PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Arte Románico Mudéjar de Olmedo

Enlaces Relacionados





Interior del Ábside de San Andrés de OlmedoOlmedo es una de esas poblaciones que han de visitarse obligatoriamente, aunque sólo sea para degustar ese típico sabor rancio de lo antiguo y solemne.

La historia de Olmedo está ligada a importantes acontecimientos bélicos llegando a alcanzar tal influencia que ya el sabio refranero lo atestigua: "Quien señor de Castilla quiera ser, a Olmedo de su parte ha de tener". Es nombrada popularmente como la "villa de los siete sietes", porque, en tiempos más gloriosos, tuvo en esa cantidad, iglesias, conventos, caños, puertas en la muralla, plazas, pueblos y casas nobles.

Por su rico pasado, Olmedo es una villa castellana que todavía conserva su ambiente medieval y un patrimonio monumental de primer orden. Es citada documentalmente, por primera vez, en el año 1085. Se sabe que en 1093, el monarca castellano y leonés Alfonso VI repuebla la localidad tras ser conquistada a los musulmanes. En 1128, Alfonso VII, el emperador, entrega la custodia de Olmedo a su hermana Doña Sancha. A partir del reinado de Alfonso VIII comienza la construcción de numerosas parroquias en estilo románico-mudéjar, convirtiéndose en la verdadera capital de lo que ahora se ha venido en llamar "Ruta del mudéjar vallisoletano". No en vano, se encuentra situada en plena "Tierra de Pinares", ese territorio que tan abundantes muestras de este estilo conserva.

Lienzo de la muralla de Olmedo. ValladolidHay que recordar que el mudéjar castellanoleonés se concentra casi completamente en el interior de un polígono irregular imaginario formado por las carismáticas localidades de Toro (Zamora), Alba de Tormes (Salamanca), Madrigal de las Altas Torres (Ávila), Arévalo (Ávila), Coca (Segovia), Cuéllar (Segovia) y Olmedo (Valladolid).

Como consecuencia de tan importante foco de este estilo, se ha creado un interesante y originalísimo Parque Temático del Mudéjar, del que, por su singularidad, nos ocuparemos posteriormente.

Iglesia de San Miguel. Olmedo

Magnífico ábside mudéjar en Olmedo: Iglesia de San MiguelLa iglesia de San Miguel es es su interior un verdadero museo de obras de todos los siglos. Nosotros destacamos que se trata un notable ejemplar de la arquitectura románica mudéjar vallisoletana.

Exteriormente sobresale el ábside. Tiene un zócalo de mampostería y sobre él dos frisos superpuestos de arquerías de arcos doblados ciegos de ladrillo, con la particularidad de estar los arcos desalineados. En el último friso hay recuadros dobles, como en el mudéjar de Cuéllar. Todavía quedan algunos canecillos pétreos, lo que demuestra la integración del románico puro y el mudéjar en estas tierras de Castilla y León.

La nave se cubre con bóveda sostenida en columnas rematadas por arcos de herradura, San Miguel de Olmedo es obra del siglo XIII y se la considerada como una de las mejores iglesias de estilo románico-mudéjar en la provincia.

La torre está construida en 1782, sobre un cubo de la muralla.

Ruinas de la Iglesia de San Andrés. Olmedo

Olmedo: ábside de San AndrésLa iglesia de San Andrés de Olmedo es una hermosa ruina en medio del casco antiguo de Olmedo y que ha sido restaurada y acondicionada para auditorio al aire libre.

De estilo mudéjar quedan algunas paredes perimetrales, el campanario de varios cuerpos con arcos superpuestos y especialmente el hermoso ábside de ladrillo, de lo mejor del románico mudéjar de Valladolid.

Dicho ábside tiene tres frisos de arcos doblados de medio punto hechos con ladrillo. La decoración se completa con frisos de ladrillos a sardinel, en esquinilla y canecillos de ladrillos cortados.

Al estar en ruinas se puede apreciar la estructura mural interior del ábside a plena luz del día.

La iglesia de San Andrés de Olmedo fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional el 3 de junio de 1931.

Ábside de la iglesia de La Trinidad. Olmedo

Ábside de la antigua iglesia de La Trinidad de OlmedoEn lamentable estado de conservación tenemos la iglesia de La Trinidad que sucesivamente fue convertida en teatro y luego en cine. Al exterior ha sobrevivido la cabecera y el muro septentrional con una puerta parcialmente amputada.

Lo más notable es su cabecera de ladrillo con cornisa de canecillos románicos, alguno de ellos figurado como el de una cabeza de felino.

Iglesia de Santa María del Castillo. Olmedo

Esta iglesia, una de las principales de la villa, ha sufrido un rosario de adiciones y reformas que apenas dejan imaginar que estamos ante un templo original de los siglos XII y XIII.

Entre estos vestigios hay que citar una serie de puertas de piedra y de ladrillo que se desperdigan por los muros meridional y occidental.

Muralla de Olmedo
Una de las puertas de la muralla de Olmedo es la de San MiguelLas llanuras castellanas siendo topográficamente indefensas frente a las luchas medievales fueron fortificadas o bien por murallas o por castillos.
A su amparo se dieron dos batallas que llevan el nombre de la villa. En la primera fueron derrotados los Infantes de Aragón y en la segunda se lograría imponer el Pacto de Guisando.

De la muralla original de Olmedo sólo queda en pie un tercio, estando mejor conservado la zona norte y oriental pues han servido durante siglos como cantera en las construcciones del pueblo, y de los arcos o puertas sólo el de San Miguel y el de la Villa.

Parque Temático del Mudéjar de Olmedo

El Parque del Mudéjar de Olmedo contiene numerosas maquetas de monumentos mudéjares de Castilla y LeónEl Parque Temático del Mudéjar de Olmedo es una iniciativa financiada por la Unión Europea, la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Olmedo y algunas empresas privadas. Situado en una ladera, cerca de la muralla, reúne una amplísima colección de maquetas de monumentos del mudéjar castellanoleonés. El material empleado es el auténtico y original: ladrillos, piedra, cal. Todo está perfectamente hecho a escala.

Entre los edificios representados se encuentran los de la Lugareja de Arévalo (Ávila) San Tirso de Sahagún (León), San Salvador de Toro (Zamora), los castillos de Coca y Medina del Campo, y las iglesias vallisoletanas de Pozáldez, Fresno el Viejo, Muriel de Zapardiel, San Pedro de Alcazarén, etc.

No podían faltar representaciones del patrimono monumental de la ciudad anfitriona: San Miguel y San Andrés de Olmedo.

Una de las maquetas del Parque es la de  la iglesia de San Miguel, y un tramo de la muralla, en OlmedoFelicitamos a los promotores por tan singular parque-museo. La mejor manera de conservar nuestro patrimonio es darlo a conocer de una manera alegre e interesante, promoviendo el turismo y la economía asociada. No cabe duda que este tipo de iniciativas lo fomentan.

Más información de la Parque Temático del Mudéjar de Olmedo

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias