PÁGINA DE INICIO 

 

Características del Románico en Ávila

Enlaces Relacionados








Introducción

San Pedro, ÁvilaComo se ha descrito en otras páginas del Portal Arteguias, el estilo románico se suele clasificar en tres etapas: "primer románico", "segundo románico", "tardorrománico" y la variedad exclusivamente española de "románico-mudéjar".

Puesto que la provincia de Ávila es inicialmente repoblada a partir de finales del siglo XI, en un contexto plenamente castellano, el llamado "primer románico" o "románico lombardo" es completamente inexistente en estas tierras, ya que éste se da casi exclusivamente en las comarcas pirenaicas del norte de Cataluña y Aragón.

Puerta sur de San Vicente de ÁvilaDel "segundo románico" o "románico pleno" sí existen algunas construcciones en la capital como consecuencia del impulso regio de Alfonso VI y su yerno Don Raimundo de Borgoña. Podemos citar entre ellas las cabecera de San Vicente, San Pedro y San Andrés.

Posteriormente, durante el siglo XII y comienzos del XIII se continuarían con estas construcciones y se comenzarían otras nuevas en lo que se ha denominado estilo "tardorrománico". Por su calidad, destacamos la hermosa puerta occidental de San Vicente y en el plano exclusivamente escultórico el cenotafio de los santos, también perteneciente a la Basílica.

Cenotafio de los mártires. San VicentePor último, es especialmente destacable la extensión por todo el norte provincial de iglesias pertenecientes al llamado "románico-mudéjar" en "Tierra de Pinares" y que son homólogas con otra vecinas de Segovia, Salamanca y Valladolid. Se ubican en la Moraña y Tierra de Arévalo y dada su extensión e importancia han sido muy estudiadas y difundidas.

Características
Leones en un capitel románico. ÁvilaEn el románico abulense funden diferentes influencias: En el estilo de la capital, y dado su carácter regio, la influencia leonesa en las primeras construcciones fue decisiva.

La decoración segoviana también influyó en el estilo de sus portadas. Más adelante, se notan influencias francesas en la catedral y en la cubrición de algunas construcciones.

Por otro lado, en la zona norte de la provincia, la escasez de piedra y probable existencia de población mudéjar dejó un amplio legado de este estilo románico con fábrica de ladrillo.

La división más importante es:

Románico de piedra arenisca en la ciudad de Ávila
Cabecera de San Vicente. ÁvilaA pesar de la predominancia de piedra granítica en la provincia, en la ciudad de Ávila se construyó durante el siglo XI y XII con arenisca de las canteras cercanas al pueblo de La Colilla lo que permitió la construcción de magníficas iglesias, tanto desde el punto de vista arquitectónico como escultórico.

Las primeras construcciones tienen fuerte influencia leonesa y pertenecen al románico pleno como el caso de San Andrés, San Esteban. San Segundo y las cabeceras de San Vicente y San Pedro.

Ya a finales del siglo XII y comienzos del XIII, la influencia gótica francesa aportada por el Maestro Fruchel implicó la terminación de algunas iglesias con bóvedas de crucería ya góticas.

Románico-mudéjar
Cabecera mudéjar en la provincia de ÁvilaComo en otros lugares circundantes de Segovia, Salamanca y Valladolid, la zona norte de la provincia, con Arévalo y Madrigal de las Altas Torres como centros difusores poseen un elevado número de construcciones románico-mudéjares, que tienen como característica principal el uso del ladrillo y las decoraciones con arquerías murales en las cabeceras, el uso de arquivoltas apuntadas en las puertas, con decoración de alfices, frisos de ladrillos a sardinel o de esquinillas, etc.

La mayoría de estas iglesias son del siglo XIII y tienen carácter popular, aunque no hay que desdeñar construcciones como la iglesia de "La Lugareja" y otras obras importantes de Arévalo y la región de La Moraña.

Románico de granito disperso en la provincia
Si exceptuamos la capital y las comarcas de Tierra de Arévalo y La Moraña, el resto de la provincia tiene escasos restos románicos.

Probablemente la razón es la falta de buen material constructivo. Han perdurado algunas iglesias con cabeceras de mampostería granítica y puertas de sillares berroqueños, lo que hace suponer que debieron construirse abundantes parroquias con este material, pero que irían desapareciendo con el tiempo, dada su escasa calidad.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias