PÁGINA DE INICIO 

 

Románico en Santo Domingo de la Calzada y el Camino de Santiago en la Rioja

Enlaces Relacionados








Santo Domingo de la Calzada: la catedral

Santo Domingo fue un ermitaño del siglo XI que dedicó toda su vida a mejorar la viabilidad del Camino de Santiago, construyendo un puente sobre el río Oja, una calzada un hospital de peregrinos y una iglesia consagrada en 1106 de la que nada se conserva.

Canecillos románicos de la cabecera de la CatedralÉste es el germen que provocó una muy importante reedificación medio siglo más tarde con el levantamiento de un magnífico templo al estilo de las grandes catedrales de peregrinación del románico pleno. Tenía tres naves, crucero y cabecera con girola y capillas radiales.

Lamentablemente, se produjo un gran hundimiento en el siglo XVI que obligó a alterar importantes partes del templo, especialmente las bóvedas de las naves.

Además de la estructura arquitectónica de la cabecera con girola y capillas radiales, hay que destacar algunos esculturas del interior como los espectaculares relieves del rey David con una fídula y la Trinidad Paternitas (la paloma del Espíritu Santo junto al Padre que tiene en su seno al Niño Jesús).

El Rey DavidTambién es muy interesante la colección de canecillos exteriores de la girola y del absidiolo central, que es el único que se conserva.

Algunos están muy deteriorados, pero se adivina el trabajo de un gran maestro. Las cabezas de diferentes personajes, animales de gran realismo y escenas de peregrinación son los protagonistas de la iconografía románica calceatense.

Más información de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada

Portada de la iglesia de Bañares

Muy cerca de Santo Domingo de la Calzada debemos visitar la población de Bañares, donde encontraremos la ermita de la Santa Cruz o de la Antigua, reconstruida en 1975 y cambiada de orientación.

Portada de la iglesia de BañaresLo más destacable es su portada. Es una gran estructura construida en arimez o cuerpo resaltado rematada con canecillos en el tejaroz. El vano se rodea de cuatro arquivoltas muy apuntadas y guardapolvos de tallos ondulantes. Los pares de columnas son cuatro también y destacan por la robustez de sus fustes. La decoración de los capiteles es vegetal.

Sin duda, lo más relevante es el tímpano esculpido donde aparece la Adoración de los Magos. La Virgen se sitúa frontalmente en el centro con el Niño. A la derecha del espectador está San José dormido y otro personaje y a la izquierda los tres Reyes Magos.

En el dintel que soporta el tímpano hay un gran crismón trinitario y dos animales que pudieran ser un buey y un león procedente de un Tetramorfos.

La estructura de la portada y la escultura del tímpano denotan una fecha tardía, seguramente ya del siglo XIII. Es significativa la movilidad de los Magos con sus cuerpos en distintas posturas y actitudes, mientras que la Virgen conserva su hieratismo románico con gran pureza.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias