PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en el Camino de Santiago en Palencia: San Martín de Frómista, Carrión de los Condes y Villalcázar de Sirga

Enlaces Relacionados






San Martín de FrómistaTiene el Camino de Santiago en la provincia de Palencia todo aquello que precisa, porque es el camino por excelencia. Un recorrido para las sensaciones.

El Camino de Santiago es la vía medieval de difusión del románico. No es extraño que en esta ruta encontremos algunos de los monumentos palentinos más sobresalientes y aún de todo el románico español.
Aquí veremos un arte con mayúsculas, de elegantes proporciones y una riqueza y finura escultórica difícil de igualar.

Capitel interior de San Martín de FrómistaTenemos que tener en cuenta que en estas iglesias trabajaron muchos de los mejores talleres de la Edad Media románica, y que este arte sirvió de canon o modelo irrepetible para otros artesanos menos cualificados que fueron trasvasando este arte al entorno rural.

Hemos elegido en esta ruta la sin igual iglesia de San Martín de Frómista y las iglesias de Santa María y Santiago de Carrión de los Condes y Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga.

San Martín de Frómista

Costado meridional de San Martín de Frómista, PalenciaLa población de Frómista posee "la diosa de las iglesias románicas palentinas".

Hablamos de la iglesia del antiguo monasterio de San Martín de Tours, fundado en el año 1066. Aunque sigue habiendo polémica entre distisntos historiadores sobre si ésta es la fecha de erección del templo, hoy se considera que es del finales del siglo XI.

Resulta sorprendente la perfección de sus formas, sus volúmenes, su exacta y perfecta construcción, su belleza arquitectónica y su riqueza ornamental. Aunque parte de su perfección se debe a la profunda restauración de Aníbal Álvarez acometida entre 1894 y 2004.

De planta rectangular, se trata de una iglesia de tres naves, más alta y doble de ancha la central que el resto, con transepto acusado sólo en alzado y linterna poligonal sobre el crucero. El hastial es flanqueado por dos torrecillas cilíndricas, una de las cuales fue reconstruida en las intervenciones restauradoras antes mencionadas.

Interior de la nave central de San Martín de FrómistaPortadas, ventanales con arquivoltas sobre columnas encapiteladas de la mejor calidad y un total de 300 canecillos ofrecen al espectador un mareante juego de formas.

Ya en el interior, tan grandilocuentemente como su cara externa, veremos sus tres naves separadas por pilares acodillados en la zona del crucero y cuadrados en las naves. La cubierta es de bóveda de medio cañón.

Cincuenta capiteles -algunos réplicas de los originales- deleitan con imágenes costumbristas y religiosas.

En definitiva, San Martín de Frómista nos traslada a una atmósfera espiritual que emana perfección, reposo y alegría.

Más información de la San Martín de Frómista

Santiago de Carrión de los Condes
Carrión de los Condes es otra célebre población del Camino de Santiago en la provincia de Palencia, no muy alejada de Frómista, que rezuma arte e historia por los cuatro costados.

En su patrimonio románico aparecen templos tan importantes como las iglesias de Santiago, Santa María y San Zoilo.

Santiago de Carrión de los CondesEl conjunto global de la magnífica iglesia de Santiago suele pasar desapercibido, sobre todo su interior, ya que es su fachada occidental románica con la portada y su famoso friso escultórico la que suele atraer toda la atención del turista y peregrino. En efecto, ambos elementos citados son considerados como piezas indiscutibles de este estilo en España.

Destacable es el conjunto de capiteles de la portada y sobre todo la corona de esculturas que adornan la arquivolta intermedia con representación de diferentes oficios.

Por encima el soberbio friso con Cristo en Majestad rodeado por el Tetramorfos y un soberbio Apostolado.

Más información de la Iglesia y Museo de Santiago de Carrión de los Condes

Santa María de Carrión de los Condes

Santa María de Carrión de los Condes. PalenciaLa iglesia de Santa María es la más antigua de Carrión, del siglo XII, tiene tres naves, crucero y tres ábsides, aunque con reformas.

Lo más conocido y valorado es su puerta meridional de amplias arquivoltas de medio punto sobre capiteles de rica escultura. La arquivolta externa lleva 30 tallas algo erosionadas y, por encima, un friso esculpido con el episodio de la Adoración de los Magos.

Más información de la Iglesia de Santa María del Camino, Carrión de los Condes

San Salvador de Nogal de las Huertas

El que fuera antiguo cenobio cluniacense de San Salvador de Nogal de las Huertas se encuentra en ruinas a tan solo a unos ocho kilómetros al noroeste de Carrión de los Condes.

Su origen es del siglo XI como San Zoilo y San Martín de Frómista, aspecto que se comprueba en las características de los capiteles de su cabecera.

Más información del Monasterio de Nogal de las Huertas

Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga

Casi a medio camino entre Frómista y Carrión de los Condes, en pleno Camino de Santiago, no debemos olvidar parar a contemplar el templo de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga, perteneciente a una encomienda templaria.

Es un sobrio e imponente templo de transición entre románico y gótico (aunque se puede decir que pertenece arquitectónicamente más a este último estilo aunque con resabios escultóricos tardorrománicos). tiene tres naves, amplio transepto con rosetón en su hastial y tres capillas absidales.

Cabecera de la iglesia de Santa María la BlancaSu fachada meridional cubierta por un alto porche tiene una gran portada de arquivoltas ligeramente ojivales repletas de estatuas y por encima dos frisos esculpidos representando a Cristo en Majestad rodeado por el Tetramorfos y los Apóstoles y por debajo a la Virgen Blanca adorada por varios reyes, entre los que se encuentra Alfonso X el Sabio.

En el muro occidental de la nave del crucero y en posición contigua, se abre otra portada similar a la descrita pero más pequeña. Esta suma de elementos cobijados bajo la alta bóveda del pórtico transmiten un intensísimo sabor medieval a quien lo contempla. Uno de esos momentos de gozo que el Camino de Santiago regala a sus esforzados peregrinos.

La escultura es arcaizante para ser del siglo XIII y su concepción y formas se pueden considerar pertenecientes todavía al románico tardío.

No debemos irnos de la iglesia de Villalcázar de Sirga sin acercarnos a los sepulcros policromados góticos de Don Felipe y su esposa Doña Leonor.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias