PÁGINA DE INICIO 

 

Arte Románico en el Valle del Río Oja

Enlaces Relacionados








El Valle del Río Oja

Paisaje de la Sierra de la Demanda junto al Río OjaSi La Rioja es un territorio caracterizado por estar surcada por varios ríos paralelos: Najerilla, Iregua, Leza-Jubera, Cidacos, Alhama… el Río Oja es posiblemente el más emblemático y dio origen al nombre de la comunidad, al contraerse en la palabra "Rioja".

El Río Oja nace en el Sistema Ibñérico, en la Sierra de la Demanda y su recorrido toma dirección hacia el noreste en busca del Tirón, que luego desemboca en el Ebro.

Los primeros kilómetros de este río surcan uno de los parajes más bellos de España, de una feracidad impresionante y que suman su interés paisajístico al que veremos, de tipo monumental.

Características del románico del Valle del Río Oja

Si el románico del Tirón y la Obarenia está vinculado estilísticamente el de la Bureba burgalesa, el del Valle del Río Oja, es un conjunto heterogéneo de difícil filiación.

Como suele ser habitual, su arquitectura es tardía, posiblemete del siglo XIII y en algunosa casos puede que sustituyeran antiguas iglesias prerromanas y mozarabes.

El carácter tardío se aprecia rápidamente en los ventanales trilobulados de la iglesia de Valgañón o el ábside poligonal de Santasensio.

Una de las características secundarias que ligan a este conjunto de iglesias con las de la Sierra de la Demanda burgalesa, es su buena arquitectura a base de sillería rojiza, típica de estas montañas.

Iglesia de Zorraquín

La iglesia de Zorraquín es la primera que visitaremos en nuestro recorrido por el Valle del Río Oja.

Se trata de un templo pequeño, muy alterado en los siglos posteriores a su construcción románica.

Inicialmente sería un edificio de una sola nave y ábside. Sin embargo, la cabecera fue sustituida por otra gótica en el siglo XVI.

Lo más interesaante es, sin duda, la portada que se se halla en el muro sur.

Arquitectónicamente es de modestas dimensiones y sencilla estructura, a base de dos arquivoltas planas de medio punto.

La interior de apoya sobre una pareja de columnas. Una tiene un capitel que mustra una escena simbólica de una gran cabeza humana en medio de hojas rizadas y terminadas en piñas. El otros capitel es más didáctico y descriptivo, presentando el martirio de San Esteban con gran expresividad. En él aparece a uno de los verdugos lanzando las piedras que lleva otro que le sigue. Mientras, el protomártir Esteban se arrodilla ante Dios que surge del Cielo bendiciéndole.

Otra de las sorpresas de la iglesia de Zorraquón es que, como en Valgañón, esta puerta románica conserva los herrajes originales del siglo XIII.

Nuestra Señora de las Tres Fuentes de Valgañón

Iglesia de ValgañónAunque ha sufrido diversas alteraciones en varios siglos e importantes restauraciones, la iglesia de Nuestra Señora de las Tres Fuentes de Valgañón sigue siendo una verdadera joya del románico riojano.

Su ábside es hermosísimo, por el equilibrio de sus proporciones y sobre todo por los ventanales de arquivoltas con intradós trilobulado y sus capiteles con brillantes escenas de lucha entre el bien y el mal, representados por combates de animales y entre moros y cristianos.

Capitel en la Iglesia de ValgañónTras el pórtico renacentista aparece una buena portada de tres arquivoltas de medio punto sobre tres pares de columnas, donde destaca el tímpano esculpido con tres escenas marianas y los herrajes originales de comienzos del siglo XIII con bellas figuras de astros y animales.

Nuestra Señora de las Tres Fuentes de Valgañón (La Rioja) desde el suresteAdemás, esta pequeña joya conserva dos pilas bautismales y dos tallas románicas de gran importancia: el Cristo de Bañares, del siglo XIII que está en en posición de descendimiento y la Virgen de Tres Fuentes.

Ermita de Santasensio de los Cantos (Ojacastro)

Ermita de Santasensio los Cantos (Ojacastro)Atravesando el turístico pueblo de Ezcaray nos encontramos con Ojacastro. Su iglesia conserva algunos restos románicos, entre los que citamos un ventanal.

Mucho más interesante es la ermita de La Ascensión de Santasensio de los Cantos, una de las construcciones románicas de la llamada "ruta del valle del Río Oja". Se encuentra a las afueras de Ojacastro, en dirección a Santo Domingo de la Calzada tomando una breve pista desde la carretera que conduce al minúsculo caserío de Santasensio.

Se sabe que este templo perteneció al monasterio de Santa María la Real de Nájera. Es probable que esté relacionado con el desaparecido monasterio de San Salvador de Ojacastro.

Esta iglesia ha sido restaurada y desenterrada recientemente pues los sedimentos habían cubierto buena parte de los muros. Se aprecia perfectamente el nivel que alcanzaban éstos por el cambio de color de la piedra.

De la primitiva iglesia, convertida en ermita, queda sólo la cabecera y el arranque de la nave. El resto no llegó a concluirse.

La fábrica es de sillería rojiza serrana. Exteriormente el ábside tiene forma poligonal (hemioctogonal) con haces de tres columnas en los vértices y dos aspilleras en los paños centrales. Los capiteles y canecillos son completamente lisos.

Ermita de Santasensio los Cantos (Ojacastro)Por tanto, del aspecto exterior, toda vez que la escultura es inexistente, es destacable la rotundidad de los volúmenes y su integración con un entorno boscoso de inigualable belleza.

En el interior, el ábside es de planta semicircular y abovedada con cuarto de esfera. Tanto el arco de embocadura del ábside como el fajón de refuerzo del presbiterio apoyan sobre parejas de columnas con capiteles labrados con motivos vegetales.

En el centro del ábside se observan los dos ventanales exteriores, pero ahora mucho más grandes y abocinados con amplio derrame interior. En el muro meridional del presbiterio hay una hornacina o credencia con dos arcos de medio punto. También quedan algunos fragmentos de frescos románicos restaurados a comienzos del siglo XXI y que, entre otros temas, aborda el pasaje de la Última Cena. También se conserva una sencilla pila bautismal.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias