PÁGINA DE INICIO 

 

Románico Mudéjar rural en la Moraña

Enlaces Relacionados








Paisaje característico de La Moraña. ÁvilaLa Moraña es una extensa llanura situada al norte de la provincia que incluye la propia Moraña y la llamada "Tierra de Arévalo". La escasez de canteras de piedra y la posible presencia de población mudéjar en esta zona propició la construcción de numerosos templos parroquiales de estilo románico-mudéjar.

Tres buenos representantes de este estilo morañés son los templos de San Nicolás de Bari en Madrigal de las Altas Torres, y las iglesias parroquiales de Donvidas, Narros del Castillo y Palacios Rubios.

San Nicolás de Madrigal

Iglesia de Santa María del Castillo de Madrigal de las Altas TorresEste templo sufrió, como otras muchas, importantes reformas en diferentes épocas, sobre todo en el siglo XV. Exteriormente lo más destacable son los dos ábsides de semitambor, que corresponden al central y al de la Epístola, con las clásicas arquerías murales y frisos de ladrillos en esquinilla.

Situada en la Plaza del Ayuntamiento de Madrigal, encontramos este noble ejemplar de iglesia mudéjar. Seguramente data del siglo XIII y se edificó con importantes dimensiones como templo con planta de cruz latina de tres naves y otros tantos ábsides, dos en hemiciclo y el del Evangelio de testero plano. La nave central mide 7,70 metros, el doble que las laterales.

En el siglo XV sufrió algunas importantes reformas que modificaron parte del aspecto exterior, como la sustitución de las puertas.

Ábside central de la iglesia de San Nicolás. MadrigalExteriormente sólo quedan dos ábsides, ambos pertenecientes al "Modelo de Tierra de Pinares". El ábside central tiene tres series de arcos murales doblados, los del último apuntados, friso de facetas, cornisa de ladrillo, y por encima, de nuevo, recuadros, otro friso y de nuevo cornisa, como si se hubiese recrecido en época todavía románica.

El ábside lateral del lado de la Epístola tiene, sobre zócalo de ladrillos tendidos y un friso a sardinel y otro de esquinillas, dos filas de arcos doblados de medio punto, separados por friso de esquinillas. Por encima, y a pesar de la restauración reciente de que ha gozado la articulación muraria ha sido desvirtuada pues no es difícil adivinar que hubiera un tercer piso de arcos o recuadros. Lo que queda de lo original es un breve tramo con friso de facetas.

No podemos olvidar la enorme torre que se levanta a sus pies, la mayor de este estilo en la provincia de 65 metros de altura. Es de una austeridad acusada. Tiene cinco cuerpos divididos por rehundidos o cornisas en nacela o baquetón.

San Nicolás de Madrigal de las Altas Torres. Torre campanarioEl primer cuerpo lleva dos arcos doblados ciegos de medio punto. El segundo en bajo y completamente liso. El tercero lleva dos arcos sencillos sobre impostas de nacela que dan aspecto de arco de herradura y recuadrados por sendos alfices rehundidos y que descienden varios metros por debajo del alféizar de los vanos. El cuarto cuerpo es similar al anterior y es rematado por friso de esquinillas a la altura de la terraza. El quinto cuerpo retranqueado, de sección menor, emerge en el centro con dos vanos en cada cara, cubierto por chapitel de pizarra, al estilo de las francesas abaciales del siglo XII.

El interior muestra tres naves, separadas por cuatro arcos formeros de triple arquivolta que se apoyan sobre anchos pilares con remates de perfil de nacela, imitando capiteles. También se guarda una pila bautismal románica de granito, de copa adornada con esbeltos gallones y basa de garras donde bautizada la que sería la reina Isabel la Católica.

La iglesia de San Nicolás de Bari de Madrigal de las Altas Torres fue declarada Monumento Histórico-Artístico el 3 de junio de 1931.

Donvidas

Este minúsculo pueblecito situado a 8 Km. de Arévalo cuenta con un iglesia parroquial que conserva su gran cabecera románico-mudéjar.

Donvidas. Estilo Toresano en La Moraña abulenseA pesar de los deterioros que los siglos han causado a este templo, no cabe duda que se trata de uno de los más elegantes y cuidados del románico-mudéjar rural de la Moraña.

A ello no es ajeno su esbeltez y cuidada articulación, que sigue el fielmente el "Modelo Toresano", que es un tipo de cabecera usual en la ciudad de Toro pero poco abundante en otras provincias limítrofes, aunque quedan buenos ejemplares en Valladolid (Pozáldez) o Segovia (Montuenga).

Los muros laterales presbiteriales presentan tres arcos doblados que llegan hasta el suelo, mientras que el semitambor del ábside tiene nueve en igual disposición con tres saeteras tapiadas. Por encima corre el habitual friso de facetas al que supera una cinta lisa de ladrillos y de nuevo, para sostener el alero, una cadena de ladrillos en esquinilla. De forma simétrica se abren pequeños huecos para la ventilación del tejado.

El resto fue reedificado anodinamente en el siglo XVIII, incluyendo el interior, que no tiene demasiado interés, al haberse modificado completamente.

Este bello templo de la Moraña exige una urgente restauración que le libere de parches y, sobre todo, consolide la parte inferior de sus muros, no vaya a ser que algún día….

Narros del Castillo

Narros del CastilloLa iglesia de Santa María del Castillo de la población de Narros del Castillo tiene una bella cabecera con arcos doblados rodeados por alfiz, con la clásica decoración de frisos de ladrillos a sardinel o en esquinilla. Desgraciadamente unos rudos contrafuertes afean el conjunto.
Muy destacable es el conjunto decorativo del muro norte con arcos entrecruzados, que no son nada habituales en Ávila ni en otros lugares de Castilla - León y recuerdan a los del Cristo de la Luz de Toledo.

Palacios Rubios

El templo parroquial de Palacios Rubios es uno de los mejor conservados del mudéjar de La Moraña.

Iglesia de Palacios Rubios. La MorañaVuelve a conservar sólo la cabecera-torre, y restos de las dos portadas. La meridional está cegada y tiene tres arquivoltas puntadas rodeadas por alfiz.

Los tramos presbiteriales rectos llevan tres cuerpos de arcos doblados recuadrados por alfiz, siendo los del superior algo apuntados, mientras que el ábside vuelve a repetir parecida estructura con tres pisos de siete arcos dobles de medio punto con la salvedad de que en este caso no están recuadrados. Pertenece, por tanto, al "Modelo de Tierra de Pinares".

Por encima corre el clásico friso de ladrillos a sardinel, y más arriba un muro semicircular de mampostería de grandes piedras con verdugadas de ladrillo recrece la estructura original. Y en lo más alto, un piso con vanos cuadrados rodeados de ladrillo.

Estos recrecimientos de los ábsides que se ven dispersos en varios templos morañeses debieron realizarse como campanarios, como lugares encastillados de defensa o como simples almacenes, pero rompen la armonía, por el contraste de material y color, de las cabeceras románico-mudéjares de ladrillo.

Fontiveros. Una de las más grandes iglesias de La MorañaEn el interior, el arco triunfal deja paso al tramo presbiterial con arcos fajones apuntados, y arquerías ciegas en sus muros laterales.

Por último, queda por decir, que esta iglesia ha gozado de una reciente restauración.

Merecen también una visita otros templos de la Moraña abulense, como la gran iglesia parroquial de Fontiveros, la de Espinosa de los Caballeros con ábside románico puro, Orbita y su galería porticada, San Cristóbal de Trabancos, etc.

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias