PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Arte Románico en las comarcas del Ripollès y La Garrotxa (Girona)

Enlaces Relacionados








Sant Cristòfol de Beget. Comarca de RipollèsRipollès y La Garrotxa son dos importantes y bellas comarcas del Pirineo Catalán oriental, situadas en la provincia de Girona.

Aquí encontraremos algunos de los más importantes centros románicos de la Comunidad.

Un aliciente especial de este románico es que frecuentemente se encuentra enmarcado en poblaciones de gran pintoresquismo rural, como la iglesia de Sant Cristòfol de Beget (VER IMAGEN LATERAL).

En está página sobre el románico existente en las comarcas de Ripollès y Garrotxa, hemos elegido los siguientes monumentos: Monasterio de Ripoll, Sant Joan de les Abadesses, Sant Cristófol de Beget y el conjunto monumental románico de Besalú.

Comarca del Ripollès

Monasterio de Sant Pere de Camprodón . RipollèsEl Ripollès es una de las comarcas septentrionales de Girona cuyo protagonista geográfico son los Pirineos. En El Ripollès hay una elevada nómina de iglesias románicas donde se combinan formas puramente lombardas con las del ya románico pleno internacional.

Algunos de los hitos más importantes son el Monasterio de Santa María de Ripoll, Sant Joan de les Abadesses y Sant Cristòfol de Beget.

Monasterio de Ripoll
Monasterio de Ripoll. Cabecera de la iglesiaSanta María de Ripoll es un Monasterio de origen altomedieval que impulsa definitivamente y de manera colosal el obispo Oliba.

A comienzos del siglo XI el obispo Oliba manda reestructurar la iglesia existente para convertirla en una de las más desarrolladas de la época: nada menos que cinco naves, fachada con dos altas torres, crucero larguísimo y cabecera de siete ábsides.

Los diferentes avatares que sufrió este conjunto desembocó casi en su ruina el siglo pasado, siendo restaurado -casi reconstruido- a finales de esa centuria.

Por eso, lo más interesante es la grandiosa portada occidental que se debió levantar en el corazón del siglo XII.
Monasterio de Ripoll. Campanario desde el claustro.Es de las más monumentales del románico en España. Un enorme arimez lleva siete frisos completamente esculpidos donde se desarrollan ciclos testamentarios rematados en lo alto por un Pantocrátor rodeado por el Tetramorfos.

La portada, propiamente dicha, es de arcos de medio punto y sus columnas, arquivoltas y cariátides contribuyen al mensaje apocalíptico de la fachada.

A pesar de la gran belleza del conjunto, el aficionado al arte románico se sentirá algo confuso ante este conjunto pues sus formas y estructuras más asemejan a un arco triunfal romano que a una puerta románica medieval. El origen de los artífices bien pudiera justificarlo.

El claustro es románico tardío aunque se finalizó en época gótica. Su interés radica en la calidad de algunas de sus tallas y la colección de ángeles que muestra.

Sant Joan de les Abadesses
iglesia monástica de Sant Joan de les AbadessesLa actual iglesia monástica de Sant Joan de les Abadesses se consagra en el año 1150.

Además de la compleja estructura interior de la cabecera hay otros dos asuntos especialmente reseñables que atraen la atención del viajero.

Nos referimos a la belleza con la que está articulado el muro exterior del ábside con un cuerpo bajo con arcos geminados cegados en cada paño que dividen gruesas columnas de donde surgen arcos que enmarcan los vanos de iluminación. Tan peculiar estructura se repite de manera similar en Sant Martí Sarroca (Barcelona)

Descendimiento. Sant Joan de les AbadessesEl otro aspecto interesante es la presencia de tallas donde dos ancianos con cabeza común se mesan su parte de la barba. Sin duda, se trata de una escultura interesante de enigmático simbolismo.

Otro de los elementos que ha hecho famoso al Monasterio de Sant Joan de las Abadesses es el soberbio grupo escultórico del Descendimiento, fechado en el año 1250 y considerado como una de las muestras más destacadas del románico catalán.

Iglesia de Sant Joan i Sant Pol (Sant Joanipol) de Sant Joan de les Abadesses

La iglesia de Sant Joanipol es probablemente del siglo XII. De la obra original queda la cabecera trebolada decorada con arquillos soportados por canecillos, la torre cimborrio y especialmente la portada abierta en la fachada occidental, ya que la nave quedó destruida en la Guerra Civil.

Sant Joanipol. Sant Joan de les Abadesses. (Ripollès)La citada puerta tiene tres estrechas arquivoltas y dos pares de altas columnas. Es una verdadera lástima que la piedra de esta iglesia de Sant Joanipol sea de tan mala calidad y se encuentre tan dessgastada pues los capiteles se encuentran muy erosionados. Sin embargo, el tímpano se conserva en mejor estado y en él aparece Cristo en Majestad rodeado por San Pedro y San Pablo y dos ángeles en los extremos.

Sant Cristòfol de Beget

Beget es un precioso pueblo pirenaico situado a muy poca distancia de la frontera con Francia y perteneciente a la comarca de Ripollès y cerca de la Garrotxa.

Su iglesia de Sant Cristòfol es un bello templo, declarado Monumento Nacional, de equilibradas proporciones. Es obra fundamentalmente de la mitad del siglo XII.

El campanario tiene cuatro pisos con troneras de diversa estructura de arcos y columnas por lo que se evidencian dos épocas de construcción.

El ábside es de semitambor con ventanal de arco de medio punto con dos arquivoltas y dos pares de columnas.

La portada se abre en el muro meridional. Tiene cuatro finas arquivoltas con decoración de sogueado, bolas y baquetón torso.

Sant Cristòfol de Beget (Ripollès)En esta iglesia de Sant Cristòfol de Beget se guarda una magnífica escultura del Cristo románico llamado "Majestad de Beget". Tiene dos metros de altura y es de madera policromada. También se conserva una pila bautismal románica.

Comarca de La Garrotxa

Conjunto románico de Besalú
Besalú, capital de Garrotxa es un precioso pueblo medieval y centro de turismo cultural de primer orden.

El primer monumento románico que viene a la mente de Besalú, aunque con aditamentos de diversas épocas y reconstrucciones, es su famoso puente románico (pont vell) en disposición angular sobre el río Fluvià.

No obstante, el esplendor medieval de Besalú ha dejado otros muchos testimonios románicos en sus calles.

Además del puente citado, Besalú cuenta con el Monasterio de Sant Pere, la iglesia en ruinas de Santa María, y los templos de Sant Vicenç y el Hospital de Sant Julià, con estupenda portada.

También existen importantes edificios del románico civil como el Miqveh o baños judíos y la casa Cornellà o Llaudés.

Sant Pere de Besalú

La iglesia del antiguo Monasterio de Sant Pere de Besalú es un templo de tres naves, crucero y una inusual e interesantísima girola circular y tres capillas, tras el ábside.

La comunicación entre la girola y el ábside central se realiza por una arquería sobre columnas de capiteles muy bien tallados.

En el hastial occidental hay una bella ventana de cuatro arquivoltas tipo portada flanqueada por sendos leones que pisan una serpiente y un mono, ambos animales diablescos.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias