PÁGINA DE INICIO 

 

La Catalunya de los Monasterios del Císter

Enlaces Relacionados

Sala Capitular. Santes CreusEste recorrido abarca las tierras más septentrionales de Tarragona.

No cabe duda que son los monasterios cistercienses de Poblet y Santes Creus los que emergen con justificado protagonismo.

Estos monasterios cistercienses, junto al de Santa María de Vallbona de les Monges, han bautizado la zona media de Tarragona (Conca de Barberà y Alt Camp) como la "Ruta del Císter" o la "Catalunya del Císter".

Monasterio de Poblet

Monasterio de Poblet. TarragonaLos orígenes de este monasterio se remonta a tiempos de Ramón Berenguer IV, en la mitad del siglo XII. La construcción se inició en 1166.

El complejo monástico de Poblet es imponente. Tiene tres áreas. La dedicada a la agricultura tiene la capilla de Sant Jordi. El hospital de pobres con la capilla de Santa Caterina y el palacio del Abat. Por último están las dependencias monásticas formadas por la iglesia, el dormitorio, el refectorio, el claustro ny la sala capitular.

La iglesia es de tres naves de siete tramos, crucero y cabecera con girola y cinco capillas radiales. Todo está apegado al mundo románico, como demuestra la bóveda de medio cañón ligeramente apuntado reforzado con fajones o los arcos formeros, todavía de medio punto.

Hay dos portadas románicas en la iglesia. La principal del templo en su muro occidental y la que comunica la iglesia con el claustro.

Claustro del Monasterio de Poblet. Ruta del CísterDe las cuatro pandas del claustro, una es de estilo románico mientras que las tres restantes son ya góticas, a base de arcos apuntados con hermosas tracerías caladas.

En el patio del claustro está el lavatorio con fuente cobijada por un templete octogonal con bóvedas de ojivas soportadas por arcos de bíforos de medio punto rodeados por arcos más grandes, también semicirculares.

La sala capitular tiene planta cuadrangular con cuatro columnas centrales de fuste ochavado y elegantísimos capiteles que sostienen una hermosa bóveda de crucería dividida en nueve tramos.

El refectorio es una sala rectangular cubierta por una bóveda apuntada.

Otra estancia interesante es el dormitorio, concebida como un alargado salón con cubierta de madera a dos aguas sobre arcos diafragma.

La biblioteca tambien se merece una especial atención por los manuscritos elaborados o copiados en el escritorio del monasterio.

Monasterio de Santes Creus

Interior de la iglesia del monasterio de Santes CreusSantes Creus es uno de los grandes cenobios cistercienses de España. Este monasterio fue convertido en panteón real en el siglo XIII por lo que fue enriquecido y fortificado durante los siglos XIV y XV.

El primer plato fuerte de Santes Creus es la fachada occidental coronada por almenas. Tiene portada románica de arquivoltas de medio punto y un enorme ventanal agudo encima.

Al entrar, la iglesia muestra su magnificencia y su elegancia. Todo es austeridad y no sólo se ha eliminado la figuración escultórica, sino también la forma curva, sustituyendo la columna por pilastras o gruesos pilares.

Tiene tres naves de seis tramos con bóvedas de crucería y cinco capillas absidales de planta cuadrada.

Cataluña cisterciense: sala capitular del Monasterio de Santes CreusEn la cabecera están las tumbas de Pere II el Gran, Jaume II y Blanca d'Anjou.

El monasterio de Santes Creus tiene dos claustros. Uno de ellos es gótico, mandado construir por Jaume II el 1313. Está decorado con arcos con tracerías. Sin embargo, conserva el lavatorio con su correspondiente templete románico, que se parece bastante el ya descrito en Poblet.

La sala capitular es románica. Cuenta con cuatro columnas centrales que soportan bóvedas nervadas.

Otro espacio interesante es el dormitorio que está cubierto con techo de madera a dos aguas sobre arcos diafragma.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias