PÁGINA DE INICIO 

 

Historia de Madrid en la Edad Media

Enlaces Relacionados


Historia de Madrid durante la dominación árabe

Historia de Madrid  medievalLa actual provincia de Madrid comienza a tener importancia como terreno fronterizo entre moros y cristianos en el siglo IX. Para oponerse a la presión que los reinos cristianos del norte comienzan a ejercer sobre Al-Andalus, se erigen fortalezas o se reaprovechan viejos castros o poblados anteriores a lo largo de las provincias de Madrid (Talamanca, Alcalá de Henares) Guadalajara (Atienza, Jadraque, Sigüenza...) y Soria (Medinaceli) en lo que se llama la "Marca Media".

La historia de los territorios de Madrid estuvo ligada a Al-Andalus durante más de tres siglosEstos "ribat" o comunidades guerreo-religiosas residentes en castillos a lo largo de las estribaciones del Sistema Central tenían la misión de defender la poderosa ciudad de Toledo de las algaradas militares castellanas y leonesas que se hacen insistentes a partir del año 850. Sólo hay que recordar las victoriosas expediciones de Ordoño I y Alfonso III al sur del Sistema Central.

Por esta causa, a partir de la época del emir Muhammad I en la segunda mitad del siglo IX, Talamanca (defendiendo el río Jarama), Madrid (protegiendo el Manzanares y Alcalá (cubriendo el Henares) se convirtieron en sendas "ribat".

El panorama de poblamiento musulmán durante los siglos altomedievales se completa con algunos otros pequeños núcleos como Villaviciosa de Odón, Rivas, etc y una serie de líneas de vigilancia constituidas por torres-atalaya, como las de Torrelodones, El Berrueco, etc.

Conquista de Madrid y tiempos de incertidumbre

Alfonso VI. rey clave en la historia de MadridLa caída del Califato en la primera mitad del siglo XI y la posterior constitución de los Reinos de Taifas va a suponer un conjunto de hechos de gran importancia para la historia de Madrid.

Este periodo coincide con un progresivo fortalecimiento del reino castellano-leonés que termina -no sin la colaboración de las luchas intestinas protagonizadas por los musulmanes- en la conquista de Toledo en 1085 por Alfonso VI.

No obstante, la toma de la emblemática ciudad toledana no supuso un inmediato apoderamiento de la actual provincia de Madrid. Los musulmanes, asustados por la rápida anexión de Toledo al mundo cristiano, implican a las fanáticas tribus africanas de los almorávides en la política hispana entrando en confrontación directa con los castellanoleoneses a los que inflingen severas y reiteradas derrotas (Sagrajas, Consuegra, Uclés...).

El avance cristiano a Toledo inició el proceso de conquista y repoblación de los territorios de MadridLa propia ciudad de Toledo sufrió -aunque sin éxito- un duro asedio y Madrid -conquistada inicialmente en 1083- fue frontalmente atacada diecisiete años más tarde.
Es por eso que sólo con el debilitamiento almorávide que se inicia a partir de la segunda década del siglo XII cuando comienza a asegurarse la conquista del territorio madrileño. Alcalá de Henares resistió hasta 1118 y el castillo de Oreja hasta 1139.

Repoblación cristiana del territorio de la provincia de Madrid

A partir de finales del siglo XI hasta el XIV el territorio madrileño es repoblado. Al principio lo hace a partir de los núcleos-fortaleza existentes (Buitrago, Madrid, Talamanca y posteriormente Alcalá), pero progresivamente llega hasta los confines provinciales. Esta repoblación se hace en el contexto de un territorio fronterizo e inseguro todavía y que va a sufrir incluso a finales del siglo XII la devastadora expedición almohade que saquea Talamanca en el año 1196.

Historia de Madrid medieval: torre mudéjar de San Pedro en el casco antiguo de MadridLa conformación territorial de la actual provincia de Madrid en los siglos del románico y mudéjar es de lo más heterogénea y es, como explicaremos en el siguiente capítulo para su arte, la expresión de dos empujes de sentidos opuestos. La floreciente ciudad de Segovia extiende sus dominios por el noroeste de la provincia (Lozoya, Guadarrama Manzanares, Brunete, Navalcarnero...) y la mitra toledana -protagonista de la conquista de Alcalá de Henares- hace lo propio con todo el sureste de Madrid (Alcalá, Santorcaz, Talamanca, etc.).

Solo Madrid y Buitrago, aunque constreñidos por los poderes anteriormente citados, son capaces de tener personalidad jurídica propia constituyendo las Comunidades de Villa y Tierra de Madrid y Buitrago respectivamente.

Para terminar de describir el "reparto de tierras madrileñas", la Orden de Santiago alcanzó a dominar el ángulo suroriental de Madrid (Villarejo, Fuentidueña de Tajo...) mientras que el Cister hace lo propio con la esquina opuesta.

Desde el punto de vista social, la población madrileña durante los siglos XII, XIII y XIV estaría formada por la mixtificación de cristianos norteños que inmigran hacia el sur y los musulmanes autóctonos a los que se les permite permanecer con sus creencias (mudéjares). De esta yuxtaposición de culturas y tradiciones se beneficiaría la difusión del arte mudéjar.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias