PÁGINA DE INICIO 

 

Fachada de las Platerías de la Catedral de Santiago de Compostela

Enlaces Relacionados








Introducción

La fachada de las Platerías se encuentra en el costado meridional de la catedral compostelana. Su nombre alude a los numerosos talleres de orfebres que tenían sus talleres en el entorno de la plaza.

Gelmírez fue arzobispo de la diócesis (ca. 1068-1140), y uno de los mayores impulsores del templo compostelano. En la crónica de la Historia Compostelana (ca. 1100-1140), escrita por clérigos franceses, se relata como mandó construir un primer palacio episcopal cerca de la fachada de Platerías.

La Fachada de las Platerías y el Codex Calixtinus

El Codex Calixtinus (ca. 1145-1160), escrito por Aymeric Picaud, es una fuente de inestimable valor para conocer la Catedral en su momento de máximo esplendor, y para el estudio de las peregrinaciones durante la Edad Media.

Fachada de las Platerías: creación de AdánEs una guía para la peregrinación a Santiago desde Francia, dividida en diferentes capítulos. En el noveno, se describe con una enorme minuciosidad el templo compostelano.

La portada de las Platerías cobra especial relevancia, pues, de las tres, es la única que se conserva contemporánea al Codex Calixtinus, y de su descripción se deduce que a mediados del siglo XII ya estaba terminada, y en líneas generales responde a como la vio el autor del Codex.

Las tres fachadas de la Catedral de Santiago

La Puerta Francígena era la que se encontraba en la fachada norte del transepto, conocida en la actualidad como la de la Azabachería.

Disponía de un programa bíblico protagonizado por un gran programa teológico de la Caída del hombre por el pecado y de la Promesa de redención por parte de Dios.

Cuando fue desmontada en el siglo XVII muchas de sus piezas pasaron a otros lugares, conservándose en la actualidad en diferentes lugares como el Museo de la Catedral, y varios espacios de la Fachada de las Platerías:

  • El Frontispicio
  • Las Jambas
  • Los contrafuertes

Cristo en MajestadPor últimas investigaciones, la Puerta del Obradoiro existió antes de su sustitución por el Pórtico de la Gloria y estuvo dedicada a la Transfiguración del Señor en el Monte Tabor.

Por último, tenemos la protagonista de este artículo: La Fachada o Puerta de las Platerías,

El programa original se complementaba con el de la Puerta Francígena, es decir, mostraba el Cumplimiento de la Promesa de Redención: la Encarnación de Jesús, su Vida pública - Ministerio y la Pasión.

Recordemos que sobre este programa original, se añadieron un gran número de piezas de la Puerta Francígena. Por ello presenta esa imagen abigarrada y desordenada temáticamente.

Descripción de la fachada de las Platerías en su estado actual

Se trata de una portada de extraordinario valor artístico, dado que de las tres originales con las que contó el templo -el Obradoiro, Azabacherías y Platerías-, es la única que no ha tenido grandes alteraciones, si bien ha sufrido algunas mutilaciones e incorporaciones de elementos procedentes, en su mayoría, de la desaparecida portada norte y también de la desaparecida Puerta de la Transfiguración que se hallaba en la fachada occidental antes de sus sustitución por el Pórtico de la Gloria del Taller del Maestro Mateo.

La fachada se estructura en torno a dos niveles. En el inferior encontramos dos vanos de acceso con arcos de medio punto, en lugar de uno o tres, como es habitual

Los tímpanos se encuentran ricamente decorados. En el de la derecha se identifica la Adoración de los Magos y escenas de la Pasión como el Prendimiento, la Flagelación y la Coronación de Espinas, mientras que en el de la izquierda hay fragmentos de las Tentaciones de Jesús donde aparece el demonio con diferentes morfologías.

Por encima de las portadas, se abren otros dos vanos de medio punto, con ventanas que permiten iluminar el interior, enmarcadas por arquivoltas. Éste sector es obra del taller del Maestro mateo en la segunda mitad del siglo XII.

Entre los dos niveles se encuentra un friso de figuras esculpidas con gran maestría.

Los maestros

No conocemos el nombre ni el número exacto de maestros que dirigieron las obras de estas tres puertas citadas.

No obstante, los especialistas que han trabajado minuciosamente analizando la iconografía y el estilo de esa enorme colección de esculturas han identificado varios maestros o talleres en la Fachada de las Platerías.

Probablemente, de todo este conjunto de relieves, sólo una pequeña parte es original de las Platerías. Pertenecerían al llamado Taller del Maestro de las Tentaciones o de Conques.

Luego, tendríamos otros relieves procedentes de la Puerta Francígena que a su vez pertenecerían a otros tres talleres distintos:

  • Maestro de la Puerta Francígena (Antes conocido como El Maestro de las Platerías)
  • Maestro de la Puerta del Cordero de San Isidoro de León
  • Maestro de la Traición

Sabemos que en el año 1101 Pedro, obispo de Pamplona, realizó una donación de bienes al llamado Maestro Esteban. En este documento se menciona que Esteban había trabajado en la Catedral de Santiago.

El documento cobra especial relevancia, dada la escasez de nombres de artistas con los que contamos en este periodo, y es una muestra singular de la protección y el aprecio que consiguieron gozar algunos arquitectos por parte de los promotores de las obras.

Aunque se desconoce el trabajo que realizó el maestro Esteban en Pamplona, algunos autores, como Gómez Moreno, lo identificaron con el que se llamaba Maestro de las Platerías (actualmente Maestro de la Puerta Francígena) aunque otros, como Joaquín Yarza, defienden que esta atribución resulta difícil, debido sobre todo a la fecha del documento.

Dejamos para el final una serie de esculturas muy interesantes y que para Don Manuel Castiñeiras proceden de la Puerta oeste o de la Transfiguración. Para este catedrático, sería uno de los alumnos aventajados del Maestro de Platerías.

 

(Autor del texto del artículo de ARTEGUIAS:
Víctor López Lorente y David de la Garma)

 

 

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias