PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en la Comarca de Bages, Barcelona

Enlaces Relacionados




De la comarca barcelonesa de Bages hemos elegido tres insignes monumentos románicos: el Monasterio de Sant Benet de Bages, Sant Vicenç de Cardona y el Monasterio de Santa María de L'Estany.

Sant Benet de Bages

Monasterio de San Benet de Bages. BarcelonaEl Monasterio de San Benet de Bages se encuentra en Sant Fruitós de Bages, siendo en origen un antiguo cenobio fundado en el año 972 y arrasado a comienzos del milenio por las incursiones musulmanas.

A finales del siglo XII se reconstruye todo el conjunto incluyendo iglesia y claustro. La iglesia tiene una nave, crucero, tres ábsides y torre de dos pisos con vanos.

El claustro es curioso por la feraz vegetación que habita en él, además de su estructura a base de pequeñas columnas de fuste muy corto.

Quedan en él algunos capiteles del siglo X del antiguo monasterio.

Más información del Monasterio de Sant Benet de Bages

Sant Vicenç de Cardona

Sant Vicenç de Cardona Cardona es una de las poblaciones más hermosas de Cataluña. Se encuentra en el Bages en el norte de la provincia de Barcelona.

La población se asienta sobre un alto cerro a orillas del río Cardoner y conserva un patrimonio arquitectónico medieval de primer orden. Dicho legado es herencia de la importancia que tuvo Cardona en los siglos medievales gracias a la explotación de sus minas de sal.

Lo primero que se aprecia es la gran mole del castillo iniciado seguramente ya en el siglo VIII y hoy rehabilitado como Parador de Turismo.

Del castillo románico destaca el palacio que posee un patio ducal y una gran sala de arcos ojivales. La Torre de la Minyona envuelta de misteriosas leyendas y la capilla de San Ramón Nonato

CardonaPero lo más destacable de Cardona es sin duda la Colegiata de San Vicente (Sant Vicenç)

Iglesia consagrada en el 1040 como templo de un monasterio de de una comunidad regida por la regla canónica aquisgranense. EN 1794 es convertida en Colegiata

Se trata de un magnífico templo románico lombardo de 50 metros de longitud y casi 20 metros de ancho y altura.

Tiene plana de tres naves de gran verticalidad rematadas en sendos ábsides y un breve crucero que no sobresale en planta. Los citados ábsides además de arcos y lesenas llevan vanos ciegos que hacen más atractiva su visión.

El interior es imponente por el sabio equilibrio de magnitudes y de una austeridad absoluta pues no existe figuración alguna como corresponde al estilo lombardo puro.

Cabecera de la iglesia de CardonaLos soportes de los arcos formeros de medio punto son pilares cruciformes con pilastras adosadas. Por encima se abren grades vanos de medio punto aprovechando la menos altura de las naves laterales. La nave central se cubre con una espléndida bóveda de medio cañón reforzada por arcos fajones.

Sobre el crucero se elevo un cimborrio cuya cúpula interior se apoya en trompas.

No cabe duda que la iglesia de Sant Vicenç de Cardona es una de las obras maestras (si no la que más) del románico lombardo en Cataluña por su grandiosidad y equilibro de espacios, su orden y elegancia y su uniformidad.

Monasterio de Santa María de L'Estany

Claustro del Monasterio de L'EstanyAunque la iglesia tiene mucho valor el Monasterio de L'Estany es conocido por su claustro.

Es un cuadrilátero de 10 metros de lado con arcos de medio punto sobre dobles columnas de fuste separado.

Por encima de las galerías se levantó en el siglo XV, tras el terremoto que destruyó parte de la construcción, un piso superior.
Capitel del Claustro del Monasterio de Santa María de L'Estany (Bages, Barcelona)La escultura de los capiteles destaca por su buena conservación, en algunos casos casi intacta. Pertenecen a diferentes talleres que trabajaron en el claustro durante décadas. Uno de los más bellos capiteles del claustro de L'Estany es el de la Última Cena.

 

 

 

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias