PÁGINA DE INICIO 

 

Guía monumental (arte e historia) de Garray, Soria

Garray  
Soria
Soria
360
1.031

Introducción a la guía de arte y monumentos de Garray, Soria

Detalle de la puerta de la Ermita de los Santos  Mártires de GarrayGarray es una importante población soriana situada a 8 Kilómetros de la ciudad de Soria. Se menciona por primera vez en un documento firmado por el rey navarro García Sancho, en el año 924.

Garray es ampliamente conocido porque en su término, a las afueras del pueblo se encuentra el Yacimiento Arqueológico de Numancia.

En esta guía de monumentos medievales de Garray nos centraremos en la iglesia parroquial de San Juan Bautista y en la Ermita de Los Santos Mártires.

Iglesia Parroquial de Garray

Cabecera de la iglesia parroquial de GarrayLa iglesia parroquial de San Juan Bautista de Garray es obra gótica del siglo XVI construida sobre otra anterior románica de la que se conserva una sencilla portada de dos arquivoltas y guardapolvos sobre las impostas y jambas.

Ermita de los Santos Mártires Nereo, Aquileo, Pancracio y Domitila de Garray

Más interesante es la Ermita dedicada a los Santos Mártires Nereo, Aquileo, Pancracio y Domitila, personajes ajenos a la tradición religiosa española.

Se trata de una de las construcciones más originales de la provincia por sus peculiaridades tanto arquitectónicas como simbólicas. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1994, y está recostada sobre la ladera que contiene los restos de la mítica ciudad de Numancia, a unos cientos de metros del pueblo.

Garray: ermita románica desde el surEsta iglesia está fechada en el año 1231, hecho que ha sorprendido a más de un historiador. Sin embargo este dato no hace más que confirmar la teoría de que la mayoría de los templos del románico rural de Segovia, Soria, y Guadalajara datan del siglo XIII.

Aparentemente se conserva bien, pero en realidad ha sufrido diversas reformas, quedando sólo la cabecera de sillería y la portada, pues lo demás está rehecho, incluyendo los muros de la nave. La cabecera se articula en presbiterio rectangular y ábside de semitambor seccionado por dos columnas con capiteles de hojas y piñas y coronado por canecillos historiados con figuras de aves, cuadrúpedos, piñas, motivos geométricos, etc. donde destaca especialmente una bella águila de sabor silense. Los paños lisos sólo llevan aspilleras rodeadas por puntas de diamante.

Cubierta con lajas de piedraHay que destacar un hecho que pocas veces observamos y es que la cabecera mantiene la cubierta original románica de lajas de piedra, en lugar de las más modernas tejas árabes.

La portada del muro sur, a pesar de su sencillez, es equilibrada e interesante por su decoración. Se abre sobre el habitual cuerpo resaltado y un tejaroz con seis canecillos la protege de las inclemencias del tiempo.

Tiene dos arquivoltas, la exterior de grueso baquetón y la interior decorada con semicírculos perlados secantes y banda de palmetas formando un zigzag.

Lo más reseñable es la presencia de un tímpano con cinco grandes flores rosáceas de diferentes tamaños y número de pétalos, que por su disposición, pueden simbolizar al habitual Pantocrátor rodeado por el Tetramorfos. Una banda de arquillos que contienen en su intradós cabezas humanas festonea el conjunto.

Capitel de la Ermita de los Mártires de Garray, SoriaLas dos columnas tienen en sus capiteles animales fabulosos como arpías, de nuevo de lejana influencia silense. En los canecillos del tejaroz, y los reutilizados en el muro sur de nuevo se mezclan las obras de un artista rudo que se centra en cabezas humanas toscas pero simpáticas y otro artífice que conoce las técnicas heredadas del taller del último maestro del claustro bajo de Silos.

En el interior, el arco triunfal es ojival y se apoya sobre columnas con capiteles de bulbos. La bóveda del presbiterio es de medio cañón apuntada y de horno la del ábside. Aunque no se manifiestan exteriormente, la cabecera tenía dos estrechos absidiolos, del que sólo se conserva el meridional, con presbiterios con parejas de tres columnas de ricos capiteles con el apostolado y la pesca milagrosa.

El maestro de la ermita de Garray se formó dentro de la estela silenseTambién son interesantes algunos bienes muebles como las mesas de altar conservadas y una pila bautismal de origen mozárabe o incluso visigodo.

En la Ermita de los Mártires de Garray, por algunos motivos decorativos presentes, se deduce que trabajó algún artista que también participó en las obras de San Juan de Rabanera y en la parroquial de Fuensaúco. Sin embargo la original estructura arquitectónica de una nave unida a una cabecera triabsidal se relaciona con el templo de Montenegro de Cameros.

También participaron como ayudantes manos mucho más artesanas, que serían responsables de la mayoría de los canecillos del alero, donde los protagonistas son los rostros humanos. Curioso es uno de estos canecillos donde el discípulo intenta imitar al maestro en la talla de un animal fantástico pero lo hace "a su manera" y distando mucho de las formas plásticas del escultor más avanzado.

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias