PÁGINA DE INICIO 

 

Románico en la Comarca da Limia, Ourense

Enlaces Relacionados






Introducción

La Terra da Limia ocupa el sector suroccidental de la provincia de Ourense, extendiéndose a lo largo de la fértil ribera que conforma el río del mismo nombre que, tras su nacimiento en el Monte Talariño, discurre por tierras orensanas en sus primeros kilómetros hasta ingresar en territorio portugués, donde desemboca en el Atlántico a la altura de Viana do Castelo.

La Comarca da Limia confina con la Terra de Celanova al oeste, con Allariz-Maceda al norte y con la Comarca de Verín al este, ejerciendo al sur, junto a su hermana la Baixa Limia, de frontera con Portugal.
Queda conformada A Limia, además de por su cabecera comarcal Xinzo de Limia, por los concellos de Baltar, Sarreus, Os Blancos, Rairiz de Veiga, Sandrías, Trasmiras, Vilar de Santos, Vilar do Barrio, Porqueiras y Calvos de Randín; mientras que su vecina, la Baixa Limia, se compone de los municipios de Bande, Lobeira, Muiños, Entrimo y Lobios.

Apuntes históricos

Miliarios de la Via Nova a su paso por Vilariño das Poldras, en el Concello de SandiásExisten evidencias en forma de castros prerromanos que constatan la presencia humana en las tierras de la Limia desde fechas remotas, sin embargo, sería precisamente durante la dominación romana cuando A Limia alcanzaría una primera fase de esplendor ya que, su privilegiada posición geográfica, la convertía en paso obligado de la célebre Vía XVIII o Vía Nova que unía las importantes ciudades romanas de Astúrica Agusta (Astorga) y Bracara Augusta (Braga).

Restos del campamento romano de Aquis Querquennis, en A Baixa LimiaTestimonio vivo de la presencia romana en A Limia son las cercanas ruinas del campamento de Aquis Querquennis, lamentablemente inundadas bajo las aguas del embalse de Las Conchas y sólo apreciables en todo su explendor en periodos de estiaje; y los restos de canalizaciones que, desde la hoy desecada Laguna de Antela, abastecían de agua a los distintos asentamientos poblacionales de la zona.

Tras una primera invasión sueva que puso fin a hegemonía romana, el territorio que nos ocupa sería conquistado definitivamente en fecha que se desconoce por los visigodos, habiéndose conservado de ese periodo, concretamente en la Baixa Limia, la iglesia del Monasterio de Santa Comba de Bande, una de las obras más representativas de la arquitectura cristiana peninsular anterior al año 1000 junto a la también muy cercana capilla San Miguel de Celanova, datable en el siglo IX.

Santa Comba de Bande, en la vecina Baixa LimiaRebasado el umbral del año 1000, la Alta Edad Media del territorio estuvo marcada por las continuas luchas entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso I de Portugal por el dominio del Condado de A Limia, siendo testimonio de dichas luchas los numerosos torreones defensivos conservados en la Comarca, de los cuales, caben ser destacados los de A Pena, Sandías, Porqueiras y Celme, fortificaciones relevantes igualmente durante la tumultuosa Baja Edad Media, caracterizada por las continuas luchas entre linajes nobiliarios y, por supuesto, siglos después, por el levantamiento Irmandiño.

De vital importancia para el desarrollo económico y cultural de A Limia en época medieval fue el hecho de por sus tierras discurría y discurre la Ruta de La Plata, además de vía de peregrinación a Santiago para quienes llegaban al encuentro del Apóstol desde el sur peninsular, importante arteria comercial que permitió el desarrollo de las poblaciónes establecidas en torno a ella.

El románico de la Comarca da Limia

Capiteles de la portada de San Pedro de BoadoPese a que dentro de los límites comarcales de A Limia, a diferencia de territorios vecinos, no encontramos fundaciones monásticas medievales relevantes, son muchas las pequeñas parroquias rurales que han sabido conservar en mayor o menor medida restos de sus primitivas construcciones románicas.

Con excepción de la parroquia de Santa Mariña, ubicada en la siempre pujante Xinzo, el resto de construcciones altomedievales de A Limia se caracterizan por su enorme sencillez arquitectónica, quedando conformadas la mayoría de ellas por una sola nave rematada en un único ábside que, por lo general en este territorio, presenta planta cuadrangular.

En cuanto a la datación de los templos se refiere, pese a los escasos testimonios en forma de fuentes que han llegado a nuestros días, puede extraerse que la mayoría son obra de finales del siglo XII y primeras décadas del XIII, no siendo por lo tanto de extrañar la proliferación de arcos que van apuntando su rosca anticipando un incipiente gótico.

Iglesia parroquial de Vilar de SantosAunque son numerosos los restos conservados, nos detendremos por su interés y por su buen estado de conservación en las siguientes iglesias:

Santa Mariña de Xinzo de Limia

La iglesia parroquial de Xinzo de Limia, bajo la advocación de la patrona del municipio Santa Mariña, es un edificio de origen medieval profundamente reformado en sucesivas campañas durante la Edad Moderna. Conocida popularmente como "igrexa vella" (iglesia vieja), sus orígenes podrían remontarse, a tenor de las excavaciones en ella practicadas, nada menos que a la octava centuria.

Santa Mariña de Xinzo de LimiaConsta de una única y amplia nave a la que abren a ambos costados distintas capillas sepulcrales. De época medieval, amén de los diferentes restos surgidos durante las campañas arqueológicas realizadas en los años noventa del siglo XX, es el hastial occidental; concretamente al cuerpo de arranque de la torre y a su portada, la cual consta de tres arquivoltas de medio punto que descansan sobre columnas rematadas en capiteles decorados con fórmulas vegetales y máscaras de arcaico aspecto.

Santo Tomé de Morgade

Santo Tomé de MorgadeContinuando en el Concello de Xinzo de Limia, la iglesia de Santo Tomé de Morgade, reedificada prácticamente en su totalidad en fecha moderna, conserva dos interesantes portadas de buena factura románica.

La principal, abierta en el muro de los pies, despliega cuatro arquivoltas de perfil apuntado que descansan sobre columnas acodilladas rematadas en capiteles vegetales culminados en ábacos geométricos. También a base de cadenetas geométricas incisas fueron las fórmulas ornamentales elegidas tanto para las dos arquivoltas exteriores como para el guardapolvo, éste último ornado a base de esquemáticas tetrapétalas inscritas en anillos secantes entre sí.

Más humilde aunque no por ello menos interesante es el ingreso norte: un sencillo vano adintelado perfilado por una arquivolta incisa con una fórmula ajedrezada bajo la cual, a modo de tímpano, fue trazada una sencilla roseta de cuyo botón central, parten siete rayos ondulantes conformando una espiral, motivo de más que probable inspiración celta adaptada por el cristianismo como símbolo solar.

San Pedro de Boado

Portada occidental de San Pedro de BoadoDe semejante factura a la de Morgade y muy probablemente obra de un mismo taller es la iglesia parroquial de San Pedro de Boado, en la que igualmente han llegado a nuestros días dos interesantes portadas herederas de su primitiva fábrica tardorrománica. La orientada al sur, de mayor sencillez, consta de un vano adintelado bajo un tímpano liso enmarcado por una arquivolta de medio punto ajedrezada.

Mucho más rica es la portada occidental, de tres arquivoltas ligeramente apuntadas y cuyas roscas, como en Morgade, fueron enriquecidas a base de distintos motivos geométricos incisos que, además, se prolongan más allá de los cimacios dando lugar a una interesante cenefa que recorre todo el hastial de los pies. Culmina la portada un sencillo tímpano calado a modo de cruz patada en forma de aspa.

Santo André de Piñeira Seca

Santo André de Piñeira SecaLa iglesia de Santo André de Piñeira Seca, también dentro de los límites municipales de Xinzo, vio como su cabecera fue sustituida por otra de factura más moderna con vistas a ampliar la nave y habilitar un mayor espacio a feligreses. Es por ello por lo que, de su primitiva fábrica románica, ha subsistido tan sólo el cuerpo de nave con sus dos portadas y una interesante colección de canecillos figurados entre los que reconocemos rostros humanos, representaciones zoomórficas y composiciones geométricas.

La portada principal, abierta a occidente, se compone de tres arquivoltas de medio punto de roscas botonadas que reposan sobre estilizadas columnas rematadas en capiteles de esquemática decoración incisa. Sobre el modesto vano adintelado se dispone un interesante tímpano en el que fueron labradas dos cruces flordelisadas flanqueando otra cruz patada central.

En el muro sur y junto al actual recinto cementerial, abre una segunda portada mucho más humilde cuya decoración se limita al tímpano, donde son reconocibles tres esquemáticas rosetas: a la izquierda una con decoración a base de anillos concéntricos, a la derecha una tetrapétala, y en el centro un disco de rayos ondulados de similares características al ya tratado tímpano de Morgade.
De origen románico, dentro del Concello de Xinzo, son también las iglesias de Santa María de Laroá, San Pedro de Solberia da Limia, San Xoan de Seoane y San Nicolao de Novas

Santo André de Guillamil

Portada sur de Santo André de GuillamilLa iglesia parroquial de Santo André de Guillamil es la única manifestación románica conservada en el pequeño concello rural de Rairiz de Veiga, situado a unos 10 kilómetros al oeste de Xinzo. Se trata de un modesto edificio ampliado en época gótica y barroca cuyos únicos testimonios de su pasado altomedieval se reducen a la colección de canecillos figurados bajo la cornisa y a su portada lateral sur.

La portada, bastante ahogada entre las tumbas ornamentales del pequeño cementerio local, dispone dos arquivoltas ligerísimamente apuntadas bajo un guardapolvo ajedrezado, recurso éste de lo más recurrente en el románico de A Limia, lo mismo que los dientes de sierra que ornan su rosca externa. El tímpano, sostenido por mochetas, se presenta desprovisto de decoración alguna, mientras que las columnas rematan en sencillos capiteles vegetales avolutados y cimacios con decoración en zigzag.

San Xoan de Vilar de Santos

Exterior de San Xoán de Vilar de SantosLa iglesia de San Xoan de Vilar de Santos, situada en la capital del concello de su mismo nombre después de que fuese trasladada piedra a piedra desde el lugar de Saa en los años sesenta, es una de las iglesias tardorrománicas mejor conservadas de A Limia. Dependiente de San Isidoro de León, perteneció también a la Orden Militar de Santiago.

Al exterior, llama la atención el monumental ventanal goticista que preside su cabecera, fruto de una segunda ampliación acometida en fecha bajomedieval. De su primitiva fábrica, es digna de destacar su portada occidental, de tres arquivoltas apuntadas cobijadas bajo un prominente guardapolvo ornamental. Descansan las roscas sobre columnas de perfil cilíndrico rematadas en capiteles decorados con toscas e ingenuas representaciones zoomórficas y antropomórficas. Sobre las columnas más internas y a modo de cariátides, fueron representadas dos figuras de cuerpo entero.

Detalle de la portada occidental de la parroquia de Vilar de SantosMucha mayor pureza de formas románicas presenta su ingreso norte, sobre cuyo vano adintelado voltean dos arquivoltas de medio medio abrazando un modesto tímpano en el que fue representado lo que parece ser un racimo. Sobre los capiteles se distinguen dos figuras de primitivo aspecto así como un mascarón.

Pese al traslado a la que fue sometida la edificación, ha perdurado también una interesante colección de canecillos, alguno de ellos de explícita temática erótica. Por último, al interior, son de destacar los capiteles animalísticos del arco triunfal, donde se percibe ya el incipiente gótico.

En el propio concello de Vilar de Santos, es también de origen románico la reformada iglesia parroquial de Santa María de Parada de Outeiro, con su interesante portada occidental.

Santa María de Couso da Limia

Santa María de Couso da Limia desde el noroesteEn el municipio de Sandiás, la iglesia románica de Santa María de Couso, reformada y ampliada en fecha tardía por la zona de la cabecera, conserva de su primitiva estructura la totalidad de la caja muraría de la nave rematada por su correspondiente cornisa de canecillos así como dos interesantes portadas.

La occidental, muy abocinada, despliega cuatro arquivoltas que descansan sobre columnas acodilladas culminadas en capiteles muy erosionados. La lateral sur, que en origen estaría protegida por un pórtico a juzgar por las ménsulas empotradas en el muro, presenta tres arquivoltas de medio punto con la recurrente decoración ajedrezada en sus roscas y de zigzag en sus cimacios, hoy bastante desfigurada por la gruesa capa de cal que le fue aplicada.

San Salvador de Vilar de Lebres

San Salvador de Vilar de LebresAl sur de Xinzo y perteneciente al Concello de Trasmiras, la iglesia de San Salvador de Vilar de Lebres conserva prácticamente íntegra su iglesia parroquial románica de una única nave rematada en cabecera cuadrangular. En el muro del testero abre un ventanal de medio punto sobre capiteles vegetales, mientras que en las cornisas subsisten prominentes canecillos decorados a base de rollos y mascarones.

De sus dos portadas, la meridional es un sencillo vano de medio punto dovelado, mientras que la occidental, considerablemente abocinada, presenta dos arquivoltas enriquecidas decoradas a base de puntas de clavo y fórmulas zigzagueantes que descansan sobre columnas de pronunciadas basas.

Santa María de Zos

Portada de Santa María de Zos, una de las más valiosas de la Comarca da LimiaTambién dentro de los límites municipales de Trasmiras, la iglesia de Santa María de Zos es probablemente la construcción románica más interesante de toda A Limia. Se trata de una construcción tardorrománica ampliada durante la Edad Moderna que, a excepción de la cabecera, se conserva prácticamente íntegra.

Estilísticamente, es en la portada de los pies donde se concentra el interés del conjunto. Presenta cuatro arquivoltas ricamente ornamentadas que descansan sobre columnas rematadas en capiteles labrados con motivos principalmente geométricos, y vegetales, siendo reconocible también en una de las jambas la silueta de un pelícano.

Las roscas de las arquivoltas de Santa María de Zos constituyen un magnífico compendio escultórico en el que encontramos varios de los repertorios decorativos que más éxito alcanzaron en el románico limiego: en el guardapolvo externo se adivina, bajo una moldura ondulada, cortos zarcillos de remate avolutado, fórmula que de nuevo encontramos sintetizada en la rosca interna.

La originalísima decoración del tímpano de la portada sur de ZosEn la arquivolta intermedia bajo tres bocelillos ornados a base de sogueado y dientes de sierra, fue desplegada una muy lograda cenefa a base de tallos entrelazados y trenzados. En los cimacios, los cuales se prolongan rebasando el umbral de la portada, encontramos carnosos tallos pareados de remate circular.

La portada sur, dovelada y mucho más sencilla, conserva tan sólo su tímpano, en el cual fue representado mediante una sencilla técnica incisa un complejo entramado geométrico a base de cordones anudados.

Santa María de Codosedo

La iglesia de Santa María de Codosedo, ubicada en el Concello de Sarreus, es quizás el templo más monumental de toda la comarca de A Limia. Iniciada en periodo románico, perteneció a la Orden Santiaguista, siendo posteriormente ampliada en sucesivas reformas que afectarían a la torre y a la cabecera.

La monumental iglesia de Santa María de Codosedo desde los piesConserva de su primitiva construcción buena parte de los muros perimetrales, en los cuales, pese a la adición de varios contrafuertes en fecha tardía, es perceptible el registro de arquillos ciegos que animaba las cornisas, un recurso más propio de otras regiones peninsulares pero que ni mucho menos es excepcional en Galicia. Llama la atención también la presencia de algunos canecillos de temática erótica.

La portada principal, de marcada austeridad, consta de tres arquivoltas lisas cuyas roscas se prolongan hasta ras de suelo, disponiéndose sobre el dintel un tímpano liso sostenido por mochetas geométricas. El ingreso lateral presenta dos arquivoltas con impostas ajedrezadas que apean sobre columnas y capiteles decorados a base de trazos geométricos.

Santa María de Perrelos

Santa María de Perrelos desde la cabeceraTambién en el Concello de Sarreus, la iglesia de Santa María de Perrelos es una encantadora construcción románica rural conservada prácticamente íntegra. Como la mayoría de templos de la zona, consta de una sola nave rematada en su consiguiente ábside de planta cuadrangular, en cuyo muro del testero abre un sencillo vano de medio punto perfilado en su contorno mediante una estrecha cenefa zigzagueante.

A los pies y algo castigada por la erosión, la portada principal consta de triple arquivolta ligeramente apuntada que descansa sobre columnas acodilladas culminadas en capiteles figurados.

San Xoán de Cortegada

San Xoán de CortegadaCompleta la nómina de edificaciones románicas del Concello de Sarreus la parroquia de San Xoán de Cortegada, prototípica construcción rural de una nave a la que abren sendas portadas románicas.

La lateral norte, considerablemente atosigada por una sacristía añadida en fecha reciente, presenta una única arquivolta doblada sustentada por columnas y un tímpano liso sobre mochetas figurativas.

La occidental, de doble arquivolta abotonada enmarcada por un guardapolvo ornamental, destaca por su tímpano, en el cual se distinguen una roseta solar, una cruz flordelisada y otra central de cuyos vástagos nacen cuatro pétalos.

Otros vestigios

Distintos restos románicos de menor relieve se conservan en los templos de Santa María de Covelas y San Cibriao de Nocedo, ambos en el Municipio de Os Blancos; en el de Santa María de Lodoselo en Sarreus; así como en el de Santiago de Rubias de Mixtós, enclavado en el municipio fronterizo de Calvos de Randín.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias