PÁGINA DE INICIO 

 

Castillos de Salamanca

Enlaces Relacionados





En esta sección dedicada a los castillos de Salamanca, nos ocuparemos, como es habitual, de algunos de los más representativos y mejor conservados de esta provincia.

En concretos, describiremos los castillos de Ciudad Rodrigo, Puente del Congosto, Monleón, Miranda del Castañar y Villanueva de Cañedo, Alba de Tormes, Miranda del Castañar, San Martín del Castañar, Béjar y Montemayor del Río

Relación de castillos de la provincia de Salamanca

Castillo del Puente del Congosto

El castillos del Puente del Congosto está situado al lado del río Tormes, muy cerca de la provincia de Ávila junto a un puente mandado construir por los Reyes Católicos.

Castillo del Puente del Congosto. SalamancaEl castillo es más o menos de esa época. Se conserva aceptablemente.

La muralla perimetral tiene forma trapezoidal con almenas y un cubo en medio del lienzo peor defendido que es el opuesto al río.

La torre del homenaje está dentro, de forma prismática, a la que se adosa otra torre algo más estrecha pero de igual altura y formas más redondeadas.

Además de la entrada con arco agudo, hay que fijarse en algunos ventanales ajimezados de arcos apuntados con columnilla mainel.

Castillo de los Duques de Alba en Alba de Tormes

El castillo de los Duques de Alba es uno de los principales monumentos de esta villa salmantina. Debió ser una de las fortificaciones más monumentales de la provincia como consecuencia del poderío de esta familia.

Sin embargo, en los siglos modernos fue progresando la ruina y el golpe de gracia lo sufrió durante la Guerra de Independencia cuando las tropas francesas, en su retirada, destruyen gran parte de lo que permanecía en pie. A partir de este momento, la ruina casi completa -salvo la torre del homenaje- se convirtió en "cantera" de acarreo de los materiales derribados para las viviendas de los lugareños.

No hace muchos años se hizo un trabajo de excavación y limpieza que ha permitido sacar a la luz el contorno de la fortaleza original, que puede seguirse visualmente gracias a un pasillo acondicionado que la rodea.

Con todo, es la antigua torre del homenaje lo que se ha mantenido en perfecto estado de conservación. Esta formada por una gran estructura circular de 18 metros de diámetro sobre la que se ubica otro cuerpo, también cilíndrico, más delgado, que la corona. A este cilindro se adosaron tres gigantescos contrafuertes que son los que le dan apariencia poligonal a la planta.

Cuenta con cuatro plantas, incluyendo la baja:

  • Interior de una de la plantas del castilloPlanta Baja: está ocupado por un museo.
  • Primera planta: es la más interesante, es un espacio completamente cubierto por magníficas pinturas renacentistas alusivas a la gran campaña de Mühlberg que encabezó el emperador Carlos V con las tropas imperiales al mando del Duque de Alba, contra los protestantes de la Liga de Esmalcalda.
  • Segunda Planta: en ella encontramos la exposición que tiene por título: Castillos y murallas en el occidente de Castilla y León.
  • Tercera planta: se accede a una terraza que permite ver el último cuerpo cilíndrico y magníficas vistas de Alba de Tormes y las vegas del río Tormes.

La planta de los frescos es la mejor joya de esta fortaleza. Fueron pintados por los hermanos Cristóbal y Juan Bautista Passini entre los años 1567 y 1571. Hasta los años cincuenta del siglo pasado se encontraban ocultos por una capa de encalado. Los motivos representados son tres momentos de la batalla de Mühlberg:

  • Paso del río Elba.
  • Batalla.
  • Rendición de Juan Federico de Sajonia a Carlos V.

Busto del Gran Duque de AlbaEn la bóveda también hay pinturas alegóricas, entre ellas la de Marte que está forjando la armadura del protagonista.

Una de las piezas más valiosas que conserva el castillo de Alba de Tormes es el busto del Gran Duque de Alba, desfigurado por las tropas francesas que tomaron la fortaleza.

En la explanada del castillo de Alba de Tormes se encuentra la oficina de turismo de la localidad y es fácilmente visitable con todo lujo de detalles.

Castillo de Monleón

El castillo de Monleón es de forma trapezoidal, aunque parte del mismo aprovecha los lienzos de la muralla que rodean la población.

En una de las esquinas y en posición dominadora del valle se yergue la gran torre del homenaje.

Es de mampostería de granito con refuerzos de sillares en las esquinas. El remate es almenado y se termina con garitones cilíndricos salientes de los muros (situados en las esquinas y centro de los lienzos)

Tiene cinco estancias superpuestas, dos de ellas con bóveda de medio cañón.

Castillo de Miranda del Castañar

De los castillos de Salamanca, el de Miranda del Castañar es uno de los mejor conservados.

Miranda del Castañar, SalamancaEs relacionable estructuralmente con el de Monleón. Tiene también planta de trapecio irregular con muros salpicados de torres semicilíndricas.

Como en el caso de Monleón, sobresale en belleza la torre del homenaje, que es de mitad del siglo XV y construido como palacio señorial.

Esta torre de Miranda del Castañar es más sobria y rotunda que la de Monleón al no tener garitas, aunque sí tiene remate amatacanado sobre ménsulas trilobuladas.

Castillo de Villanueva de Cañedo

Salamanca, como ocurre en el resto de España, conserva infinitamente en mejor estado los castillos palaciegos construidos a partir del siglo XV que los verdaderos castillos castrenses de uso militar y defensivo. Además de la obviedad de que aquéllos tienes menos siglos, el factor determianante es la calidad de su fábrica.

Castillo de Villanueva de Cañedo. SalamancaEl castillos de Villanueva de Cañedo es un palacio fortificado de extraordinaria fábrica de sillería. Fue la mansión que el obispo de Ávila Alonso de Fonseca Quijado se mandó construir en la segunda mitad del siglo XV.

El palacio está defendido por muro o recinto exterior al que antecede un foso.

El palacio tiene planta cuadrada con enormes torres cuadradas almenadas -con las esquinas redondeadas- en sus vértices. Una de esas torres, la del lado norte, hace de torre del homenaje con el palacio propiamente dicho instalado allí.

El patio interior muestra el carácter palaciego gracias a sus arquerías góticas de arcos rebajados.

Castillo de Ciudad Rodrigo (Castillo de Enrique II)

Ciudad Rodrigo es una de las poblaciones más importantes, bellas y monumentales de la provincia de Salamanca.

Además de su magnífica catedral de transición del románico al gótico, destaca su recinto amurallado de forma ovalada y el castillo

Torre del Castillo de Ciudad Rodrigo, SalamancaEste castillo tiene un recinto amurallado exterior de modesta altura que rodea a la hermosa torre cuadrada almenada que engloba dos pisos y rematada por un tercer cuerpo de planta cuadrada pero menores dimensiones

El conjunto es austero, -los muros apenas muestran alguna ventana ajimezada- pero el juego de volúmenes escalonados y la superposición visual de almenas de distinta anchura y disposición ejercen una agradable impresión estética.

Actualmente el castillo de Ciudad Rodrigo es empleado como Parador de Turismo.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias