PÁGINA DE INICIO 

 

Iglesia de Santa María de Herbón, Padrón

Introducción

A escasa distancia de la importante población de Padrón (a cuyo Concello pertenece) y a orillas del río Ulla, la iglesia de Santa María de Herbón se levanta a las afueras de la aldea de Herbón, rodeada de huertas en la que se cultivan los afamadísimos pimientos de Padrón.

Guía de la iglesia de Santa María de Herbón, Padrón (A Coruña)

Se trata de una de las construcciones románicas gallegas mejor conservadas en la medida de haber llegado a nuestros días libre de intervenciones y aditamentos más allá de ligeros retoques en el siglo XVIII (espadaña y sacristía) y una atinada restauración en 1984.

Iglesia de Santa María de Herbón, Padrón: portada occidental

Tanto por sus concomitancias estilísticas como por su proximidad con la importante sede episcopal de Iria Flavia, así como por una imprecisa inscripción conservada en un capitel del interior, tiende a contextualizarse su fundación en tiempos del importante Obispo Gelmírez de Compostela, aunque más allá de que dicho extremo pueda confirmarse, lo que queda clara es su filiación a los talleres compostelanos, si bien la construcción parece bastante posterior a los tiempos del prelado compostelano.

Iglesia de Santa María de Herbón, Padrón: ábside

Levantada en buena sillería, la iglesia se estructura en una sola nave de considerable altura cubierta de madera reforzada por dos arcos diafragmas sobre columnas coincidentes con los contrafuertes exteriores; un profundo tramo recto cubierto con bóveda de cañón al que se accede tras un arco triunfal de medio punto doblado y un hemiciclo absidial resuelto mediante bóveda de horno.

Interior

Al interior, tanto los capiteles de los soportes que sustentan los diafragmas, los del arco triunfal y los de los ventanales reproducen esquemas vegetales de inspiración compostelana: hojas avolutadas muy carnosas rematadas en bolas así como tallos cilíndricos que se entrelazan componiendo auténticas marañas que dan como resultado interesantes efectos plásticos de claroscuro.

Es precisamente en un cimacio del capitel norte del arco triunfal donde se aprecia una desdibujada inscripción que algunos especialistas han identificado como "Obispo Gelmírez".

Interior

Al exterior, lo más llamativo son sus dos portadas de acceso y el armónico ábside, articulado en tres paños separados entre sí mediante columnas adosadas y con ventanales abiertos en el centro de cada uno de ellos.

Iglesia de Santa María de Herbón, Padrón: capitel de grifos de un ventana

Los capiteles de los vanos absidiales repiten modelos vegetales vistos en el interior, a excepción de la ventana central, donde aparecen las únicas representaciones figuradas del conjunto en forma de aves enfrentadas y grifos.

Capitel de aves

La portada sur, abierta en el tramo central de la nave entre contrafuertes, despliega dos arquivoltas de medio punto de roscas baquetonadas que descansan sobre cuatro columnas (una desaparecida) rematadas en capiteles vegetales.

Iglesia de Santa María de Herbón, Padrón: puerta sur

Más interesante es la puerta de los pies, flanqueada por sendos arcos ciegos bastante recurrentes en el románico gallego como se aprecian también en Ribas de Miño, Diomondi, etcétera. Se compone de una chambrana ajedrezada que abraza tres arquivoltas decoradas con baquetones la interna, bolas la central, y una efectista solución a base de arquillos de herradura rehundidos con huecos circulares en las enjutas la más externa.

Fachada occidental

El tímpano es liso (seguramente con decoración pictórica en origen), presidiendo en la actualidad una imagen gótica de la Virgen María. Remata el imafronte de la fachada occidental un ventanal de medio punto en el que, como en la portada, se reproduce el guardapolvo ajedrezado, los capiteles vegetales y las roscas animadas con bolas.

Columnas y arquivoltas de la portada principal

En definitiva, en Santa María de Herbón nos encontramos con una de las construcciones rurales más interesantes del románico gallego tanto por su magnífico estado de conservación, como por su más que probable filiación a talleres compostelanos de la segunda mitad del siglo XII. Además, es una construcción que llama la atención por su esbeltez y tendencia a la verticalidad, rompiendo así con ese falso tópico de la horizontalidad y el achaparramiento del románico.

Iglesia de Santa María de Herbón, Padrón: fachada occidental

 

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias