PÁGINA DE INICIO 

 

Arquitectura Borgoñona

Enlaces Relacionados








Borgoña, en la Edad Media es centro de confluencias, un cruce de caminos, por lo que se da un tránsito continuo de ideas estéticas.

Además de la tradición constructiva anterior en la que se usaba sistemáticamente bóveda de cañón, confluyen influencias de la tradición constructiva carolingia, otoniana y lombarda, gracias a lo que aparece una arquitectura novedosa en la que se va creando un nuevo lenguaje, caracterizado por aparejos exteriores de influencia lombarda, importancia de la parte occidental del edificio de influencia otoniana (reminiscencias de macizo occidental), articulación en dos pisos y creciente importancia de la iluminación del edificio.

Debido a la llegada de cuadrillas de magister comacini el lenguaje decorativo es lombardo. Florece en torno al año 1000.

No en todos los edificios muestran unas características iguales.

San Filiberto de Tournus (Saint-Philibert)

Se empieza a construir en torno al año 1000, se consagra sobre el 1019 y se empezó a remodelar entre el 1017 y el 1018. Esta iglesia es muy interesante ya que se tomaron soluciones rápidas y alternativas a grandes problemas que surgieron en la construcción, pero aunque estas soluciones fueron muy vanguardistas, no tuvieron repercusiones posteriores.

San Filiberto de Tournus estuvo al servicio de monjes benedictinos, por lo que se da la multiplicidad de capillas.

Se trata de una iglesia ad triangulum, con tres naves (las galerías son posteriores) y un crucero que destaca en planta con un absidiolo en cada uno de los brazos del crucero.

Hay un dominio del macizo occidental a los pies, pues, había dos torres entre las que se organizaba un pórtico, una de las cuales estaba escindida. Las torres no estaban divididas en el interior en cuerpos y estaban cubiertas con madera.

El pórtico que se organizaba entre ellas era muy grande, de tres tramos y tres naves. Estaba dividido en dos pisos, el inferior cubierto en la nave central con bóveda de aristas y en las laterales con bóveda de cañón transversal separadas con pilares de sección circular, y el superior cubierto la nave central con bóveda de cañón y en las laterales con bóveda de cuarto de cañón.

En la iglesia, las naves laterales están cubiertas con bóvedas de aristas y la central en un principio se cubrió con bóveda de cañón longitudinal, pero como se hundió durante la construcción, se cubrió con tramos de bóvedas de cañón en sentido transversal.

La alzado del muro tiene dos niveles, el de las arcadas y el de los ventanas.

En el crucero se levanta sobre trompas un cimborrio, ya del siglo XII, cubierto por una cúpula.

Esta iglesia tiene una cabecera ya del románico pleno, con girola con absidiolos de planta cuadrada. Desde allí se accede a la cripta, que está orientada a oriente y que tiene la misma planta que la cabecera, con la zona central cubierta con bóvedas de aristas. La fachada tiene un lenguaje decorativo lombardo y principalmente se utiliza el sillarejo.

Iglesia del Monasterio de Cluny. Cluny I y II

En Cluny, una pequeña antigua villa romana, se instalan unos monjes en el año 910 y organizan un monasterio. En este año se comienza una iglesia de estilo otoniano, Cluny I, que fue consagrada en el 927.

Debido al poder que acumula en una sola generación, la iglesia se queda pequeña y se construye Cluny II, que fue consagrada en el 981 y que debía estar cubierta en un principio con madera, pero en el 1010 ya queda concluida con bóvedas pétreas.

El abovedamiento de una iglesia en la Edad Media era cuestión muy importante por su simbolismo arquitectónico y para darle un valor de perdurabilidad (evita incendios), pero también tiene por fines acústicos y litúrgicos claros.

Cluny II tampoco se conserva, ya que fue destruida para realizar una nueva construcción aneja a ella, que será Cluny III. Se sabe de Cluny II por crónicas, algunos restos arqueológicos y los estudios de Conant.

Se trataba de una iglesia sin pórtico, sólo con una especie de atrio abierto con galerías porticadas (galileo). Por este se accedía a la iglesia, que tenía tres naves, seguramente separadas por pilares de sección circular.

Tenía un crucero destacado en planta y una cabecera muy compartimentada con múltiples capillas; en total había 7 capillas en torno a la cabecera. El presbiterio estaba dividido en tres naves, posiblemente empleadas para ritos procesionales. Esta estructura apenas tuvo repercusiones posteriores porque no era tan práctico como una cabecera con girola.

Cluny II tenía dos torres a los pies y otra en el crucero, seguramente con influencia decorativa lombarda.

Se ha podido reconstruir la distribución interior del templo por el reflejo que dejó en varios edificios cluniacenses, principalmente de la zona suiza:

San Pedro y San Pablo de Romainmôtier
Esta iglesia de tres naves tiene pilares de sección circular con capiteles prácticamente sin trabajar.

El alzado se articula en dos pisos. Tiene una torre. Posteriormente fue cubierta con bóveda de crucería.

San Martín de Chapaize
Iglesia ad triangulum articulado en dos pisos. Los capiteles son iguales que en las otras dos iglesias, de lo que se deduce que Cluny II no sería distinta a ellas. El lenguaje decorativo es lombardo y presenta una gran torre sobre el crucero.

San Benigno de Dijon (Saint-Bénigne)

En 1001 el abad Guillermo de Volpiano, un lombardo que se recorre Europa siendo abad de diferentes monasterios, a los que impulsa enormemente, difundiendo el nuevo estilo, decide sustituir el monasterio antiguo, construido en el 535 sobre la tumba de San Benigno y en el 1016 se consagra la nueva iglesia.

La nave principal fue modificada en distintas ocasiones y la iglesia sufrió muchísimo en la Revolución Francesa y en 1792 fue destruida prácticamente en su totalidad.

Se accede al interior desde un galileo que estaba organizado para una serie de ritos procesionales. Tiene cinco naves y un transepto continuo que no destaca en planta y desde el que surge una cabecera sobreelevada sobre una cripta. La nave es posible que estuviera organizada en tres pisos: arcadas soportadas por pilares cuadrados, tribuna y una hilera de ventanas en la nave central. Dicha nave central probablemente estaría cubierta por bóveda de cañón y las laterales con bóveda de aristas.

La cabecera estaba organizada en sí misma como un edificio de planta centralizada, quizás por influencia de Tierra Santa o del Panteón de Roma, y estaba compuesta por dos rotondas separadas por pilares circulares y un ábside de planta cuadrangular de influencia otoniana muy profundo. Al norte y al sur tenía adosadas dos torrecillas semicirculares con escaleras. Estaba articulada a base de arcadas en tres pisos; pero esto no fraguó por su complejidad. Estaba cubierta por bóveda anular, que en la rotonda exterior se interrumpía cada tres tramos por una bóveda de arista.

En el último piso sólo hay un corredor ancho cubierto con una bóveda de cuarto de cañón. El volumen central se abría hacia arriba en un luneto. La cripta tenía pilares de sección circular y estaba cubierta por una cúpula con nervios reforzados.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias