre por ser la cuna de Juan de Garavito y Vilela de Sanabria, conocido como San Pedro de Alcántara, fraile franciscano que desarrolló su labor religosa durante la primera mitad del siglo XVI entre Cáceres, Salamanca y Ávila. Frente a la iglesia de Santa María de Almocóvar se ha erigido una estatua en su memoria.

Estatua en memoria del fraile franciscano San Pedro de Alcántara

La iglesia de Santa María de Almocóvar de Alcántara

El templo arciprestal y parroquial de Santa María de Almocóvar es uno de los más interesantes edificios de origen medieval de la provincia de Cáceres y de toda Extremadura por su origen románico como veremos a continuación.

Imafronte de la iglesia de Santa María de Almocóvar

El nombre de la iglesia puede derivar del árabe "al Mocavara", que significa "lugar alto" o de "al Maqabir", cementerio. Fue encargada su construcción por el maestre de la Orden Militar de Alcántara García Fernández

Su construcción debió iniciarse entrado el siglo XIII en el solar de una mezquita musulmana precedente, no mucho después del traslado de los caballeros de San Julián de Pereiro a esta localidad. Según cita un documento sobre una antigua inscripción fue iniciada durante el mandato del maestre García Fernández y terminada en 1281.

Iglesia de Santa María de Almocóvar, Alcántara (Cáceres): canecillos del alero meridional

Inicialmente era una iglesia de tres naves que fueron suprimidas en el siglo XVI para hacer un espacio más diáfano de una sola nave. Además, se pueden observar las marcas de canteros en los muros y en el interior de la torre.

Marcas de cantero

Santa María de Almocóvar tiene la virtud de haber conservado en muy buen estado sus tres muros perimetrales románico -salvo la cabecera- por lo que constituye el más puro ejemplo de la arquitectura tardorrománica de la región, que tiene otros elementos románicos iglesias de en Plasencia, Trujillo, Hoyos, Medellín, Mérida, etc.

Ventanal de imafronte de esta iglesia románica de Alcántara

Exterior

La cabecera fue la parte del templo románico que desapareció para dejar lugar a una alta estructura de planta rectangular y sólo decorada por pilastras de orden toscano y ventanales de medio con doble arco semicircular.

El muro meridional conserva la puerta románica abierta en un arimez que ha perdido el tejaroz y sus canecillos. Tiene cuatro arquivoltas de medio punto muy homogéneas donde se alternan boceles y escocias. La chambrana es de puntas de diamante. Los apoyos son las jambas de aristas aboceladas.

Puerta sur. Iglesia de Alcántara, Cáceres

Encima, en el alero se conservan los canecillos, siendo muchos geométricos a base de proas de barco, pero también los hay figurados con cabezas humanas, animales y personas de cuerpo entero.

Canecillos

Insertadas entre estos canecillos romanos, se colocaron lo que parecen ser tres gárgolas con la habitual boca abierta -quizás de factura posterior- de no demasiado tamaño que pueden pasar desapercibidas si no nos fijamos atentamente.

Canecillo - gárgola

La fachada occidental es magnífica pues conserva la portada, dos ventanales y un gran óculo. La puerta se construyó en un cuerpo resaltado, actualmente sin canecillos. Tiene tres arquivoltas semicirculares con la particularidad de que la inferior incorpora una gran moldura polilobulada sobre un baquetón. Como en la puerta sur, la chambrana es de puntas de diamante.

Iglesia de Santa María de Almocóvar, Alcántara (Cáceres): detalle de la portada románica occidental

Los apoyos son las jambas y tres parejas de columnas de fustes completamente cilíndricos, basas muy erosionadas y capiteles con crochets vegetales ya de factura muy gótica.

Ventanal románico

A los lados este imafronte existen una pareja de contrafuertes con escarpes,que dividen la fachada entres calles. En las de los extremos existen dos ventanales románicos de tipo portada con arquivoltas de boceles y escocias sobre pareja de columnillas acodilladas y capiteles muy similares a los de la puerta. En lo alto del muro se abre un óculo circular de molduras aboceladas concéntricas.

Óculo u ojo de buey

A pocos metros de la fachada y delante de la escalera que conduce a ella se empotraron verticalmente dos relieves pétreos que corresponden con sendos maestres de la Orden de Alcántara.

Parte de la lauda sepulcral de un maestre de la Orden de Alcántara

En la esquina suroeste tenemos una torre campanario cuyo primer cuerpo también es románico.

El muro norte también conserva sus hechuras románicas pero es de gran sencillez y austeridad. Tiene también una puerta románica muy sencilla de una sola arquivolta de perfil achaflanado que apoya sobre las jambas por intermediación de una imposta. La decoración se limita a la chambrana con puntas de diamante, motivo decorativo muy frecuente en esta iglesia y que se corresponde con las fechas tardías en que se construyó la iglesia de Santa María de Almocóvar de Alcántara.

Modesta puerta del muro septentrional

Aquí también se conservan los canecillos de la nave que repiten los temas vistos en los correspondientes del muro sur.

Canecillos del muro norte

La impronta cisterciense de lo que se conserva de estilo románico es bastante clara (austeridad, aniconismo en los capiteles, puntas de diamante, etc.), así como algunas relaciones con el románico de Galicia y Portugal de lejana influencia mateana, como la arquivolta inferior de la puerta occidental donde el baquetón es abrazado por una banda polilobulada.

Arquivolta polilobulada

Interior

Sabemos por un plano realizado por Martín de la Ordieta a comienzos del siglo XVI -antes de la remodelación renacentista- que la iglesia románica de Santa María de Almocóvar de Alcantara era un templo de tres naves, el doble de ancha la central que las colaterales, terminadas en un ábside central con dos tramos de presbiterio rectangular y ábside semicircular. No parece que estas naves fueran abovedadas aunque sí la cabecera.

Sólo unos años más tarde esta estructura románica fue radicalmente transforma en el interior para constituir una sola nave de estilo renacentista.


Libros,Seminarios y
Viajes de Arteguias
Cursos y seminarios presenciales Arteguias
Arteguias Seminarios por Internet
Viajes guiados
Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

 

Aviso Legal