PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en Ciudad Rodrigo, Salamanca

Enlaces Relacionados






Historia y monumentos románicos de Ciudad Rodrigo

Catedral románica y gótica de Ciudad RodrigoEl románico de Ciudad Rodrigo es tardío como corresponde a lo avanzado de su repoblación. Aunque parece ser que es heredera de la ciudad hispano-romana Miróbriga Bettonum no es hasta 1136 cuando empieza a ser citada documentalmente.

La verdadera repoblación y activación de la ciudad fue por mano de Fernando II. De esta época data la fundación de la catedral.

Dentro del patrimonio románico, Ciudad Rodrigo cuenta con la catedral, la iglesia de San Andrés y la de San Isidoro y San Pedro.

Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo

Detalle del brazo norte del cruceroLa Catedral de Ciudad Rodrigo es una construcción híbrida entre el románico tardío y el gótico que debió iniciarse a finales del siglo XII (probablemente en los años finales del reinado de Fernando II de León y realizada a los largo del siglo XIII. Aunque hay importantes elementos del siglo XIV hasta del XVIII.

De la cabecera, sólo quedan los absidiolos laterales (el del Evangelio embutido en la Sacristía) ya que el central fue reconstruido en el siglo XVI es estilo tardogótico.

Lo más destacable son, sin duda, los hastiales de los brazos del crucero.

En el meridional se abre la Puerta de las Cadenas, con arquivoltas de medio punto y columnas con buenos capiteles labrados. Por encima se dispusieron cinco grandes tallas humanas, una de Cristo mostrando sus manos acompañado de cuatro Apóstoles: San Pedro, San Juan, San Pablo y Santiago.

Detalle del friso escultórico surA mayor altura y superando un gran arco de descarga corre un friso ya prácticamente gótico (segundo cuarto del siglo XIII) donde arcos apuntados sobre columnas cobijan doce personajes bíblicos del Antiguo Testamento.

En el hastial del brazo septentrional del crucero se abre otra puerta románica (puerta de Amayuelas) con una curiosa arquivolta polilobulada.

La puerta del Perdón situada en el hastial occidental es una obra ya gótica de mediados del siglo XIII aunque inspirada en portadas como la de San Vicente de Ávila y el Pórtico de la Gloria.

En el interior las tres naves de la Catedral de Ciudad Rodrigo se separan mediante cinco pares de pilares cruciformes en cuyas caras se adosan semicolumnas. Las bóvedas son de crucería angevina muy capialzadas.

Otro elemento destacable de la catedral es la presencia de vanos rodeados por múltiples columnas que soportan arquivoltas apuntadas muy decoradas.

Ventanal de la nave sur de la catedral de Ciudad RodrigoEn el costado norte de la catedral se ubica el monumental claustro, aunque sus crujías son ya básicamente góticas, unas del siglo XIII y otras del XVI. Si bien las primeras todavía muestran capiteles de cierta tradición románica arcaizante.

Desde el punto de vista románica, lo más interesante del claustro de la Catedral de Ciudad Rodrigo es la puerta que comunica con el templo, que es netamente románica, con arquivoltas de medio punto (a base de boceles y medias cañas) y dos parejas de columnas con finos y delicados capiteles vegetales.

Más información de la Catedral de Ciudad Rodrigo

Iglesia de San Andrés

La iglesia de San Andrés se encuentra fuera del núcleo amurallado, al norte de Ciudad Rodrigo.

Conserva dos puertas románicas. La del hastial occidental es la de mayores dimensiones gracias a sus tres arquivoltas baquetonadas y algo apuntadas. Las columnas son tres parejas y sus capiteles todavía dejan adivinar algunos animales y motivos vegetales en ellos.

La puerta del costado meridional es bastante más pequeña y no tiene relación con la anterior. Con dos anchas y planas arquivoltas de medio punto decoradas con grandes rosetas inscritas en círculos, como las de numerosas iglesias abulenses y segovianas.

Iglesia de San Pedro y San Isidoro

Al este del casco antiguo, muy próxima a la muralla, podemos visitar la iglesia de San Pedro y San Isidoro.

Se trataba de una iglesia románica de ladrillo del "modelo toresano" de tres naves y cabecera de tres ábsides escalonados. Sin embargo, siglos después se suprimieron tanto el ábside meridional como el central.

Aspecto actual de la cabeceraEl resto de la iglesia quedó como un voluminoso edificio del siglo XVI, con cabecera poligonal y añadidos barrocos en el costado sur.

Del templo románico mudéjar del siglo XIII nos queda el ábside citado, con los habituales arcos murales doblados de ladrillo muy largos, pues siguen el llamado "Modelo Toresano". En el centro hay una aspillera rodeada por dos arcos de ladrillo. Una de las curiosidades de este ábside que es poco habitual es que, precisamente en el paño central, por encima de este rasgado ventanal se colocó un pequeño friso de esquinillas. Otro friso semejante se ubica en el remate del tambor, aunque esto es mucho más frecuente.

En el muro norte del presbiterio, volvemos a ver los mismos arcos doblados de ladrillo, en este caso rehundidos y enmarcado por falso alfiz y con remates de esquinillas.

Oculto por un porche moderno que imita las formas mudéjares de la iglesia tenemos una puerta de acceso netamente románica con arquivoltas decoradas con rosetas, como las que vimos en la iglesia de San Andrés.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias