VERSIÓN CLÁSICA  

 

Guía del Arte Románico en la ciudad de Palencia

Enlaces Relacionados






Sabemos que para mucha gente hablar de Palencia es hacerlo del arte románico. La labor de difusión de la Fundación Santa María la Real de Aguilar de Campoo con su presidente José María Pérez Peridis ha sido tan excelente durante las tres últimas décadas que se ha logrado, incluso, que para los no aficionados al arte conozcan de las maravillas del románico palentino.

Ventanal de San Juan Bautista. Ciudad de PalenciaPero hay que hacer alguna puntualizaciones que el buen aficionado debe conocer. Fundamentalmente hay que saber que no todo el territorio palentino está caracterizado por la alta densidad del románico. De una manera muy simplista pero eficaz, podemos decir que quien busque románico en la provincia de Palencia ha de dirigirse siguiendo un vector de dirección noreste. Cuanto más al norte y/o al este nos traslademos, las aldeas palentinas nos ofrecerán más y mejor románico (hablamos de las comarcas de Montaña Palentina, Boedo-Ojeda, Carrión y Ucieza, etc.)

Por el contrario, en el sur y/oeste la densidad de románico es ciertamente pobre.

Puerta de San Juan BautistaEsta introducción en la guía del románico en la ciudad de Palencia valga para justificar que la nómina de restos románicos en la bella capital palentina es considerablemente escasa y podríamos decir que exigua si prescindimos de las piezas museísticas y de la iglesia de San Juan de Bautista que fue desplazada desde las cercanías de Aguilar y reconstruida aquí para salvarla de ser sepultada bajo las aguas del pantano de Aguilar.

De igual modo, podemos decir que la ciudad de Palencia es una urbe monumentalmente gótica. Lo que ocurre es que podremos comprobar, en algunas de sus edificaciones góticas de los siglos XIII y XIV, cómo no se han logrado desproveer completamente de ciertos arcaísmos y tradiciones tardorrománicas, lo cual es una constante en buena parte de la arquitectura española cristiana de dichos siglos.

Restos románicos en la ciudad de Palencia

Incluimos en este apartado dedicado al arte románico de la ciudad de Palencia, la parte románica de la Cripta de San Antolín de la catedral, la iglesia de San Juan Bautista y las piezas expuestas en el Museo Arqueológico Provincial y El Museo Diocesano y el Museo Catedralicio.

Cripta de San Antolín

Para la mayoría de los historiadores, la Cripta de San Antolín de la catedral de Palencia se ubica en el mismo sitio donde ya existió un templo romano y posteriormente una basílica paleocristiana.

Cripta de San AntolínLo que sí es seguro es que en el siglo VII se construyó aquí un edificio para la catedral palentina. De ella ha quedado la parte posterior de la cripta con grandes columnas y arcos de herradura.

Sancho Mayor decidió restaurar la diócesis, tras siglos de abandono por la invasión musulmana en la cuarta década del siglo XI. De esta ampliación queda el espacio rectangular abovedado con medio cañón reforzado mediante cuatro arcos fajones.

Este espacio y su abovedamiento son frecuentemente considerados como la primera obra del románico en España.

Sin embargo, hay que ser cautos, pues la bóveda de medio cañón con arcos  fajones se emplea con prodigalidad en la arquitectura asturiana (a su vez heredada de la visigoda y especialmente la romana) por lo que el empleo aquí no debería suponer una interpretación categórica como románico, que parece no llegar a la Península antes de la sexta o séptima década de ese siglo.

Ermita de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista de PalenciaAfortunadamente, la Ermita de San Juan Bautista fue desmontada de Villanueva del Río, cuando se construyó el Embalse de Aguilar en los años sesenta del pasado siglo.

Los sillares de esta iglesia se trasladaron a la ciudad de Palencia en 1972 y permanecieron sin terminar de reconstruir hasta 1980.

El lugar elegido fue el llamado Parque de Huerta de Guadián, lugar de esparcimiento situado al norte del casco antiguo palentino.

Se trata de un pequeño templo románico del siglo XII que llama la atención por sus proporciones, ya que la puerta, situada en el costado sur, casi ocupa el muro entero por lo que cabecera y puerta pueden contemplarse conjuntamente desde escasa distancia.

Estas proporciones le prestan una gran monumentalidad a la iglesia a pesar de su menudo tamaño.

Esta puerta de gran bocina tiene hasta siete arquivoltas de medio punto cuya decoración es geométrica.

Capitel de uno de los ventanalesLa cabecera tiene la habitual estructura de tramo recto y ábside semicircular con contrafuertes en lugar de columnas y un bonito ventanal en el centro del hemiciclo. También hay una ventana similar en el estrecho muro meridional que corresponde al presbiterio.

Acercándonos lo suficiente podemos observar la numeración impresa con pintura en muchos de sus sillares con la  numeración que permitiría más tarde su reconstrucción.

Más información de la Iglesia de San Juan de Villanueva de Río Pisuerga

Museos

Aunque en el Museo Arqueológico Provincial se exponen numerosas y valiosas piezas medievales y concretamente románicas, lo más destacable es, sin duda, la colección de canecillos y capiteles de San Martín de Frómista.

Como es sabido, la profunda restauración de San Martín de Frómista en el siglo XIX supuso la sustitución de bastantes de los canecillos por copias. Los originales se muestran en este museo.

En el Museo Catedralicio es destacable la la puerta de la Ermita de San Esteban de Quintanatello de Ojeda.

En el Museo Diocesano son numerosas loas piezas románicas expuestas, como capiteles, obras de orfebrería, pilas bautismales, etc.

Resabios y arcaísmos románicos en el gótico de la ciudad de Palencia

En esta apartado incluimos las iglesias de San Miguel y la del Convento de San Francisco.

Iglesia de San Miguel

Iglesia de San Miguel. PalenciaLa iglesia de San Miguel es uno de los más interesantes monumentos de la ciudad de Palencia, aunque insuficientemente conocido, como sucede con gran parte del patrimonio de esta ciudad.

Hay una tradición no comprobada que dice que en este lugar hubo un templo anterior donde se casaron nada menos que El Cid y Doña Jimena.

Pero centrándonos en lo que hoy vemos, se trata de un edificio gótico primitivo del siglo XIII de tres naves y tres ábsides, cuya arquitectura interior se puede considerar hispano-languedociana, con bóvedas de crucería sencilla y arcos apuntados que gravitan sobre pilares con dobles columnas en sus frentes.

Principalmente, esta iglesia es conocida por su fabulosa torre de los pies, situada muy cerca del río Carrión y que muestra un gran ventanal gótico en su parte más alta.

La tradición románica aludida no se ha perdido aún en la cabecera y en la puerta que se halla bajo la citada torre.

Iglesia de San Francisco

La iglesia de San Francisco perteneció al Convento de esta orden mendicante en Palencia. Se ubica muy próxima a la Plaza Mayor.

El convento de San Francisco de Palencia fue fundado en 1219 por los frailes franciscanos y llegó a ser uno de los más importantes de Castilla.

Tras los destrozos de la Guerra de Independencia y la exclaustración de Mendizábal llegó la ruina a lo largo del siglo XIX. Actualmente se encuentra en un alarmante estado de abandono, aunque pertenece al Obispado de Palencia y cedido en usufructo a la Compañía de Jesús.

Centrándonos en la iglesia, diremos que es un templo gótico  abovedado con crucería. La fachada occidental muestra un bonito rosetón dentro de un arco apuntado que cobija también tres pequeños óculos formando un triángulo.

En esta fachada y cobijando la puerta de acceso hay un pequeño pero atractivo pórtico donde aparecen una serie de vanos de arco apuntado sobre parejas de columnas de capiteles vegetales góticos pero que en general recuerdan las antiguas estructuras románicas.

Otro aspecto que asocia este pórtico a lo románico es el abovedamiento de medio cañón apuntado de este pórtico y alguna de las puertas que desde él se abren.


Próximos Seminarios y
Viajes de Arteguias