PÁGINA DE INICIO 

 

Arquitectura Lombarda

Enlaces Relacionados








Pomposa. ItaliaLa Arquitectura lombarda es la correspondiente a la desarrollada en el norte de Italia y trasvasada a otros lugares de Europa y cuyos autores se les denomina Magistri Comacini. Con el tiempo desemboca en lo que Puig y Cadafalch -no sin gran polémica- bautiza como el Primer Románico (otros consideran a esta arquitectura como protorrománica para diferenciarla del románico internacional) que se extendió por grandes zonas de Europa y que en España afecta a Cataluña y Aragón.

Aunque se han dado multitud de teorías sobre el origen de estos artífices, lo que está claro es que se sabe de ellos documentalmente a partir del siglo VII. Se trata de gentes ubicadas en los alrededores de Como, en la Lombardía (Comarca septentrional de Italia) que conocedores de técnicas constructivas de las antiguas Roma y Rávena se dedican, como gremio especializado, a prestar sus servicios en la costosa tarea de levantar iglesias. Se sabe de grandes desplazamientos de estos talleres o cuadrillas a largas distancias (Borgoña, sur de Francia, Cataluña, etc.)

La importancia de los maestros lombardos resulta de su pericia para abovedar los templos. Es sabido el interés simbólico y práctico durante la Edad Media de que los templos sean abovedados. Como Casa de Dios, la iglesia ha de ser el más perfecto de los edificios y ello sólo se consigue con el abovedamiento pétreo. Además, un edificio con techumbre de madera, repleto de fuegos de antorchas y velas, era un peligro potencial por los incendios.

La arquitectura lombarda es por tanto abovedada. Las bóvedas de la arquitectura lombarda original son de arista, aunque posteriormente se adopta la de medio cañón.

También articulan los muros en resaltes para animar su superficie. Ello logra una estructuración de espacios y genera sensación de verticalidad y mayor agrado estético. En este sentido hay que recordar las fórmulas decorativas empleadas habitualmente como los arquillos y las lesenas lombardas o pilastras poco resaltadas que llegan hasta el suelo.

En el plano escultórico, al principio la escultura es inexistente, aunque sí se pintan los muros con programas iconográficos.

Entre las obras más importantes de la arquitectura lombarda en Italia podemos citar San Ambrosio de Milán y San Miguel de Pavía.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias