PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en Tierras Occidentales de Segovia

Enlaces Relacionados






Características del románico en las Tierras Occidentales de Segovia

El sector occidental de Segovia, amplio territorio llano de Tierra de Pinares que forma un triángulo aproximado cuyos vértices son Segovia capital, Villacastín y Coca, es un extenso territorio con gran número de muestras románicas y mudéjares.

Sin embargo estamos ante un panorama heterogéneo, algo anómalo en el compacto románico segoviano que suele tener unas características homogéneas en otras zonas y comarcas.

Galería porticada en la iglesia de Nieva. SegoviaEn estas Tierra Occidentales encontramos una arquitectura popular tardía, donde se mezclan corrientes románicas de la capital, con el mudéjar irradiado desde Cuéllar y no faltan los templos mixtos, pero en general siguiendo unas pautas muy tardías y popularizadas. Es por ello, que la sillería deja paso, en general, a la mampostería y el ladrillo.

No faltan las galerías porticadas, sello de distinción del románico segoviano, aunque las tres que mencionaremos obedecen a talleres y pautas bien distintas.

De todo este complejo repertorio, hemos elegido las iglesias porticadas de Madrona, Villoslada y Nieva más la extraña ermita de Rapariegos.

Madrona. Iglesia de la Virgen de la Cerca

Pórtico románico de la iglesia de MadronaLa iglesia de la Virgen de la Cerca de Madrona, a pesar de su origen románico, sufrió algunas alteraciones en época gótica.

Destaca, sin embargo, el tramo occidental de su hermosa galería porticada con arcos abocelados con guardapolvos ajedrezado sobre columnas dobles apoyadas en el correspondiente podio. Los capiteles muestran elegantes motivos vegetales.

No podemos olvidarnos, por su originalidad, de la cornisa con canecillos y metopas realizados con gran fantasía.

Villoslada. Ermita de San Miguel de Párraces

Ermita de San Miguel de Párraces de Villoslada, SegoviaPasado el pueblo de Villoslada, en medio de una sobrecogedora llanura y sólo acompañada por un brevísimo caserío, descubrimos esta ruda pero emotiva ermita, que presenta el más occidental de los pórticos románicos segovianos.

A pesar de su rudeza ha sido declarada Monumento Histórico Artístico el 13 de octubre de 1983.

Sin duda, se trata de una obra artesanal de constructores locales, pero emociona por la plástica del lugar en que se encuentra.

De planta sencilla, una nave, más presbiterio y ábside semicircular, la Ermita de San Miguel de Párraces de Villoslada está construida mayoritariamente con calicanto. El muro meridional del presbiterio se anima con un ventanal, algo poco corriente. También el ábside lleva un ventanal de hechuras similares.

Sin duda, lo más valioso es la galería porticada románica del muro del mediodía, que se halla cegada. Está constituida por cuatro grandes arcos de medio punto que apoyan sobre columnas pareadas de rudísimos capiteles vegetales, más un arco central de ingreso, más bajo. El interior, muy reformado, no ofrece demasiado interés.

Nieva. Iglesia de San Esteban

Nieva. Iglesia de San EstebanLa preciosa iglesia parroquial de San Esteban de Nieva es, tras su restauración, un excelente representante de la integración de la arquitectura románica y mudéjar en la provincia de Segovia. Y es que, en esta iglesia, los elementos mudéjares de ladrillo se integran con otras partes de un genuino románico pétreo.

Como paradigma de coexistencia pacífica de ambos estilos tenemos la galería porticada, donde los arcos y los pilares son de ladrillo, mientras que las columnas son románicas con un repertorio escultórico sobresaliente.

La iglesia de San Esteban de Nieva era originalmente de una nave que se unía a una cabecera mudéjar de tramo recto y ábside semicircular.

Exteriormente, el ábside se articula mediante tres pisos de arquerías ciegas y dobladas de ladrillo, sin impostas, que crean verticalmente nueve calles. Por encima se remata con franja de esquinillas y tres filas de ladrillos forman el alero. Los muros del presbiterio muestran dos arcos doblados separados por alfiz, y por encima, seis rectángulos verticales y estrechos.

Capiteles de la galería de la iglesia de Nieva. SegoviaLa torre, a modo de cimborrio, cabalga sobre el primer tramo de la nave, como ocurre en las vecinas iglesias de San Clemente, Santísima Trinidad, de Segovia, y otros pocos casos más.

Es de planta rectangular, con dos cuerpos de campanas más el de arranque. En las caras más anchas, que dan a oeste y este, hay abiertos dos vanos mediante arcos doblados, siendo los del primer piso apuntados, y los del superior, de medio punto. En las caras estrechas, se repite la disposición, pero reduciéndose el número a un vano en cada piso.

La preciosa puerta septentrional, también mudéjar, dispone de cuatro arquivoltas y tiene la originalidad de que su perfil es de nácela, por lo que no se crea el habitual escalonamiento, sino un derrame continuo.

Pero lo más interesante, con todo, de la iglesia de San Esteban de Nieva es su galería porticada que se hallaba hasta hace unos años cegada para habilitar una nueva nave. Tiene arcos y pilares de ladrillo que alternan con columnas pareadas de voluminosos capiteles esculpidos con grifos, dragones, un personaje entre dos cuadrúpedos, etc. Este conjunto escultórico se encuentra en buen estado de conservación y es muy atractivo tanto desde el punto de vista iconográfico como estético.

A este pórtico de Nieva, con alternancia de ladrillo y piedra, sólo le acompaña por su original tipología el de la iglesia, también segoviana, de Pinarejos.

Rapariegos. Ermita del Santo Cristo de la Moralejilla

Rapariegos conserva restos románicos en tres lugares diferentes. La ermita del Santo Cristo de la Moralejilla es una construcción muy conocida en toda la comarca, quizás por estar situada en una inagotable llanura rodeada de campos de labor. Ha sido declarada Monumento Histórico Artístico.

Rapariegos. Ermita del Santo Cristo de la MoralejillaEs ésta una construcción repleta de irregularidades. Para empezar, tiene tres naves -algo nada habitual en esta zona- no correctamente alineadas con la cabecera de tres ábsides semicirculares. A su vez, el ábside central está desviado ligeramente hacia el noreste y aún más lo está el ventanal que se abre en su muro.

La cabecera probablemente estaría articulada a la manera clásica, con impostas, columnas y ventanales, pero destrozos posteriores apenas han respetado nada.

El resto de la construcción combina caóticamente piedra y ladrillo dando un aspecto algo chapucero, pero pintoresco.
Se abren dos puertas de ladrillo en el hastial de los pies y el muro sur, ambas de cuatro arquivoltas de ladrillo, encuadradas por alfiz. La sensación de irregularidad que transmite exteriormente se repite al entrar en su interior.

Ya en el núcleo de la población, la parroquial de San Pedro, tras la radical reconstrucción barroca, conserva una torre de estilo muy tardío. Es un ejemplar de rotundas formas y volúmenes. De planta cuadrada, sólo adorna su desnudez con cuatro vanos de arcos apuntados en lo alto de cada uno de sus frentes. La fábrica es calicanto entre verdugadas de ladrillo, que también se usa en las esquinas y los arcos.

Una portada cegada de arcos apuntados y parte de los muros son los únicos restos del Convento de Santa Clara, fundado en 1240.

Otros monumentos secundarios en Tierras Occidentales de Segovia

En este amplio sector del occidente segoviano existen numerosos monumentos románicos y mudéjares que a pesar de su modestia, ofrecen interesantes muestras de arquitectura y escultura.

Ventanal de la iglesia de TorredondoTal es el caso de la iglesia de San Bartolomé de Torredondo, que es el templo de una población prácticamente despoblada cercana a Segovia.

Se trata de una ruda iglesia rural de calicanto que, sin embargo, muestra en su desnudo ábside semicircular un bien trazado ventanal de arquivolta y guardapolvos más dos columnas.

Pero, sobre todo, interesa la antigua portada sur, hoy cegada, cuya arquivolta interior es polilobulada, lo que representa una excepción alejada e inconexa, del núcleo sepulvedano.

Otro ejemplo lo tenemos en Lastras de Lama, en el término de Monterrubio, cuya antigua iglesia románica de San Lorenzo tiene dos ábsides y torre con dos cuerpos. Es una buena ruina consolidada situada en un monte de propiedad particular.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias