PÁGINA DE INICIO 

 

Monasterios de Piedra, Veruela y Rueda. El Císter en Aragón

Enlaces Relacionados









Entrada a la Sala Capitular delMonasterio de Veruela. Zaragoza. AragónLa provincia de Zaragoza puede presumir de contar con tres magníficos monasterios cistercienses.

Se sitúan en lugares limítrofes de la provincia y muy distantes entre sí. Nos referimos al Monasterio de Veruela, Piedra y Rueda.

Todos ellos siguen las pautas de la arquitectura cisterciense internacional de finales del siglo XII y comienzos del XIII, aunque presentan importantes diferencias entre ellos, como la disposición de las cabeceras. En general se puede decir que, en lo referente a los estilístico, el Monasterio de Veruela es el más románico de los tres, mientras que Piedra y Rueda presentan formas más tardías.

Escalera del refectorio del Monasterio de Rueda. ZaragozaOtro hecho que hay que destacar es que que cuentan, a veces, con algunos rasgos mudéjares, como consecuencia de la influencia de la población musulmana en estas tierras.

Monasterio de Piedra

El Monasterio de Nuestra Señora de Piedra es, sin duda, uno de los lugares más visitados de Aragón, sobre todo por los jardines y numerosísimas cascadas generadas por el río Piedra que se ha convertido en un verdadero y paradisiaco lugar de descanso y esparcimiento para los turistas.

Una de las cascadas del Parque del río PiedraEste paraje tan hermoso es el que habitualmente buscaban los monjes cistercienses como inspiración para desarrollar su labor de trabajo y oración.

En ocasiones, debido a lo espectacular del paisaje, el turista ocasional no se presta la atención debida al conjunto monástico, que a pesar de ser más modesto que Veruela y Rueda y parcialmente arruinado, ofrece gratas sorpresas al amante del arte medieval.

El Monasterio de Piedra fue fundado por Alfonso II en 1164 con monjes de Poblet e iniciadas sus obras en 1195 hasta ser finalizadas en 1218.

Al Monasterio de Piedra se accede por una muralla medieval de la que sobresale la espectacular torre del homenaje.

La iglesia de tres naves y crucero está muy arruinada, especialmente las bóvedas completamente caídas, tras el abandono obligado por la Desamortización.
Portada occidental del Monasterio de PiedraQuedan importantes partes de la cabecera como los cinco ábsides, siendo de planta poligonal el central.

La puerta occidental se conserva bastante bien a pesar de lo destartalado de la fachada. Tiene aspecto tardorrománico y arcos apuntados y dientes de sierra, muy al estilo de otros monasterios cistercienses. Un óculo que ha perdido las tracerías originales corona el conjunto.

NOTA: Reclamamos el saneamiento y recuperación del hastial occidental antes de que siga el mismo camino que el interior de la iglesia.

Sala Capitular. Monasterio de PiedraEl claustro es decididamente gótico con bóvedas de crucería y arcos apuntados de gran sencillez.

La Sala Capitular del Monasterio de Piedra es probablemente lo más valioso, especialmente tras su modélica restauración que le ha devuelto todo su esplendor.

Tiene planta cuadrada. Las bóvedas son de crucería sobre pilares fasciculados con múltiples columnillas en el centro (con restos de pintura original) y apoyos en los muros en forma de ménsulas. También es espectacular la comunicación de la Sala con el claustro mediante arcos bíforos apuntados con óculos hexalobulados y multitud de elegantes columnas con capiteles vegetales a base de "crochets".

Más información del Monasterio de Piedra

Monasterio de Veruela

Portada principal. Monasterio de VeruelaSi los Monasterios del Císter de Aragón suponen siempre una agradabilísima sorpresa para el amante del arte medieval, no cabe duda que el Monasterio de Veruela, no muy lejos del Moncayo, impacta especialmente por su belleza y presume de ser uno de los más importantes de la orden del Císter en España, ya fundado en 1146.

El conjunto monástico está cercado por una muralla de 1 Km. de perímetro. Entrando por su puerta se accede a un bello y romántico parque arbolado que finaliza en una monumental portada de arquivoltas de medio punto.

Monasterio de Veruela. Nave CentralLa iglesia de Veruela se puede considerar románica con tres altas naves separadas por pilares cruciformes con columnas en sus frentes que soportan arcos formeros todavía de perfecto medio punto. Las bóvedas son de crucería. Todo el conjunto impone al espectador por su armonía y monumentalidad.

Las citadas naves terminan en una cabecera con girola. Este tipo de cabecera lo convierte en el modelo más avanzado de los tres monasterios cistercienses aragoneses.

No debemos obviar la hermosa y gran puerta occidental con seis arquivoltas sobre diez columnas. Por encima corre un juego de arquillos ciegos que apean sobre columnillas truncadas por las basas. También es perfectamente visible un crismón de buena factura.

Monasterio de Veruela. Sala CapitularEl claustro del Monasterio de Veruela es gótico pero su comunicación con la sala capitular se hace a través de unas arquerías todavía románicas de exquisita belleza, gracias a sus anchas arquivoltas ajedrezadas y a sus elegantes columnas.

La propia Sala Capitular también es la más románica de las tres. Es de menor altura y las sencillas bóvedas de crucería se sostienen mediante el apoyo de columnas adosadas a los muros y otras cuatro columnas exentas centrales de exquisita finura.

Más información del Monasterio de Veruela

Monasterio de Rueda

Panda Capitular del Claustro de VeruelaEl Monasterio de Rueda se encuentra e el vértice sureste de la provincia de Zaragoza, junto al pequeño pueblo de Escatrón, junto a Sástago.

Los monjes cistercienses se instalaron aquí a partir de 1202 y los edificios se llevaron a cabo desde esa fecha hasta mitad del siglo XIV, edificando lo que actualmente se denomina "sector medieval" del Monasterio.

"Rueda" es su nombre debido a la gran noria situada en la huerta y de la que sólo queda el hueco que ocupaba.

La monumental iglesia del Monasterio de Rueda se concluyó en el año 1236. Tiene tres naves de cinco tramos rematadas en cabecera de ábsides cuadrados. No posee transepto. Todo el abovedamiento es de crucería y los arcos son apuntados. Los soportes son pilares cruciformes con columnas adosadas. Por su parte, la colección de capiteles es extraordinariamente sobria.

Monasterio de Rueda. ClaustroLa puerta que abre al claustro es de transición del románico al gótico con numerosas arquivoltas apuntadas sobre columnillas.

La fachada occidental es gótica y muy tardía (siglo XV), con amplio rosetón y portada de arcos agudas y columnillas. Otra particularidad de la iglesia del Monasterio de Rueda es su campanario mudéjar elevado sobre torre octogonal.
El claustro se inició a mediados del siglo XIII y no se concluyó hasta el siguiente. Tan largo periodo de edificación hace que tenga dos partes bien diferenciadas por el trazado de sus arcos.

Las alas del siglo XIII presentan grandes vanos bíforos apuntados con óculos polilobulados, con resabios todavía tardorrománicos. Las pandas del XIV ya llevan arcos plenamente góticos adornados con tracerías de mayor complejidad.

Monasterio de Rueda. Sala CapitularA la Sala Capitular del Monasterio de Rueda se accede por un suntuoso juego de vanos con arquivoltas molduradas con boceles, medias cañas y puntas de diamante sobre columnas. La citada Sala es similar a la del Monasterio de Piedra, con estructura claramente gótica, usando arcos apuntados y apoyos de pilares rodeados por múltiples columnillas.
El refectorio es un soberbio recinto abovedado con medio cañón apuntado reforzado por fajones e iluminado por ventanas y óculos. Conserva una preciosa escalinata embebida en el muro a base de grandes columnas que soportan medios arcos semicirculares. También se conserva perfectamente el púlpito del lector. La similitud de esta escalera con la de Santa María de Huerta (Soria) es evidente.

Otras dependencias conservadas son la cocina, el scriptorium, el dormitorio, el maravilloso templete que cobija el lavatorio, la bodega, sita en un edificio independiente y compuesto por dos naves soportadas por gruesas columnas y bóvedas de crucería.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias