PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en el Golfo Ártabro

Enlaces Relacionados








El Golfo Ártabro es un entrante del Atlántico que obliga a la costa gallega formar un ángulo recto tan característico en su geografía. Ocupa rías tan significativas como la de La Coruña, Betanzos y Ferrol.

San Miguel de Breamo. Románic en el Golfo ÁrtabroPero el Golfo Ártabro es, para nosotros, algo más importante. Es uno de los corazones monumentales de Galicia.

Alrededor de estas irregulares costas se erigieron un gran número de templos románicos imposibles de abarcar en una sola página.

Por eso hemos elegido tres de ellos por su gran relevancia: San Juan de Vilanova, San Miguel de Breamo y Xubia.

Paradójicamente estas tres iglesias románicas tiene muchas diferencias estilísticas. Aunque su distancia geográfica no exceda unas pocas decenas de kilómetros, el caso es que parecen templos extraídos de tres regiones o incluso tres países distintos.

San Juan de Vilanova es un episodio primitivo del románico en Galicia, entroncado con el románico lombardo y el mundo prerrománico asturiano.

La capilla de san Miguel de Breamo se ha asociado con el mundo de los templarios. No hay datos que aseguren tal cosa, pero lo que sí parece claro es que su estructura sobria y rotunda parece tener nexo de unión con lo militar.

Por último, San Martiño de Couto en Xubia es el templo de un antiguo monasterio, que estilísticamente pertenece al románico tardío gallego, de formas más clásicas que las anteriores, y con una soberbia cabecera, de lo mejor del románico coruñés.

San Juan de Vilanova

La iglesia de San Juan de Vilanova es una pequeña construcción cuyo encanto radica en su probable antigüedad.

Iglesia de San Juan de VilanovaSe asigna su edificación a la franja central del siglo XI, por lo que constituiría una de las primeras construcciones del románico gallego, muy apegado al arte asturiano de los siglos altomedievales.

La razón para atribuirle tal antigüedad es la curiosa y excepcional articulación del ábside al estilo "lombardo", es decir con decoración de lesenas y arcuaciones ciegas.

Este tipo de estructuras son propias del primer románico catalán y aragonés, y fuera de estas regiones es prácticamente inexistente.

Sin embargo, el ábside de San Juan de Vilanova presenta claras diferencias estructurales y estéticas con el románico lombardo puro, como es el uso de sillería en lugar de sillarejo.

San Miguel de Breamo

Tres ábsides y crucero de la iglesia de San Miguel de BreamoSan Miguel de Breamo es una curiosa construcción románica perfectamente conservada.

Tiene planta de cruz latina y la cabecera tiene tres ábsides, siendo el central mucho más alto que los laterales.

Lo primero que llama la atención es su solidez. Apenas hay vanos de iluminación y la puerta de ingreso -en el muro occidental- es estrecha y sin las habituales arquivoltas que dan sensación de amplitud al vano. Esto, junto a su planta angulosa con multitud de contrafuertes, confiere a San Miguel de Breamo una estampa de templo-fortaleza.

De nuevo, el románico gallego nos ofrece una prueba más de la conservación íntegra de sus iglesias, gracias a la dureza del granito que ha paralizado su deterioro y su sustitución.

Iglesia del Monasterio de San Martiño de Couto (Xubia)

San Miguel de BreamoXubía se encuentra en el municipio de Narón, a poca distancia de Ferrol.

La iglesia de San Martiño de Couto perteneció a un monasterio construido a finales del siglo XII, aunque este cenobio ya existía tiempo atrás como monasterio cluniacense.

Hay varios aspectos que hacen de San Martiño de Xubia un edificio especial. Primero su ubicación a pocos metros del mar. No es frecuente encontrar románico tan pegado a las costas.

Otro aspecto interesante es su soberbia cabecera románica, de gran prestancia, gracias al juego volumétrico de sus columnas, ventanales y cornisas, todo ello de muy equilibradas proporciones.

Iglesia del Monasterio de San Martiño de Couto (Xubia)Por último, es reseñable la gran colección de canecillos de dicha cabecera. Aunque no son de talla refinada, sí son expresivos los personajes que aparecen acurrucados o protagonizando escenas eróticas, al igual que diversos animales.

También diremos que en el interior de la iglesia de San Martiño de Xubía, además de capiteles vegetales, existe uno de un combate entre caballeros, lo que constituye una rareza en el románico gallego.

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias