PÁGINA DE INICIO 

 

Románico en la Valdorba

Enlaces Relacionados






Captel de un ventanal del ábside de la Ermita de Cristo de CatalainLa Valdorba es una comarca bellísima del interior de Navarra.

Situada entre populosas ciudades como Pamplona, Olite y Tafalla y surcada por carreteras de primer orden, sorprende al viajero la quietud y rusticidad de sus pueblos y lo bucólico de sus valles y colinas.

En Valdorba se conservan interesantes muestras del románico rural, algunas de las cuales suponen verdaderas sorpresas. Posiblemente la razón de este patrimonio se deba a que una vía secundaria del Camino de Santiago Aragonés surcaba estos territorios durante la Edad Media.

Los crismones son habituales en las iglesias de toda Navarra y también en la Valdorba. Éste es de OlletaAlgunas de estas iglesias muestran el denominador común de disponer (o, al menos, haberse proyectado) un cimborrio con bóveda semiesférica en el primer tramos de la nave, contiguo al hemiciclo absidal, por no tener tramos presbiterial. Esta composición se suele asociar como influencia directa de la iglesia nueva del castillo de Loarre.

De todo el patrimonio románico de la Valdorba, hemos elegidos cuatro iglesias de primer nivel: la ermita del Santo Cristo de Catalain en Garínoain, la ermita de San Pedro de Echano de Olóriz, la iglesia de la Asunción de Olleta y el templo de Orísoain, con su encantadora cripta.

Ermita del Santo Cristo de Catalain en Garínoain

Cristo de Catalain, en la Valdorba. NavarraEl Cristo de Catalain de Garínoain es una iglesia de una nave rematada en la clásica cabecera de ábside semicircular. El ábside es de grandes proporciones y sobria estampa. Es de destacar su perfectísima sillería isódoma.

Parece que fue proyectado para tener columnas entregas como refuerzo pero no llegaron a realizarse. Aún quedan las pilastras sobre las que deberían encaramarse y las basas de las citadas columnas. Los tres ventanales son muy esbeltos y bien tallados.

La mejor imagen de esta iglesia se obtiene desde el oeste, para poder contemplar el hastial occidental.

Tiene esta fachada una buena y esbelta portada de dos arquivoltas de medio punto, sobre dos parejas de columnas de capiteles historiados.

Por encima del tejaroz del arimez hay una extraña ventana lobulada y una espectacular espadaña.

Ermita de San Pedro de Echano en Olóriz

La iglesia de Echano es una de las más bellas (si no la que más) del entorno rural navarro, junto a la famosísima de Artáiz.

Detalle de una arquivolta de San Pedro de Echano. ValdorbaEs de una única nave rematada en cabecera con presbiterio y ábside semicircular.

Toda ella esta abovedada mediante cañón apuntado reforzado por fajones que apean en columnas adosadas a los muros salvo el ábside que lo hace al modo tradicional, con bóveda de horno.

Se inició un cimborrio que luego quedó sin desarrollar (queda el arranque de los arcos torales) abovedándose al final este espacio como un tramos más de la nave. La cabecera, con contrafuertes y hermoso ventanales alargados, es elegante y de formas contundentes.

Lo que más sobresale de esta iglesia es -sin embargo- su magnífica y enorme portada abierta en el tramo de los pies del muro septentrional.

Canecillos de San Pedro de Echano. ValdorbaTiene siete amplísimas arquivoltas de medio punto muy decoradas y que apoyan sobre columnas con capiteles historiados.

Una de las arquivoltas lleva una serie de personajes esculpidos entre los que se aprecia a varios músicos con sus instrumentos que han sido interpretados de diferente manera, como un banquete o celebración entre pobres y el señor de la comarca.

Otro elemento muy destacable es la buena colección de canecillos del alero, afortunadamente muy bien conservados y de iconografía muy expesiva y simbólica.

Orísoain

Orísoain es un pequeño pero encantador pueblecito, muy tranquilo y acogedor.

Iglesia de Orísoain. Valdorba. NavarraSu iglesia se abre a la plazuela principal, un agradable espacio también adornado por el antiguo palacio de Orísoain, hoy convertido en casa rural.

La iglesia es un correcto y atractivo templo románico de nave abovedada mediante bóveda de medio cañón y arcos fajones.

Tiene una interesante portada, sencilla, pero equilibrada, sobre saliente arimez. Cuenta con arquivoltas de medio punto y tímpano con su correspondiente crismón.

Pero lo más reseñable de esta iglesia de Orísoain es su pequeña y coqueta cripta, realizada bajo el ábside para compensar el desnivel del terreno.

Tiene un tramo con bóveda de medio cañón y otro con bóveda de horno. Éste último se refuerza con nervios que coinciden en la clave y que apean sobre cortas semicolumnas de capiteles tallados con motivos vegetales y animales. Nos recuerda a una versión en pequeño de la cripta de San Martín de Unx.

No hay que olvidarse de echar un vistazo a la colección de canecillos muy bien conservados.

Olleta. Iglesia de La Asunción

Olleta tiene otra de las iglesias "prototipo" de la Valdorba, que ya hemos citado y que muestra un ábside unido a la nave sin intermediación de tramo presbiterial y comborrio sobre pechinas en el primer tramo de la nave.
Dicho ábside muestra algunas reformas pues ha perdido la parte superior de las columnas que arrancan desde los contrafuertes y ha desaparecido la corona de canecillos.
Muestra tres sencillos ventanales aspillerados con un guardapolvos taqueado.
La puerta se encuentra en el lado norte y llama la atención especialmente por el enorme crismón que ocupa el tímpano. Se trata del habitual crismón trinitario navarro-aragonés que por lo elaborado de sus formas se debe datar tardíamente.

En el interior se aprecia una gran severidad arquitectónica puesto que el ábside tiene en su superficie mural la misma disposición que al exterior, es decir los vanos de las ventanas, sin arquerías, columnas, etc. Este ábside tiene bóveda de cuarto de esfera, como es habitual.

En el primer tramo de la nave se debió construir la cúpula semiesférica sobre trompas de un cimborrio, luego rehecho.

Las columnas del interior muestran una serie de capiteles interesantes. Hay varios vegetales pero tienen la particularidad de que las pencas están dobladas y proyectadas hacia el exterior, además de mostrar una superficie muy trabajada con trépano.

Más importantes son los capiteles historiados donde las escenas se componen abigarradamente y en ellos se plasman combate y devoraciones entre animales (leones) y hombres.

Olóriz. Iglesia de San Bartolomé

La iglesia de San Bartolomé de Olóriz denota, por su arquitectura y otras características, una fecha de construcción muy tardía, posiblemente de finales del siglo XII o comienzos del XIII.

Se trata del típico templo rural de una sola nave con ábside semicircular, en este caso sin cimborrio.

El ábside muestra la peculiaridad, con relación a otras iglesias de la Comarca de La Valdorba, que el cuarto de esfera de la bóveda se ve reforzado con nervios coincidentes en la clave.

Esta solución para cubrir los ábsides semicirculares del románico se da en un momento tardío de esta arquitectura y es bastante frecuente en otros lugares, aunque normalmente dichos nervios apoyan en columnas adosadas al semicilindro, cosa que no ocurre en Olóriz.

Por su parte, la nave está abovedada con medio cañón apuntado y refuerzo de fajones que se apoyan en ménsulas.

La portada está en el muro occidental y muestra unas hechuras un tanto rudas. Tiene arquivoltas apuntadas sobre columnas y un tímpano con un pequeño crismón.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias