PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Arte Románico en la provincia de Badajoz

Enlaces Relacionados



Mérida. Santa Eulalia

Tras la reconquista en 1229, fue el sitio elegido para erigir la iglesia dedicada a la patrona de la ciudad, donde se encontraban los restos de la antigua basílica y hacia 1230 comenzó a construirse una iglesia que reaprovechó la mitad inferior de los ábsides laterales de la basílica y todo su ábside central.

Así, lo que hoy podemos ver, es una iglesia de planta basilical con tres naves y cabecera tripartita de ábsides semicirculares. Las naves se separaron mediante pilares de núcleo rectangular a los que se adosaron columnas con capiteles vegetales.

Los arcos que se utilizan en su interior, incluidos los triunfales, son apuntados sobre columnas con capiteles vegetales y cimacios muy desarrollados.

Puerta románica de la iglesia de Santa EulaliaLa puerta de acceso es el elemento románico más interesante. Su vano, ligeramente de herradura, se abocina mediante arquivoltas lisas que descansan en columnillas. El conjunto está flanqueado por dos contrafuertes que se unen por un tejaroz con canecillos simples.
Se caracteriza por la sencillez en la decoración de los canecillos y capiteles de la portada e interiores con decoración vegetal.

Alburquerque. Iglesia de Santa María del Castillo

Alburquerque, del árabe Abu-al Qurq, "pais de los alcornoques", situada en las estribaciones de la Sierra de S. Pedro, es una villa medieval con un rico barrio gótico-judío rodeado por murallas y coronado por el Castillo de Luna, el monumento más representativo de la ciudad (Foto 53). Reconquistada por Fernando II en 1166, el condestable de la Orden de Santiago, Don Álvaro de Luna, restauró el castillo que domina la comarca de los Baldíos, terrenos comunales donados en 1430 por el infante Enrique de Aragón a los habitantes de Alburquerque.

Castillo de AlburquerqueSanta María del Castillo es la iglesia de la fortaleza de Alburquerque. Es obra de finales del siglo XIII, pero curiosamente presenta la estructura arquitectónica más pura de todo el románico extremeño. Es un edificio no muy grande, de tres naves de tres tramos, rematados en una cabecera de un solo ábside, el que se corresponde con la nave central.

Las naves se separan por arcos formeros de medio punto que apoyan sobre pilares cruciformes con cuatro semicolumnas adosadas en sus frentes, al más genuino estilo románico. Las bóvedas de las tres naves son de perfecto medio cañón.

Alburquerque. Iglesia de Santa María del Castillo: nave central y ábsideEl tramo presbiterial de la cabecera se cubre también con medio cañón y el ábside poligonal con crucería sencilla.

La decoración de los capiteles es austera con tres bolas u hojas abultadas.

Actualmente la iglesia se encuentra sin culto y se utiliza como salón de actos del albergue.

Introducción a la historia de Medellín

La villa fue fundada en el año 79 a. de Cristo por Quintus Caecilius Metellus. Conquistada por lo árabes en el año 768, construyen el castillo del que se conserva un aljibe de dos naves.

Es reconquistada definitivamente por Fernando III en 1234.

La bella ciudad de Medellín, patria de Hernán Cortés, conquistador de México, está dominada por su recio castillo y rodeada por el río Guadiana que ha presidido durante mucho tiempo los aconteceres de la villa.

Medellín. Iglesia de Santiago.

Medellí. Iglesia de SantiagoConstruida poco después de la conquista de la villa presenta un ábside tardorrománico con sillería y columnas que dividen el muro en planos verticales.

La iglesia de una sola nave fue reconstruida en los siglos XV y XVII. Adyacente a su lado norte se encuentra el recientemente descubierto teatro romano, fechado en la época protoagustea y reformado en el siglo II.

Medellín. Iglesia de San Martín

Ábside de la iglesia de San Martín de MedellínEmplazada en la ladera del castillo fue construida en el siglo XIII con un ábside semicircular de sillería. En el muro sur una portada gótica de arquivoltas lisas. En el interior se conserva la pila bautismal de Henán Cortés.

Más información de Medellín, Badajoz

Autores del texto y de las imágenes del artículo:
Adelardo Covarsi y David de la Garma

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias