PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza, Guadalajara

Introducción

El Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza no está en las propias dependencias de la catedral seguntina sino en un edificio aparte. Concretamente se encuentra enfrente del edificio catedralicio, en la Plaza del Obispo D. Bernardo s/n. En la conocida como "Antigua Casa de los Barrena" palacete clasicista que fue propiedad durante siglos de la familia Gamboa.

Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza, Guadalajara: puerta de la iglesia de Jócar

Tras diversos usos hosteleros y comerciales durante la primera mitad del siglo XX fue adquirido por el Obispado de Sigüenza e inaugurado como museo diocesano por el obispo Laureano Castán Lacoma, quien lo inaugura el 11 de mayo de 1968. Fue un gran acierto pues se pudieron recuperar valiosas obras de arte procedentes de aldeas despobladas de la provincia o en riesgo de ser perdidas, expoliadas, etc.

Virgen de la Sopeña. San Miguel del Congosto

El museo se articula mediante salas pertenecientes a las antiguas estancias palaciegas ubicadas alrededor de un patio central porticado mediante columnas toscanas.

Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza, Guadalajara: imaginería cristiana

A pesar de ser un espacio museístico no demasiado grande, ofrece mucho interés para los amantes de la historia y del arte pues conserva piezas de gran valor y ha sido complementado recientemente con maquetas y algunas reproducciones de esculturas románicas y góticas que, de otro modo, no se podrían contemplar por estar actualmente ocultas o en rincones poco visibles.

Palacete donde se instala el Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza

Colección medieval del Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza

Centrándonos exclusivamente en la colección medieval de este museo hay numerosas piezas a destacar.

Arco mudéjar

Además de la recepción que encontramos al entrar, enseguida hallamos una estancia que se abre tras pasar bajo dos bellos arcos angrelados de estilo mudéjar recuperados de una vivienda de la Travesaña Baja de Sigüenza. Esta sala está presidida por una de las obras más importantes del museo: el cuadro de la Virgen Niña, de Zurbarán.

Pero volviendo a nuestro principal interés por los medieval, está sala también está protagonizada por una buena colección de imaginería gótica y otras piezas que luego describiremos.

Dentro de la categoría de imágenes en madera hay que fijarse en varias Vírgenes "Trono de Sabiduría" como la Virgen de la Sopeña procedentes de San Andrés del Congosto (siglo XIII-XIV), o la que se encontraba en la Ermita de San Bernabé de Hijes (siglos XIV-XV).

Virgen con el Niño procedente de la Ermita de San Bernabé de Hijes

Otra Virgen conocida como de la Concepción es una interesante talla gótica de madera con restos de policromía, procedente de la propia catedral.

Virgen de la Concepción, Sigüenza

Una singular y pequeña pieza que tenemos que contemplar con detenimiento es el relieve gótico de alabastro policromado de la Escuela de York con el Descendimiento de Cristo.

Alabastro policromado de la Escuela de York con el Descendimiento de Cristo

Aunque de pequeño tamaño -pueden pasar desapercibidos- no podemos dejar de admirar dos fragmentos de tela bordada de origen sasánido (siglos XI-XII) que pertenecían a la arqueta relicario que contenía las reliquias de Santa Librada. Hay que recordar que Don Bernardo de Agen hizo traer parte de los restos mortales de Santa Librada y San Sacerdote a su nueva sede episcopal.

Tela sasánida que se encontraba en el relicario de la arqueta de Santa Librada

La primera fue una cristiana martirizada en el siglo III durante las persecuciones romanas y sus reliquias se guardaban en el monasterio aquitano de Sainte Livrade sur Lot. Estos dos lujosos fragmentos de tela persa eran parte del revestimiento de las reliquias. En uno de ellos aparecen dos grifos rodeados de diferentes elementos geométricos y zoomorfos. En el otro, la protagonista es una gran águila con las alas explayadas con dos círculos que contienen las figuras de sendos cuadrúpedos.

Reproducción de metopas románicas de la capilla mayor

En los últimos tiempos se han hecho exquisitas y fieles reproducciones de ménsulas figuradas románicas ubicadas en el interior de la capilla mayor y también del conjunto escultórico de la trompa que se sitúa en el brazo sur del transepto y que, debido a su considerable altura, muy pocos la descubren y menos aún aciertan a identificar su iconografía. También se exponen reproducciones de metopas y canecillos góticos de las cornisas superiores de la nave central.

Detalle de la reproducción de la trompa románica del interior de la catedral de Sigüenza

Otras salas muestran importantes creaciones como el cuadro del Santo Entierro, atribuido a un discípulo del Tiziano; la pintura de óleo sobre tabla del Maestro de Pozancos que también trata de la sepultura de Cristo, incluso una pareja de campanas del siglo XV con sendas inscripciones perfectamente legibles.

Pero con seguridad, volviendo a la imaginería medieval, el grupo más importante del Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza es el Calvario gótico del siglo XIV procedente de la aldea despoblada de Villacadima. Es de monumentales proporciones, policromado y dorado. Son de gran expresividad los rostros tanto de Cristo como de la Virgen y San Juan. Se aprecia un avanzado naturalismo en los pliegues de todos los ropajes.

Calvario gótico recuperado de la iglesia de Villacadima

En otra de la salas el museo hallamos una puerta románica procedente de la iglesia parroquial de Jócar. De pequeño tamaño, como corresponde a un templo rural, guarda sus armoniosas formas a base de cuatro arquivoltas de medio punto lisas y de aristas vivas apenas decoradas con puntas de diamante y pequeños cuadrados incisos. Los apoyos son las jambas y dos parejas de columnas. Dos de los capiteles son figurados a base de aves y personajes de cuerpo entero.

Una de las salas del Museo Diocesano de Sigüenza con una puerta y una pila románicas

A pocos metros de esta puerta tenemos la pila bautismal románica procedente de Canales del Ducado. Es de tipo cubeta, cilíndrica, con arcos de medio punto sobre columnas que acogen algunos personajes, plantas y animales. La parte superior está ornada con tallos vegetales ondulantes.

Pila bautismal de Canales del Ducado

Recientemente, se han colocado en el centro del patio del museo dos espectaculares maquetas que reflejan momentos distintos de la construcción de la catedral seguntina: la fase románica y la subsiguiente etapa gótica.

Patio central del museo. A las obras de arte se han sumado dos maquetas de dos fases de la construcción de la Catedral de Sigüenza

El detallismo de estas creaciones es soberbio pero sobre todo resultan muy interesantes pues muestran la compleja evolución arquitectónica de la seo seguntina desde sus comienzos plenamente románicos hasta su finalización gótica. Hay que recordar que trabajaron durante tres siglos numerosos talleres que fueron modificando el plan inicial, lo que se traduce en que la catedral de Sigüenza no es fácil de interpretar puesto que estilos y tendencias se entremezclan y superponen de forma delicada pero a veces confusa para quien no conozca bien sus fases constructivas.

Maqueta que muestra la fase románica de la seo seguntina realizada desde el siglo XII a comienzos del XIII

A fecha en que se escribe este artículo (Abril de 2019) está prevista la realización de una tercera maqueta que muestre el estado actual del templo tras las obras del siglo XVI, muy decisivas pues fue en este momento cuando se derribaron los ábsides románicos laterales que rodeaban al central para realizar una girola renacentista.

Según nos cuenta la amable guía del museo, estas tres maquetas previsiblemente serán trasladadas posteriormente a la propia catedral.

Maqueta de la catedral con su finalización gótica y anterior a la edificación de la girola


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias