PÁGINA DE INICIO 

 

Historia de Guadalajara en la Edad Media

Enlaces Relacionados








Historia prerromana, romana y visigoda de Guadalajara

Castillo de Zafra. GuadalajaraEl área que ocupa la actual provincia de Guadalajara estuvo habitada establemente por pueblos celtibéricos, y su romanización ha quedado refrendada por las numerosas villas tardorromanas encontradas, y porque por su territorio pasaba la Gran Vía Augusta que comunicaba Mérida con Zaragoza.

Tras la entrada de los pueblos germánicos, se originan asentamientos visigodos en la región, como lo demuestran las necrópolis de Alovera y Azuqueca. En honor a su hijo Recaredo, el rey Leovigildo construyó, además, una ciudad palaciega con amplias calles y una basílica en el término municipal de Zorita de los Canes. Esta fundación tuvo lugar en el año 578 tomando como nombre Recópolis.

La Guadalajara musulmana

Con la invasión musulmana, a comienzos del siglo VIII, estas tierras debieron quedar con escasa población cristiana, que emigrarían al norte, en dirección al naciente reino de Asturias.

VillacadimaComo afirma Herrera Casado, los musulmanes nunca consideraron los territorios al norte de la Cordillera Central como zona de interés de conquista. Durante los tres primeros siglos de la instalación de los musulmanes en la península, Al-Andalus establece tres marcas o fronteras: Marca Inferior, establecida en la línea que cruza por Mérida. Marca Media que guardaba Toledo atravesando Guadalajara y alcanzando Soria. Marca Superior, con límite en Zaragoza.

Por ello, una vez en manos musulmanes, y durante el emirato y califato cordobés, las tierras de la actual Guadalajara formaron parte de la llamada "Marca Malia" o Marca Media que protegía Toledo y sobre todo Córdoba, mucho más al sur.

Puerta de la Muralla de HitaDurante estos primeros siglos -desde el VIII al X- la Marca Media va ser la más disputada por moros, fundamentalmente bereberes, y cristianos. En numerosas ocasiones, el reino astur-leonés y el condado de Castilla realizaron incursiones militares sobre ella, y en otras, sirvió de base para las razzias de los emires y califas de Córdoba, principalmente en pleno siglo X durante el mandato de Abderramán III.

Por tanto, en estos siglos, hemos de ver el actual territorio de Guadalajara como zona militar con escasa población, sólo formada por unos pocos núcleos rurales habitados por civiles y sobre todo, destacamentos militares musulmanes defendiendo las alcazabas construidas para su defensa, como Atienza, Guadalajara, Jadraque, Hita, Sigüenza y Medinaceli (actualmente en Soria).

Tras el derrumbamiento del califato de Córdoba a principios del siglo XI, Toledo comienza una política de independización que concluye en el año 1018 constituyéndose como una poderosa taifa completamente autónoma y de gran extensión, incluyendo en su territorio la actual Guadalajara. Esta taifa de Toledo disfrutará de su máximo esplendor durante el reinado de Yahya-al-Mamun (1043-1076). A su muerte, la presión de Alfonso VI, rey de Castilla y León, termina con la conquista cristiana en el año 1085, durante el reinado de Al-Qadir.

Calendario agrícola de Beleña del Sorbe. GuadalajaraA finales del siglo XI, tras la toma de la ciudad de Toledo, se inicia la reconquista efectiva de las tierras más noroccidentales de de la provincia con las poblaciones de Atienza, Uceda y Guadalajara. A comienzos del XII se recuperan Molina de Aragón, La Serranía, Sigüenza y el alto Tajo. Desde este momento, la creación del obispado de Sigüenza, las acciones de los arzobispos toledanos, junto al establecimiento de la Orden de Calatrava, promueven una incipiente actividad repobladora.

Sin embargo, la entrada de contingentes africanos en la península, los almorávides, y las sucesivas derrotas cristianas en las batallas de Sagrajas, Consuegra y Uclés, junto al sitio que sufrió Toledo, debieron paralizar o ralentizar la repoblación efectiva de la provincia.

Será, con el hundimiento del poder almorávide a mediados del siglo XII, y las activas políticas de conquista y repoblación de Alfonso VII y Alfonso VIII cuando veremos un renacimiento de las inmigraciones de gentes provenientes de otras partes de Castilla, navarros, vascos, francos y mozárabes huidos de Al-Andalus por la intolerancia almohade.

Puerta de AlcocerNo es desdeñable la labor encomendada, en este sentido, a los monasterios cistercienses que se fundan para el impulso en la roturación y población de zonas recónditas y deshabitadas y la acción protectora de las órdenes militares, como la de Calatrava.

Iglesia tardorrománica (siglo XIII) de Viana de Mondéjar, GuadalajaraTras las conquistas definitivas de Cuenca y Alarcón por Alfonso VIII a finales del siglo XII, y sobre todo la victoria en 1212 en las Navas de Tolosa desmantelando el poder almohade, todo el territorio de Guadalajara es establemente conservado para el reino de Castilla.

Es ahora cuando los iniciales poblamientos aumentan su número de habitantes y se crean otras aldeas dedicadas a la agricultura y sobre todo a la ganadería lanar. Es el momento de construir la definitiva iglesia de piedra y abandonar los provisionales lugares de culto. Es la época de construcción de un románico rural e inercial ya avanzado el siglo XIII.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias