PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Arte Románico en Jaén

Enlaces Relacionados


En la provincia de Jaén, gracias a la pronta conquista y repoblación del siglo XIII por Fernando III quedan diseminados algunos restos románicos en sus iglesias. Suelen ser restos fraccionarios, pero evidencian la existencia de iglesias tardorrománicas en estas tierras tan meridionales al sur de Sierra Morena.

Hemos elegido para esta sección del románico en la provincia de Jaén, las iglesias de Santa Cruz de Baeza y Santa María del Collado en la cercana y bella población de Santisteban del Puerto.

Baeza. Santa Cruz

Baeza y Úbeda son dos ciudades hermanadas por un común destino, ser declaradas ciudades Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ello se debe a su impresionante patrimonio monumental, especialmente el correspondiente al periodo renacentista.

Por eso no es infrecuente que los turistas y visitantes de Baeza, "mareados" por tanto palacio del Renacimiento andaluz, olviden visitar la iglesia románica de la Santa Cruz, a pesar de encontrarse junto al Palacio de Jabalquinto.
Sin duda, se trata de la iglesia de estilo románico mejor conservada en Andalucía.

Es una iglesia de tres naves. Las laterales rematan en muro recto y el principal en ábside de tambor. Tiene dos portadas con arquivoltas abocinadas de medio punto sobre columnas abiertas en un sendos arimeces. La propia es la del muro meridional mientras que la occidental fue añadida procedente de las ruinas también románicas de San Juan.

El interior presenta arcos apuntados sobre columnas románicas y el vestigio de un arco visigótico, lo que puede suponer que sea una reconstrucción de un templo cristiano usado por los mozárabes durante el dominio musulmán.

Hay varios restos románicos más en Baeza.

Más información del Románico en Baeza

Santisteban del Puerto. Santa María del Collado

La iglesia de Santa María del Collado de Santisteban del Puerto es una agradable sorpresa para quienes amamos el arte medieval.

En origen debió ser un templo visigodo y en el siglo XIII se aprovecharon las columnas para hacer una iglesia plenamente románica de tres naves y cabecera de tres ábsides semicirculares.

Desgraciadamente las reformas de los siglos XVII y XVIII afectaron bastante a dicha cabecera, aunque son reconocibles todavía bastantes elementos de época románica.

La puerta del siglo XIII se conserva bien. Se encuentra en el muro meridional y tiene tres arquivoltas apuntadas rodeadas por guardapolvos de puntas de diamante. Los apoyos son jambas con las aristas aboceladas imitando columnas.

El interior es espectacular. Tiene tres naves separadas por grandes columnas con capiteles que pudieran ser visigodos. Los arcos formeros son apuntados, como corresponde al siglo XIII. Salvo la cabecera que es abovedada, el resto se cubre con techumbre de madera.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias