PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Arte Románico en el Cerrato y los Alcores, Palencia

Enlaces Relacionados






Ábside princiopal. Iglesia de Villaconancio (Comarca del Cerrato de Palencia)Las comarcas de los Alcores y Cerrato constituyen, simplificadamente, el sur y sureste de la provincia de Palencia (aunque esta comarca excede los límites provinciales palentinos y alcanza las de Valladolid y Burgos).

Esta comarca está formada por mesetas rodeadas de valles con suaves lomas como unión entre ambos.

Desde el punto de vista artístico, en el Cerrato Palentino se construyó un románico tardío, que incorpora ya ciertas formas y estructuras que se pueden considerar propias de la arquitectura gótica primitiva. Tal es el caso de las iglesias de Santa María de Dueñas, Villaconancio y Villamuriel de Cerrato.
Puerta del Monasterio de San Isidro de Dueñas (Monasterio de la Trapa)No obstante, y dentro de este panorama, hay que salvar la excepción del Monasterio de San Isidro de Dueñas (Monasterio de la Trapa) cuya iglesia, aunque muy reformada, es de buena época románica (último cuarto del siglo XI) y muy relacionada con San Martín de Frómista.

También nos ocupamos en esta página de los modestos restos románicos de la iglesia de Cevico Navero y el intersante y controvertido templo de Valoria del Alcor.

En todo caso y salvo en La Trapa, en el románico del Cerrato Palentino sobresalen más los aspectos arquitectónicos que los escultóricos.

Santa María de Dueñas

Santa María de DueñasDueñas es Conjunto Histórico Artístico y lugar de grandeza y castellanía, con villas romanas en derredor y de recuerdos del Cid, cuando Dueñas era señorío del Campeador.

La iglesia de Santa María es del estilo que antes se llamaba románico ojival, del siglo XIII. 

Lo más destacable es la cabecera donde se conservan dos ábsides de los tres originales.

El central es poligonal y está sobreelevado para poder soportar las bóvedas de crucería de la reforma gótica. Aún conserva tres hermosos ventanales cegados que no estaría mal recuperar, a base de finas arquivoltas de medio punto sobre columnillas con capiteles vegetales.

La separación de las calles o lienzos se hace mediante contrafuertes prismáticos con escarpes.

El absidiolo septentrional se conserva originalmente.

Es evidente la relación de la cabecera de esta iglesia Santa María de Dueñas con la del cercano Monasterio vallisoletano de Palazuelos.

Monasterio de San Isidro de Dueñas (Monasterio de la Trapa)

Puerta del Monasterio de San Isidro de Dueñas (Monasterio de la Trapa)El Monasterio de San Isidro de Dueñas fue fundado en el siglo X y en tiempos de Alfonso VI adopta la reforma cluniacense. Parece que de esta época (último cuarto del siglo XI) data la actual iglesia, que aunque con reformas y "disfraces" de otras épocas, conserva su estructura bastante bien.

Es casi contemporánea y muy parecida a la iglesia del Monasterio de San Martín de Frómista, por lo que es uno de los edificios más antiguos del románico pleno español.

Lo mejor conservado es el hastial occidental, donde se aprecia una de las torres que lo flanqueaban y la portada que es típica del románico del siglo XI, gracias a su juego alternante de arquivoltas lisas y de baquetón con guardapolvos ajedrezado.

Los capiteles están tallados con primor, siendo tres de ellos vegetales y uno con la famosa talla de la mujer con los pechos mordidos por serpientes.

Villaconancio
La iglesia de San Julián de Villaconancio conserva una interesante cabecera, con dos ábsides supervivientes, el central y el del Evangelio.

Ábside principal de la iglesia de VillaconancioEl central es más ancho y alto. Su decoración es muy original. La cornisa se soluciona al modo zamorano, con arquillos sobre ménsulas. Los muros se animan con pilastras acanaladas que sirven de apoyo para cortas columnas. Mientras, los ventanales muestran arquivoltas sucesivas aboceladas que rodean el vano sin intermediación de impostas.

El absidiolo norte es también bastante curioso pues aunque muy tardío, parece inspirarse lejanamente en la arquitectura lombarda con arquillos murales que se apoyan en ménsulas, o se prolongan en columnas, de forma alternante.

Hay que recordar aquí que el románico del Valle del Esgueva burgalés, hay al menos dos iglesias con una estructura muraria similar, como es el caso de Pinillos de Esgueva y Santibáñez de Esgueva. Esta comarca de Burgos se encuentra muy próxima al Cerrato Palentino y Villaconancio en concreto.

Ábside lateral norte. Iglesia de VillaconancioHay autores que fechan esta cabecera a principios de siglo XII, sin detenerse a pensar que el interior de estos ábsides llevan nervaduras de refuerzo o que sus arcos triunfales son apuntados, lo que obliga a reconsiderar una construcción de -como mínimo- segunda mitad del siglo XII.

Cevico Navero
La iglesia parroquial de Cevico Navero era un templo de tres naves y tres ábsides románicos.

Se conserva apreciablemente bien la estructura interior de las naves con sus respectivos soportes y arcos, además de uno de los ábsides.

Llama especialmente la atención su puerta de ingreso que se encuentra en el costado del norte.

La piedra en que está construida, como ocurre en parte de las iglesias de esta zona de Palencia y también en Valladolid es muy blanda y frágil por lo que antes de la restauración se encontraba muy erosionada y la decoración escultórica bastante perdida.

Tiene arquivoltas de medio punto y cuatro columnas con capiteles de forma casi cúbica con motivos apenas descifrables. Los canecillos del tejaroz han corrido parecida suerte.

Villamuriel de Cerrato
Fachada occidental. Villamuriel de CerratoLa iglesia de Villamuriel de Cerrato es un monumental templo de comienzos del siglo XIII, con una concepción propia de lo que los cistercienses construían por aquellos años.

Tiene tres naves, cabecera de tres ábsides rectangulares, transepto, y un airoso cimborrio octogonal sobre el crucero.

Todo el templo se muestra jalonado por contrafuertes y los canecillos son anicónicos.

La fachada occidental muestra una entrada muy original con dos arcos apuntados separados por un grueso mainel. Encima había una arquería mural, pero ahora bastante rota por un óculo del siglo XVI. Más arriba, encontramos el auténtico rosetón del siglo XIII.

Puerta norte. Iglesia de Villamuriel de CerratoA uno de los lados se erigió una enorme torre de varios cuerpos románicos menos el superior que es moderno.

La puerta norte es lo más románico, junto con los ventanales, del templo. Tiene cuatro arquivoltas de medio punto. La interior presenta un perfil angrelado. En general, lo que vemos es, en gran medida, fruto de una restauración reciente, pues se encontraba muy deteriorada por la mala calidad de la piedra.

En el interior se aprecia una arquitectura que a duras penas podemos llamar románica. Los arcos apuntados de las bóvedas de crucería se apoyan en pilares con dobles columnas en sus frentes con otras acodilladas, al modo hispanolanguedociano.

En el crucero, los arcos torales soportan el cimborrio octogonal mediante trompas.

Es obvio que estamos ante un templo que ha superado el momento románico (aunque conserva los ventanales y la puerta norte). Basta con echar un vistazo al aspecto ortogonal y anguloso de muros y contrafuertes, que ya han dejado de lado las redondeces románicas.

Valoria del Alcor
Valoria del Alcor es un pueblo del suroeste de la provincia de Palencia, ya muy próximo a la de Valladolid.

Iglesia de Valoria del AlcorSu iglesia de San Fructuoso es bastante conocida, no tanto por la calidad de su fábrica románica, relativamente modesta, sino por la estructura adosada al muro sur y que centra el mayor de los intereses y atractivos.

El templo propiamente dicho presenta la habitual estructura del románico rural, formada por una nave cubierta con bóveda de medio cañón apuntado y una cabecera con ábside de planta semicircular.

En el muro norte se encuentra la portada románica de cinco arquivoltas.

Lo más sorprendente de la iglesia de San Fructuoso de Valoria del Alcor es que, según recientes descubrimientos, la galería porticada que se encuentra adosada, por el costado meridional, al templo principal románico es una antigua iglesia prerrománica (mozárabe) del siglo X, pues se han encontrado inscripciones de esa época.

Iglesia de San Fructuoso de Valoria del AlcorLa puerta cegada con columnas prerrománicas parecen confirmar esta idea.

 

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias